¿Depresión y ansiedad en las mascotas durante la cuarentena?

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Estilo de VidaSalud

¿Depresión y ansiedad en las mascotas durante la cuarentena?

Tener un perro puede inducir a sus propietarios a salir, moverse y jugar regularmente con el animal.

Experta brinda consejos para cuidar la salud física y emocional.

Sin duda la época de cuarentena ha cambiado la rutina de los hogares y como consecuencia la de las mascotas, especialmente de las que viven en casas pequeñas o que habitan con muchas personas. Estos cambios en los hábitos de vida, ocio y alimentación que están sufriendo las mascotas, desde hace más cuatro meses, pueden provocar cuadros de ansiedad o depresión que no deben ser ignorados por sus dueños.

Renata Silveira, doctora en medicina veterinaria y Pet Partnership Manager de Nestlé Purina, afirma que en el caso de los perros “para reaccionar a tiempo y hacer más llevadera la convivencia en casa, es fundamental vigilar signos de aburrimiento como las travesuras, los ladridos excesivos, la masticación, los arañazos y la búsqueda de atención”.

La experta también menciona otras señales importantes como: la pérdida de apetito o por el contrario el pedir comida frecuentemente, las lamidas excesivas, correr en círculos o esconderse, morder o estar notablemente más agresivos.

En relación a cómo ayudar a evitar la ansiedad o la depresión en los perros. Silveira explica que es fundamental mantener la rutina diaria lo más similar posible al tiempo antes de cuarentena. Para lograrlo lo básico es ofrecer la misma cantidad de comida y a su hora habitual, dejarlos solos en espacios seguros dentro del hogar por un tiempo -alejados de estímulos- para que puedan descansar, respetar el tiempo diario para la actividad física y ofrecer mucha agua fresca para garantizar su hidratación.

Además, sin necesidad de salir a lugares públicos, realizar juegos como la búsqueda de personas o snacks dentro de la casa, para motivar su olfato, oído y gusto. Jugar a tirar la pelota para que el perro la traiga de vuelta o incluso realizar paseos cortos en el jardín o en áreas alrededor de casa.

Por su parte, la mayoría de los gatos están acostumbrados a pasar solos durante horas y los cambios en la rutina de hogar les pueden hacer sentir pérdida de control sobre su territorio. Algunos signos importantes en el cambio de comportamiento en los gatos y que pueden estar relacionados al estrés son: la huida, la inmovilidad, la hipervigilancia, la agresividad, el aumento o la disminución del autolavado, la búsqueda de atención, la hiperactividad, los cambios en el apetito, el hacer sus necesidades fuera de la bandeja, el aumento o el descenso de horas de sueño o el mantenerse durante mucho tiempo en una postura agazapada.

A los gatos se les puede ayudar a reducir el estrés con acciones sencillas como: respetar su soledad.

A los gatos se les puede ayudar a reducir el estrés con acciones sencillas como: respetar su soledad, dejar una habitación vacía para que pueda estar tranquilo -como lo estaría en un día habitual-, construirle una zona de refugio donde pueda ocultarse y no tocarlo si identificamos que se encuentra nervioso o no lo pide.

Para los felinos, la especialista en veterinaria recomienda también establecer una rutina de juegos con horarios definidos. Por ejemplo, con una bola de lana o cuerdas para hacerlo correr, gastar energías y agudizar sus reflejos.

¿Cuándo es realmente necesario llevar mi mascota al veterinario?

Una emergencia veterinaria es aquella situación que requiere atención inmediata. De acuerdo con Renata Silveira, doctora en medicina veterinaria y Pet Partnership Manager de Nestlé Purina, estos son ejemplos de situaciones que no pueden pasar desapercibidas ni atenderse en casa:

  • Cuadros de diarrea o vómitos súbitos.
  • No hacer sus necesidades como comúnmente las hace.
  • Presentar estado de inconsciencia, demasiada excitación o anorexia -no comer-.
  • Dificultad para moverse.

“Estas son las emergencias más comunes que tenemos con las mascotas y que requieren atención veterinaria. Sin embargo, la recomendación es siempre llamar al veterinario, comentar sobre la conducta de la mascota y consultar los pasos a seguir”, añade Silveira.

Además, la experta explica que los animales son muy sensitivos y si las personas de la casa se encuentran estresadas o deprimidas es muy probable que las mascotas también lo estén. Por lo que, antes de tratar de reducir el estrés, la depresión o la ansiedad de una mascota, es importante vigilar el estado de ánimo de las personas de la familia.

Por último, con el objetivo de ayudar a los dueños de mascotas a reaccionar oportunamente en casos de emergencia, en el sitio web de Purina se habilitó un buscador veterinario permite conocer la ubicación de los veterinarios cercanos que están atendiendo ya sea vía online o telefónica, con visitas a domicilio o programadas en clínicas.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja un comentario