Nutrición y cáncer de mama: cómo llevar una dieta saludable

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Estilo de VidaSalud

Nutrición y cáncer de mama: cómo llevar una dieta saludable

Se recomienda mantener un peso saludable durante el tratamiento.

Mantener un peso saludable durante el tratamiento es clave para tener buenos resultados

Alcanzar y mantener un peso saludable es uno de los aspectos más importantes para cuidar su salud general, especialmente para prevenir o sobrellevar un cáncer, como es el de mama. En Costa Rica, 43 de cada 100.000  mujeres enfrentan cáncer de mama y un 27% de ellas está en edad productiva, pues tienen entre los 50 y 59 años.

De acuerdo con el Sloan Kettering Institute (SKI), brazo de investigación experimental del Centro Oncológico Memorial Sloan Kettering con sede en Nueva York, “las personas que han atravesado la menopausia y tienen sobrepeso o son obesas tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de mama. La investigación sugiere que aumentar mucho de peso durante su tratamiento contra el cáncer de mama o después de este puede incrementar tanto el riesgo de que regrese o de tener otros tipos de cáncer.”

Cómo hacer frente al aumento de peso después del diagnóstico y tratamiento. De acuerdo con el SKI, con frecuencia las personas aumentan de peso después del diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama. Hay muchos motivos por los cuales las personas pueden subir de peso durante el tratamiento o después de este, entre ellos:

  • Consumir demasiadas calorías
  • No mantenerse físicamente activo
  • Comenzar la menopausia de forma precoz
  • Tener depresión (fuerte sentimiento de tristeza) y ansiedad (fuerte sentimiento de preocupación o miedo)
  • Sentir más hambre que de costumbre debido a tomar esteroides que le recetaron
  • Comer por comodidad o para lidiar con las emociones
  • Comer más que lo habitual debido a los efectos secundarios del tratamiento, como la fatiga (sentirse más cansado que de costumbre) o las náuseas (una sensación de que va a vomitar)
Se recomienda mantener un peso saludable durante el tratamiento.

Para ello, recomiendan mantener un peso saludable durante el tratamiento. Estos son algunos consejos que brindan:

  • Elegir una dieta balanceada.
  • Haga ejercicio con regularidad.
  • Controlar el tamaño de las porciones.
  • Siempre poner la comida en un plato para que sepa la cantidad que come. No coma de un recipiente o de una bolsa.
  • Evite comer mientras mire televisión, durante el “tiempo de pantalla” (como revisar correos electrónicos o mirar una película) o mientras hable por teléfono.
  • Tomar 8 vasos (de 8 onzas o 236,6 ml) de líquidos al día. Elija agua u otras bebidas sin calorías, como la soda.
  • No tomar más de 1 taza de jugo de fruta por día. Es mejor comer la fruta entera que beber el jugo.
  • Incluir algo de grasa en su dieta es saludable y necesario

Además, atunes y sardinas la Sirena recoge información del Libro Blanco de los Omega 3 de la Fundación Puleva, el primer manual español que recoge las más recientes investigaciones científicas nacionales e internacionales sobre los ácidos grasos Omega 3 y oleico y su relación con la salud, que establece que el consumo habitual de ácidos grasos Omega 3 contribuye a prevenir el cáncer de mama, próstata y colon, según se recoge en el capítulo “Efectos anticancerígenos de los Omega 3”, realizado por el Dr. Francisco G. Muriana, Científico Titular del Instituto de la Grasa (CSIC) de Sevilla. Estos ácidos grasos se encuentran en pescados azules, como sardinas, atún, salmón y aceites como aceite de oliva.

La persona no tiene que cambiar su dieta de repente. Lo importante es recibir consejos por parte de un experto, quien le ayudará a fijar uno o dos objetivos cada semana. Los pequeños cambios se convierten en grandes resultados con el tiempo.

Una receta rica en nutrientes

Frijoles Colorados

Ingredientes: 4 latas de Sardina en aceite picante, 1 libra de frijoles rojos, 6 tomates, 1 taza de tomates pequeños, 4 dientes de ajo, 1 cebolla blanca picada, Sal y pimienta al gusto.

Preparación: Lavar los frijoles y dejar en remojo con agua desde un día antes de la preparación; esto ayudará a que estén suaves. Al día siguiente cocinar con sal, cebolla y ajo.

Dorar en un comal ya sea metálico o de barro o un sartén los tomates, ajo y cebolla, durante 5 minutos (tener cuidado de no quemar ningún ingrediente, así se evitará que se ponga amargo). Licuar todos estos ingredientes y pasar por un colador.

En una olla dorar la Sardina en aceite picante (en su mismo aceite, si se desea menos picante, quitar el chile de la lata).

Añadir los frijoles y cocinar durante 5 minutos. Dejar caer el recado sobre los frijoles con la Sardina en aceite picante La Sirena y cocinar a fuego suave durante 15 minutos. Verificar la sazón y colocar sal si fuera necesario. Acompañar con arroz blanco.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta