Eliud Kipchoge corre una maratón en menos de dos horas

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DeportesEstilo de Vida

Eliud Kipchoge corre una maratón en menos de dos horas

Eliud Kipchoge corre la distancia de maratón en 1:59:40.

Con un gran despliegue de mercadeo y ante miles de espectadores en el parque Prater de Viena, el atleta logra romper el récord en la competencia madre del atletismo.

Este sábado, el atleta más legendario, Eliud Kipchoge, rompió la barrera más legendaria, las dos horas, en la distancia más legendaria, el maratón. Es el primer humano que hizo lo imposible, un hombre voló en el parque Prater de Viena, y detrás su halo comercial de Nike, la impresión de que tan ímprobo esfuerzo sólo servirá para vender zapatillas Nike.

Eliud Kipchoge corre la distancia de maratón en 1:59:40.

Pese a la envergadura de lo conseguido y su importancia para un deporte necesitado de hitos, el tiempo de Kipchoge (1:59:40) no sólo será un registro fuera de los récords mundiales de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) si no que por la ambición de Nike podría incluso ponerse en duda: finalmente ningún organismo certificó que corriera exactamente 42 kilómetros y 195 metros.

Con medio millón de espectadores siguiéndolo por Youtube y muchísimos más a través de varios canales de televisión de todo el mundo, Kipchoge mantuvo un ritmo constante durante todo el maratón. Cada kilómetro, dos minutos y 50 segundos; como mucho dos segundos más rápido, como mucho dos segundos más lento. Incasable, impasible. Hasta el kilómetro 35 ni tan siquiera abrió la boca, a partir del kilómetro 40 empezó a sonreír y ya al final incluso se permitió levantar los brazos para animar al público presente en Viena. Ayudado en todo momento por un auto y 41 conejos que le marcaban el ritmo y le paraban el viento, el vigente campeón olímpico y plusmarquista mundial de la distancia no desfalleció lo más mínimo.

Sprint final

Mientras hace dos años, en el anterior experimento de Nike, organizado en el circuito de Monza, Italia, Kipchoge bajó el ritmo en los últimos compases y se quedó a 26 segundos de cumplir con el reto, esta vez se mantuvo constante en los kilómetros finales y, es más, cruzó la meta al sprint, a toda velocidad. Al hacerlo, se abrazó a su entrenador, Patrick Sang, fue aupado por los corredores que habían ejercido de conejos, se hizo con una bandera de Kenia y se marcó incluso un par de aceleraciones más para celebrarlo con los aficionados que se habían reunido en la meta. Su mujer, Grace Sugutt, y sus tres hijos observaban la alegría de Kipchoge de lejos esperando a que acabara todo el mundo de felicitarlo para poder acercarse a él.

“Me siento bien. Es un momento muy importante en la historia del deporte. Han pasado 65 años desde que el ser humano rompiera la primera barrera y era el momento de repetirlo. Estoy feliz por haber sido el primer humano en bajar de las dos horas. El ser humano no tiene límites. Espero no ser el último en conseguirlo”, comentaba Kipchoge poco después de cruzar la meta, sin perder un segundo el aliento pese al esfuerzo.

Calzado milagroso

Eliud Kipchoge con las zapatillas Nike que usó en el reto.

En los próximos días su gesta multiplicará su repercusión gracias a las campañas de Nike y será merecidamente aplaudida, pero igualmente habrá que esperar a que algún corredor, quizá el propio Kipchoge, quizá Kenenisa Bekele, quizá un joven dentro de 10 años, rompan oficialmente la barrera de las dos horas en maratón.

Eliud Kipchoge estrenó un prototipo especial de zapatillas para lograr el hito de bajar de las dos horas en 42.195 metros. El keniano se presentó en Viena con un modelo evolucionadísimo, y nunca visto hasta ahora, de las Nike ZoomX Vaporfly Next%, el tipo de calzado, con espuma especial y placa de fibra de carbono, que revolucionó las carreras de fondo desde que el keniano hiciera el reto Breaking 2 de Monza en abril 2017. Aquellas fueron las Vaporfly 4%, luego llegaron las Next%, que es la que llevaban las liebres de Kipchoge. Esas tenían una espuma especial en el talón, que da estabilidad en el tendón de Aquiles y a la vez producen un mayor retorno energético, en parte gracias a su buena reactividad. También tienden a colocar bien el apoyo del corredor. Nike anunció que el modelo usado por Kipchoge es “una versión inédita y actualizada de estas, todavía en fase de prueba”.

Fuente: El Mundo y As

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Leave a Reply