¿Es realmente efectiva la dieta cetogénica?

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Estilo de Vida

¿Es realmente efectiva la dieta cetogénica?

Carne y ensalada en la dieta.

Esta dieta sin carbohidratos puede ser una gran ayuda para bajar de peso, pero debe ser guiada por un profesional.

Probablemente usted ha escuchado hablar de las dietas cetogénicas, esas en las que se consume mucha proteína y casi nada o nada de carbohidratos (comidas como arroz, frijoles, papas, maíz, pan, tortillas, entre otros). Sin embargo, hay muchos mitos alrededor de este sistema para bajar de peso. Por eso, lo más importante es consultar a los especialistas sobre quiénes pueden o no hacer esta dieta.

De acuerdo con Mauricio Barahona, médico especialista en nutriología clínica y director del Instituto Costarricense del Metabolismo (ICOMET), explica que esta es una dieta que activa la cetosis, lo que implica un cambio en el metabolismo en el cuerpo cuando estamos en ayuno. Y cuando estamos en ayuno el cuerpo usa sus reservas de energía, que están en la grasa y el músculo.

“En esta dieta se proporciona al cuerpo proteínas, pero sin carbohidratos y con poca grasa, y el hígado cree que estamos en ayuno porque no le damos carbohidratos o azúcar. Es una dieta para el tratamiento de gente con sobrepeso y obesidad, también se usa para tratar padecimientos como autismo, asperger o hígado graso”, añade el especialista.

Como es algo que implica abandonar muchas de las comidas más tradicionales en nuestros países, es importante tener claro que no es una dieta para toda la vida, es muy específica para tratar el sobrepeso de manera rápida y debe ser bajo estricta supervisión médica. Por ejemplo, las personas con infartos o problemas del corazón, del hígado o el riñón no son candidatas para este método.

Algunas dietas que se basan solo en proteína y grasa no son muy efectivas, pues la verdadera dieta cetogénica hace que la gente mejore sus hábitos alimenticios. Primero se hace la dieta sin carbohidratos por el tiempo que sea necesario, y una vez que alcanza el peso deseado, pasa a una dieta de transición en la que la persona debe tener hábitos alimenticios más saludables y sostenibles para que mantenga la salud y la condición física.

Para tomar en cuenta

El especialista en nutrición añade que como se trata de dietas de menos de 1.000 calorías diarias pueden generar deficiencias nutricionales de vitaminas y se puede perder músculo. Además, si son altas en grasas pueden generar trastornos digestivos.

Carne y ensalada en la dieta.

10 mitos y verdades frecuentes sobre este tema.

Mito 1. La cetosis es peligrosa

La cetosis es un proceso metabólico natural que, bajo supervisión médica, favorece la rápida pérdida de peso. No se debe confundir con la cetoacidosis, enfermedad relacionada al exceso de ácidos y cuerpos cetónicos en la sangre. Los cuerpos cetónicos son compuestos químicos producidos por cetogénesis (proceso por el cual las grasas de cuerpo son utilizadas como fuente de energía).

Mito 2. Una dieta cetogénica sólo sirve para bajar de peso

Se ha demostrado que este tipo de dietas son efectivas para tratar la epilepsia, autismo y otras enfermedades neurodegenerativas.

Mito 3. Toda dieta “keto” sirve para perder peso y es saludable

Existen muchos tipos de dieta que provocan la cetosis, no todas son efectivas ni seguras. Por ejemplo una dieta hiperproteica (alta en proteínas) puede causar sobrecargas en el organismo, mientras que una dieta alta en grasas puede llevar a problemas cardiovasculares y de colesterol. Por eso, la supervisión médica es trascendental, como es el caso del Método Pnk, que se basa en un cetosis responsable con la asesoría de un equipo multidisciplinar.

Mito 4. Las dietas cetogénicas no son saludables

Bajo control médico y seguimiento, perder peso utilizando dietas cetogénicas bajas en grasas es saludable y sus resultados son óptimos a corto y largo plazo.

Mito 5. Con la dieta cetogénica se pierde músculo

Estudios demuestran que las dietas cetogénicas bajas en grasa como el Método Pnk, no sólo reducen peso de forma efectiva, sino que el 90% del peso perdido es grasa, conservando la masa muscular.

Mito 6. La dieta cetogénica puede dañar el riñón o el hígado

Utilizar protocolos de dietas cetógenicas bajo control médico, más bien reducen el hígado graso, lo que contribuye a la recuperación de las funciones y capacidades de este órgano.

Mito 7. La dieta cetogénica es una moda

La dieta cetogénica se utiliza desde 1921 y en 1971, el prof. Blackburn, le brindó fundamento científico. Para 1974, médicos norteamericanos empezaron a utilizarla. Por tanto, cuenta con casi 100 años de historia y más de 40 años como tratamiento.

Mito 8. En las dietas cetogénicas, se pasa hambre

Al cabo de 48 a 72 hrs de no ingerir carbohidratos, el cuerpo inicia un proceso en el cual utilizar la energía almacenada en sus reservas de grasa. Esto, además de generar efectos euforizantes, evita la sensación de hambre.

Mito 9. No se necesita médico para una cetosis segura y eficaz

La cetosis es un proceso fisiológico que requiere supervisión multidisciplinaria y evaluación médica para perder peso a base de grasa y no del músculo, y que el resultado se sostenga en el largo plazo.

Mito 10. Con las dietas Keto se logra lo mismo que con una cetosis PnK

Pese a su popularidad, las dietas Keto son planes de alimentación altos en grasas o proteínas. Esto no permite bajar de peso saludablemente y en algunos casos provoca un estancamiento en la pérdida de peso. Por el contrario, una cetosis bajo supervisión médica, muy baja en grasas y consumiendo proteína de alto valor biológico, permite perder peso en grasa, proteger el músculo y evitar el efecto rebote.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja un comentario