Bogotá, una ciudad bien conectada

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Estilo de VidaTurismo

Bogotá, una ciudad bien conectada

La aerolínea colombiana de bajo costo Wingo inaugura vuelos entre San José y Bogotá y realizará dos viajes semanales

Viajar a Bogotá es cada vez más sencillo y hasta más económico. Por un costo inicial de US$154, los viajeros interesados podrán salir de Costa Rica en un viaje ida y vuelta hasta Bogotá.
Esta nueva posibilidad se da ya que la aerolínea colombiana de bajo costo Wingo (parte de Copa Airlines y Copa Airlines Colombia) inició sus operaciones el 3 de septiembre con la programación de dos viajes semanales, uno el martes y otro el viernes.

La aerolínea cuenta con una flota de aeronaves Boeing 737-700 Next Generation con una capacidad para 142 pasajeros.

“Estamos muy contentos de llegar a Costa Rica con una nueva posibilidad de llevar a la gente que quiere visitar Bogotá, con una opción que sólo ofrecemos nosotros, con precios bajos, puntualidad, buena onda y de mucho respaldo. Por eso, a partir de este mes de septiembre ofrecemos dos vuelos semanales desde Costa Rica y a través de Wingo para que todas las personas se animen a viajar a Bogotá”, detalla Juan Sebastián Molano, gerente de Comunicaciones Externas de Wingo.

Con esta nueva alternativa de bajo costo, la aerolínea Wingo espera posicionarse en una opción atractiva y de calidad tanto para viajeros ejecutivos como para turistas entusiastas que desean aprovechar su presupuesto al máximo.

La aerolínea cuenta con una flota de aeronaves Boeing 737-700 Next Generation con una capacidad para 142 pasajeros. No obstante, la flota será transfromada, en el último trimestre del 2019, con aviones Boeing 737-800, más modernos y amplios, algo que representa mejoras en la comodidad y el precio del vuelo para los clientes.

Wingo es la única aerolínea bajo costo de la región que permite a cada usuario llevar gratuitamente dos maletas con capacidades máximas de 10 y 6 kilos respectivamente. Adicionalmente, es una de las aerolíneas de este tipo más puntuales del mundo con un indicador de puntualidad del 89,9% y de cumplimiento de sus itinerarios del 99,9%

“El viaje de Costa Rica a Bogotá dura 1:40 minutos, hasta el Aeropuerto El Dorado. A bordo del avión los pasajeros pueden comprar opciones de alimentación detalladas en un variado menú del cual pueden elegir sándwiches, wraps, refrescos, dulces, semillas, entre otros”, detalla Molano.

Lugares imperdibles

Gracias a una alianza con Procolombia para promover Bogotá, un equipo de Vida y Éxito disfrutó además del vuelo inaugural de Wingo, algunos de los lugares más emblemáticos y llenos de historia en esta hermosa ciudad de múltiples contrastes.

Bogotá le ofrece cultura, historia y deliciosa gastronomía.

Y es que la capital colombiana tiene mucho que ofrecer a propios y visitantes, en dos días el turista puede aprovechar una agenda llena de cultura, historia y sobre todo de una deliciosa gastronomía, donde lo tradicional y las tendencias más modernas se funden en un crisol de sabores.

Entre las actividades más recomendadas destaca la visita al Cerro Monserrate, el más conocido de los cerros Orientales de Bogotá. Monserrate tiene una altitud de 3152 metros y tiene la mejor vista de toda la ciudad. Se puede ascender al cerro por el sendero peatonal, por teleférico o por funicular.

Ubicada en el centro de la ciudad está la Plaza de Bolívar. Se recomienda realizar una caminata ya que a su alrededor se encuentran algunos de los principales edificios de la ciudad, como el Palacio de Justicia, el Capitolio Nacional, la Catedral Basílica Metropolitana Primada de Colombia, la Casa del Cabildo Eclesiástico, entre otras.

Durante su visita a Bogotá disfrute al máximo de un recorrido por su zona más cosmopolita, donde encontrará todo tipo de tiendas y restaurantes en tendencia. Sin dejar de lado la visita obligada a los imponentes museos: el primero es el Museo Moderno sobre el Oro Precolombino, que pertenece al banco de la República de Colombia. Posee la colección de orfebrería prehispánica más grande del mundo. Cuenta con más de 34.000 piezas hechas en oro, 20.000 de objetos líticos, cerámicos, piedras preciosas, y textiles pertenecientes a las culturas Quimbaya, Calima, Tayrona, Zenú, Muisca, Tolima, Tumaco y Magdalena entre otros.

El otro, el Museo Botero situado en La Candelaria, centro histórico y cultural de Bogotá. Alberga una numerosa colección de obras donadas a Colombia por el artista Fernando Botero con la intención de difundir las artes y la cultura en su país natal. De las obras, 87 corresponden a su colección personal de arte universal y el resto, cerca de 123 piezas, fueron realizadas por el mismo artista.

Pero lo mejor de Bogotá es su gente, siempre amable, alegre, dispuesta a compartir lo mejor de su tierra y su sabor.

Karla Echavarría

Leave a Reply