El chocolate es el nuevo quemagrasas

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Estilo de Vida

El chocolate es el nuevo quemagrasas

Un estudio realizado por investigadores españoles muestra que su consumo de forma regulada y en determinados momentos ayuda al cuerpo a quemar grasa y a disminuir los niveles de azúcar en sangre.

Comer una cantidad determinada de chocolate durante un período limitado de tiempo por la mañana, al contrario de lo que parece, no solo no supone un aumento de peso, sino que puede ayudar al cuerpo a quemar grasa y disminuir los niveles de azúcar en sangre.

Lo asegura un estudio en « The FASEB Journal» que ha analizado los diferentes efectos de comer chocolate con leche en diferentes momentos del día.

Y las conclusiones son claras. «Tomar chocolate por la mañana o por la tarde / noche produce efectos diferenciales sobre el hambre y el apetito, la oxidación, la glucosa en ayunas, la microbiota (composición y función) y los ritmos de sueño y temperatura. Los resultados destacan que el ‘cuándo’ comemos es un factor relevante a considerar en el equilibrio energético y el metabolismo», escriben los autores del trabajo de la Universidad de Murcia.

En colaboraron con investigadores del Hospital Brigham and Women’s de Boston (EE.UU.), , llevaron a cabo un ensayo cruzado, controlado y aleatorizado de 19 mujeres posmenopáusicas que consumieron 100 g de chocolate por la mañana (una hora después de despertarse) o por la noche (una hora antes de acostarse).

Los expertos compararon el aumento de peso y muchas otras medidas con la ausencia de ingesta de chocolate.

Y los resultados mostraron que la ingesta de chocolate por la mañana o por la noche no produjo aumento de peso; que comer chocolate por la mañana o por la noche puede influir en el hambre y el apetito, la composición de la microbiota, o el sueño; que una ingesta elevada de chocolate durante las horas de la mañana podría ayudar a quemar grasas y reducir los niveles de glucosa en sangre, y que tomar chocolate de la tarde / noche alteró el metabolismo del reposo y el ejercicio de la mañana siguiente .

«Nuestros hallazgos destacan que no solo ‘qué’ sino también ‘cuándo’ comemos pueden afectar los mecanismos fisiológicos involucrados en la regulación del peso corporal», señala Frank AJL Scheer.

«Nuestras voluntarias no aumentaron de peso a pesar del aumento de la ingesta calórica. Los resultados muestran que el chocolate redujo la ingesta de energía, consistente con la reducción observada en el hambre, el apetito y el deseo por los dulces que se mostró en estudios anteriores», señala Marta Garaulet.

Fuente: ABC

el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta