• abril 18, 2022

Daniela Boza promueve la buena nutrición

Daniela Boza promueve la buena nutrición

A sus 29 años, ejerce en su consulta privada, es docente, estudia su segunda maestría y comparte desde las redes sociales consejos nutricionales.

Por Milagros Sánchez Pinell

Durante sus estudios universitarios de medicina, la doctora Daniela Boza se perfiló como pediatra, pero su estilo de vida saludable la llevó por el camino de la nutrición, una especialidad que la llena de mucha satisfacción.

Se graduó de médico en la Universidad Americana (UAM) en Nicaragua, como resultado de su pasión, a temprana edad, por el estudio de la ciencia, la química y la biología.

Actualmente tiene su consulta privada como médico nutrióloga en Managua, Nicaragua, donde a sus pacientes les evalúa su estado nutricional, les elabora un plan de tratamiento dieto terapéutico, y les da seguimiento y orientación alimentaria.

Además, es docente de postgrado para médicos. Específicamente imparte el módulo de nutrición en el postgrado de cardiopatía isquémica, en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), en Managua.

Su interés por adoptar un estilo de vida saludable, la motivó a realizar un máster en Nutrición Clínica en la Universidad de Barcelona.

“La nutrición clínica llegó a mi vida como una bonita casualidad. Los últimos años de mi vida empecé a adoptar un estilo de vida saludable y a interesarme por el estudio de la nutrición como una forma de prevención e incluso como tratamiento de algunas enfermedades. Luego de meditarlo durante un tiempo decidí que quería cambiar de planes y seguir el camino que me movía en ese momento y hoy en día estoy muy contenta con mi elección. Los sueños y sus significados cambian”, manifestó sobre el cambio de rumbo en su especialización.

Pasión por la medicina

Para la doctora Boza, ser médico más que una profesión es una pasión que la hace sentir viva. “Yo pienso que la medicina te elige a vos, y es algo de lo que me siento completamente honrada. Mi compromiso siempre será el servicio a mis pacientes”.

Sobre sus años de estudiante, recordó que, para alcanzar su meta, tuvo que lidiar con el desvelo. Sin embargo, estaba clara que es parte de la dinámica de los médicos en formación ya sea por las largas horas de estudio o por las guardias nocturnas.

“Partiendo de que el sueño es una de las necesidades básicas del ser humano es algo difícil de sobrellevar. Pero esta práctica es necesaria y muy valiosa ya que el médico tiene que estar preparado para poder trabajar bajo cualquier tipo de circunstancia, incluso si eso significa llevar su cuerpo al límite”, expresó.

Por otro lado, su trayectoria como médico ha estado marcada por la consulta médica y puestos administrativos. Al graduarse trabajó como coordinadora académica de la Facultad de Medicina de la Universidad Internacional para el Desarrollo Sostenible (UNIDES).

“Esta experiencia me dejó grandes enseñanzas en el área médica administrativa ya que mis funciones eran planeación y programación de cursos, gestiones hospitalarias y resolución de problemas de docentes y alumnos. Posteriormente trabajé en instituciones privadas donde, además de dar consultas médicas, también administraba las clínicas”, indicó.

Sobre su trabajo como docente en la UNAN Managua, reconoce que es un gran compromiso ser parte de la formación académica de otros médicos y a su vez es una motivación para seguir estudiando y para dar lo mejor en cada sesión de clases.

“La docencia está estrechamente ligada con la vocación de servicio y forma parte de la práctica de muchos médicos. Para mí ser docente es experimentar una gran satisfacción y orgullo al ver cómo los alumnos se interesan por aprender y ser parte de sus progresos”, dijo.

En cuanto a su experiencia en la consulta privada, admite que en un inicio tuvo temor de dar el paso porque solamente había trabajado en instituciones ya establecidas que le daban una sensación de seguridad.

Sin embargo, tomó el riesgo y hoy en día considera que fue la mejor decisión porque le permite organizar mejor su tiempo y enfocarse simultáneamente en otros proyectos.

“Para iniciar la consulta privada hay que pasar por un proceso de darse a conocer para llegar a tener el flujo de pacientes deseado. En ese momento sentía que dejaba un lugar seguro para tirarme al vacío de lo desconocido, pero siempre he pensado que la valentía está en hacer las cosas aun con miedo”, manifestó la joven doctora.

Presencia en instagram

Hoy en día estudia un segundo máster en la Universidad de Barcelona. Esta vez en Salud Pública que es el área de la medicina que se encarga de incrementar la eficiencia y efectividad de los sistemas de salud e incrementar el acceso de la población a estos.

Además, incrementa la vigilancia, la regulación y la promoción de la salud y prevención de las enfermedades.

“Se conjuga con mi actual especialización en el área de malnutrición. Este término se refiere a las carencias, los excesos y los desequilibrios de la ingesta calórica y de nutrientes que ocasionan tanto desnutrición como obesidad, dos grandes problemas de salud pública a escala mundial que aumentan la morbimortalidad de la población y cuya esencia es multifactorial e incluye aspectos biológicos, sociales, culturales y socioeconómicos”, dijo. 

Y como toda joven, la doctora Boza también hace uso de su cuenta en Instagram: @dra.danielaboza para compartir información médica y nutricional basada en evidencias científicas que ayudan a contrarrestar mitos, creencias y desinformación alrededor de la alimentación.

Un punto importante en la vida de esta profesional con varias facetas es estar enfocada en sus metas para poder llevar a cabo todas sus actividades.

“A pesar de que en este momento estoy haciendo varias cosas a la vez, estoy en desacuerdo con la filosofía de que mientras más te sacrifiques más exitoso serás. Considero que el descanso y el compartir con los seres queridos son igual de importantes que la vida laboral. Sí pienso que hay etapas, como la que estoy viviendo, en donde las responsabilidades eventualmente se irán liberando poco a poco ya que planeo en el futuro enfocarme principalmente en la consulta”, dijo.

Ya para concluir, la especialista compartió para Vida y Éxito su infaltable consejo de salud: “hay que realizar actividad física”.

“Desde el cazador recolector hace más de cuarenta mil años, nuestra herencia genética prácticamente sigue sin evolucionar. Nuestro cuerpo está diseñado para moverse. El sedentarismo es factor de riesgo para muchas enfermedades y un problema de salud pública”, concluyó.

Etiquetas: medicina / Nicaragua / nutricionista / Roaring 20 / Salud

Recomendaciones sobre este tema

Sobrevivientes de cáncer de mama y mujeres con hijos con discapacidad reciben talleres de arte terapéutico en Nicaragua

Sobrevivientes de cáncer de mama y mujeres con hijos con discapacidad reciben talleres de arte terapéutico en Nicaragua

Llegan al Centro de Arte de la FOG/Banpro con entusiasmo a recibir sus clases, con el anhelo de…
La Estufa de Estefanía Argeñal

La Estufa de Estefanía Argeñal

Empezó su negocio en la cocina de sus padres y en julio abrirá su primera pastelería, donde ofrecerá…
Nueva exhibición de arte contemporáneo en Nicaragua

Nueva exhibición de arte contemporáneo en Nicaragua

La muestra reúne trabajos de 36 artistas del istmo centroamericano.