Medicamentos para el resfriado en los niños: ¿Cuál es el riesgo?

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Estilo de VidaSalud

Medicamentos para el resfriado en los niños: ¿Cuál es el riesgo?

Los líquidos como el agua, el jugo y el caldo pueden ayudar a hacer más acuosas las secreciones.

salud de los niños

Los medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado son la mejor forma de ayudar a un niño con resfriado a sentirse mejor, ¿cierto? Piénsalo otra vez. El Dr. Jay L. Hoecker, especialista en pediatría y médico emérito de Mayo Clinic en Rochester (Minnesota) brinda algunos consejos para estos casos.

¿Cuál es el problema con los medicamentos para tos y resfriado en los niños?

La función de los medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado es tratar esos síntomas, pero no tratan de manera eficaz la enfermedad escondida. Los estudios plantean que no se ha comprobado que estos medicamentos funcionen mejor que los medicamentos inactivos (placebo). Lo más importante aún es que estos medicamentos pueden tener efectos secundarios potencialmente graves, incluso sobredosis mortales, en niños menores de 2 años.

Excepto por los medicamentos que reducen la fiebre o alivian el dolor, no le des a un niño menor de 6 años ningún medicamento de venta libre para tratar la tos o el resfriado. Además, considere evitar usar esos medicamentos en los niños menores de 12 años.

¿Qué pasa con los antibióticos?

Los antibióticos sirven para combatir infecciones bacterianas, pero no tienen ningún efecto sobre los virus, que son los que causan los resfriados. Si su hijo tiene un resfriado, los antibióticos no lo ayudarán. Recuerde que cuanto más antibióticos consuma su hijo, más probable será que en el futuro se enferme con una infección resistente a los antibióticos.

¿Puede cualquier medicamento ayudar a tratar el resfriado común?

Los líquidos como el agua, el jugo y el caldo pueden ayudar a hacer más acuosas las secreciones.

Un analgésico de venta libre, como el paracetamol (acetaminofén, Tylenol y otros) o el ibuprofeno (Advil, Motrin infantil y otros), pueden reducir la fiebre y calmar el dolor de garganta. Sin embargo, recuerda que la fiebre generalmente es inofensiva y que el propósito principal de tratar a los niños es ayudarlos a sentirse mejor.

Si le da a su hijo un analgésico, sigue atentamente las instrucciones de dosificación. No le desacetaminofén a un niño menor de 3 meses de edad hasta que lo haya visto el médico. No de ibuprofeno a un niño menor de 6 meses ni a niños que estén vomitando constantemente o que estén deshidratados. Además, tenga cuidado con la aspirina.

¿Está bien darles codeína?

No. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos publicó una seria advertencia en contra de la codeína para tratar la tos y el dolor, así como del narcótico tramadol (Ultram) para tratar el dolor en niños menores de 12 años. La razón es que conllevan posibles efectos secundarios graves, como respiración lenta o laboriosa.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a sentirse mejor?

Para ayudar a su hijo cuando tiene tos o resfriado:

Ofrézcale líquidos. Los líquidos como el agua, el jugo y el caldo pueden ayudar a hacer más acuosas las secreciones. Los líquidos calientes, como el té o el caldo de pollo, pueden tener un efecto calmante, mejorar el flujo del moco nasal y aflojar las secreciones respiratorias.

Use un humidificador de vapor frío. Puede ayudar a que se estrechen los pasajes nasales y a aflojar las secreciones nasales.

Utilice una perilla de succión. Use este dispositivo en un bebé o un niño pequeño para sacar las secreciones de la nariz.

Use solución salina para la nariz. La solución salina de venta libre puede ayudar a mantener los pasajes nasales húmedos. Con los niños más pequeños, use las gotas nasales de solución salina; con los niños más grandes, use un espray de solución salina nasal o una irrigación nasal con solución salina.

Ofrézcale comida y bebida fría o congelada. El helado, las paletas heladas de fruta, el hielo y las bebidas frías pueden venir muy bien cuando la garganta está irritada.

Anímelos a hacer gárgaras con agua salada. Los niños de 6 años en adelante pueden hacer gárgaras con agua salada para aliviar el dolor de garganta.

Ofrézcale caramelos duros. Los niños de 5 años en adelante pueden chupar caramelos duros para encontrar alivio. Los caramelos duros son tan eficaces como las pastillas medicadas para la garganta y tienen menos probabilidad de causar efectos dañinos. No obstante, los caramelos duros presentan el peligro de atragantamiento y, por ello, no son recomendables para niños más pequeños.

¿Cuál es la mejor forma de prevenir el resfriado común?

Para ayudar a sus hijos a mantenerse sanos se recomienda:

Manténgalos limpios. Enséñales a lavarse muy bien las manos y a hacerlo con frecuencia. En caso de que no tengan disponible agua y jabón, dales un desinfectante de manos a base de alcohol o toallitas húmedas. De igual manera, manténga limpios sus juguetes y las superficies comunes de la casa.

Haga que se cubran la boca. Enséñales a todos los miembros de la familia a toser y estornudar en un pañuelo desechable, que luego se arroja en la basura. Cuando no haya un pañuelo desechable al alcance, enséñales a toser o estornudar en la parte interna del codo.

Aléjense de los resfriados. Siempre que sea posible, ayuda o anima a tus hijos a evitar el contacto cercano con todo aquel que esté resfriado.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta