Enfermedades inflamatorias generan comúnmente falsos negativos en el diagnóstico

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Estilo de VidaSalud

Enfermedades inflamatorias generan comúnmente falsos negativos en el diagnóstico

La apendicitis se presenta con un fuerte dolor abdominal, cuya evolución y características ayudan al diagnóstico.

Esta enfermedad afecta a aproximadamente 6,8 millones de personas en el mundo, y en América Latina y el Caribe la prevalencia va en aumento, de 28,1 casos en 1990 a 33,7 casos por cada 100.000 personas en el 2017

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) es crónica, de considerable incidencia y prevalencia, y su naturaleza duradera, así como la gravedad de sus síntomas, tienen un fuerte impacto en la vida de quienes la padecen, afectando su estado físico y psicológico, impidiéndoles en muchas ocasiones llevar a cabo su vida diaria.

Esta enfermedad afecta a aproximadamente 6,8 millones de personas en el mundo, y en América Latina y el Caribe la prevalencia va en aumento, de 28,1 casos en 1990 a 33,7 casos por cada 100.000 personas en el 2017.

“La enfermedad inflamatoria como tal, es un nombre general, una sombrilla que cubre algunos diagnósticos que nosotros le llamamos colitis ulcerativa, que en Costa Rica a veces se conoce como CUCI, y tenemos la enfermedad de Crohn, de igual forma tenemos algunas que se llaman colitis indeterminadas o colitis inclasificables que son cuando tenemos un punto medio entre colitis ulcerativa y enfermedad de Crohn donde no se puede hacer una diferenciación clara. Son enfermedades inmunológicas, donde el sistema inmunológico se ataca a si mismo a nivel de tracto gastrointestinal”, explica el Dr. Kenneth Ernest, especialista en Gastroenterología, Hepatología y Endoscopía.

Detonantes de la enfermedad

 El médico asegura que el detonante de la enfermedad aún no está claro, sin embargo, asegura que “influye una predisposición genética o la influencia del ambiente, o sea a veces tiene peso el hecho de que si el paciente nació por cesaría o por vía vaginal, que, tomo leche materna o no, cuantos antibióticos a utilizado en la vida, etc, pero no se han observado que sean factores de riesgo”.

“Pacientes que fuman pueden tener cierto grado de factor de riesgo y por supuesto la dieta es un factor muy importante, comida muy procesada, pocas frutas y vegetales pueden predisponer a que esto ocurra, pero, no existe un punto o un detonante especifico que se haya determinado”, añade

Entre los síntomas están la diarrea crónica, sangrado, fatiga crónica, anemia, pérdida de peso y dolor abdominal. También se pueden manifestar los llamados “Compromisos extraintestinales”, donde el paciente tiene la enfermedad inmunológica en el intestino, pero pueden afectar las articulaciones, piel, ojos e hígado.

“Algunas o la gran mayoría se asocian al grado de la actividad de la enfermedad, o sea que se manifiestan cuando la enfermedad está activa y usualmente en muchos pacientes al controlar la enfermedad también se controlan estas señales”, manifiesta el doctor.

En otros casos, el tener un padecimiento inflamatorio intestinal puede predisponer a la persona a tener otras enfermedades anti inmunes, como psoriasis, artritis reumatoide, lupus, entre otras.

Los gastroenterólogos son las personas indicadas para hacer el diagnostico de las enfermedades inflamatorias gastrointestinales.

Diagnóstico complicado

A veces tras muchos exámenes cuesta llegar a un diagnóstico preciso.

“El diagnóstico de la enfermedad inflamatoria es difícil porque tenemos que tomar en cuenta: el cuadro clínico, saber que síntomas tiene el paciente, tenemos que tomar en cuenta los estudios endoscópicos, llámese gastroscopia y colonoscopía, que el paciente tenga estudios del intestino delgado, estudio radiológicos e inclusive en algunos casos hacerse un tac o una resonancia y las biopsias”. “Tenemos que descartar enfermedades infecciosas que se pueden parecer a la enfermedad inflamatoria y no ser enfermedad inflamatoria, el diagnóstico es lo que nosotros llamamos clínico radiológico endoscópico patológico. Siempre le digo a mis pacientes que es como ser un detective, hay que ir como buscando pistas para unir y sustentar un diagnóstico y no en todos los pacientes lo logramos de buenas a primeras”, explica el Dr. Kenneth Ernest.

“Siempre tenemos la sospecha, la cuestión es que hay infecciones intestinales que le pueden dar hallazgos y síntomas iguales, que le pueden dar diarrea con sangre crónica e inflamación del intestino, pero entonces ahí son estudios adicionales que nos ayudan a ir descartando o no”, agrega el especialista.

Los gastroenterólogos son las personas indicadas para hacer el diagnostico de las enfermedades inflamatorias gastrointestinales. “En Costa Rica tenemos una alta tasa de sospecha de pensar en la enfermedad inflamatoria, por lo que le damos un continuo seguimiento a nuestros pacientes”, dije el doctor.

Es por eso que el médico recomienda a sus pacientes, que si tienen síntomas como diarrea crónica que no han mejorado con sangrados intermitentes, es mejor que asistan donde un especialista.

Consejos para tener una vida normal

 1.No abandonar el control, es una recomendación inicial, aunque el paciente se sienta en perfecto estado.

2. La adherencia del tratamiento.

3. Comer lo menos procesado posible, ingerir la mayor cantidad de frutas, vegetales garantiza que haya una mejor salud intestinal en general y esa recomendación es para todo el mundo, no solo para los que tengan la enfermedad inflamatoria.

4. Buscar no solo apoyo médico, si no también emocional, familiar y educarse de la enfermedad, porque los pacientes son dueños de su enfermedad, yo soy un vehículo para que ellos estén bien, pero son ellos los que deben llevar el control.

5. Además, la identificación temprana de un brote porque el peligro inicia desde que se activa la enfermedad, por ejemplo, es como un incendio que empieza como una llama pequeñita y se puede hacer gigante lo que podría llevar a que la persona termine internada, operada o en cuidados intensivos.

el autorSusana Ruiz
susana@vidayexito.net

Deja una respuesta