¿Cuál es el mejor horario para bañarse?

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Estilo de VidaSalud

¿Cuál es el mejor horario para bañarse?

El estudio aseguró que centrarse en sí mismo es otro de los grandes beneficios.

Tanto en la mañana como en la noche la ducha además de ser necesaria, tiene múltiples beneficios como activar conexiones cerebrales

Levantarse e ir directo a tomar una ducha es la costumbre de la mayoría de las personas, muchas necesitan bañarse temprano para despertarse y llenarse de energía. Mientras, otras tienen prefieren hacerlo antes de acostarse para relajarse. Lo cierto es que ducharse es un acto necesario para higienizar el cuerpo todos los días.

Pero, ¿cuál es el mejor momento para bañarse?

Si una persona decide ducharse por la mañana, se sentirá relajada pero con la creatividad en auge. Por ende, si padece estrés o ansiedad en el trabajo, una ducha matutina podría aportar todos estos beneficios. Ahora, si la persona es más nocturna también existen beneficios para la calidad de sueño, ya que es una manera de relajarse y liberar tensión muscular lo que contribuiría a un buen dormir, informa El Salvador.com

De acuerdo a una investigación realizada por el neurólogo Marcus Raichle, publicada en la revista Investigación y Ciencia, en ambos horarios la ducha además de ser necesaria, tiene múltiples beneficios como activar conexiones cerebrales.

“La red neuronal es una parte del cerebro que se activa cuando la persona se desconecta de su rutina y logra unir la información recibida del exterior con los datos almacenados en la mente. Se llega así a un estado de atención descentralizada que favorece la aparición de nuevas ideas”, destacó el investigador.

Raichle mencionó que una de las formas de llegar a la “atención descentralizada” es dándose una ducha: “al escuchar nuestra música preferida, realizar ejercicio físico moderado o darse una ducha. Siempre y cuando estas actividades encuentren su disfrute en forma relajada”.

El estudio aseguró que centrarse en sí mismo es otro de los grandes beneficios.

Por otra parte, el estudio aseguró que centrarse en sí mismo es otro de los grandes beneficios. En la ducha, el acto en sí mismo permite enfocarse en el cuidado personal. El efecto del agua sobre la piel es una caricia que centra las atenciones únicamente en el cuerpo. Así se olvida un rato de los problemas y de las preocupaciones del día, se desbloquea la mente y se logra una mejor capacidad de razonamiento y memoria.

A pesar de que ambos horarios tiene sus pro y sus contras, lo importante es no pasarse de la cantidad de duchas recomendadas al día. Y es que según un estudio de la Universidad de San Diego en Estados Unidos reveló que el exceso de agua y jabón puede debilitar la piel y aumentar las posibilidades de infecciones, ya que destruye las barreras protectoras como son el manto ácido, hidro-lipídico y córneo.

Fuente: El Salvador.com

el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta