6 consejos para recuperar y replantar los sueños del 2021

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Estilo de Vida

6 consejos para recuperar y replantar los sueños del 2021

En medio de un escenario turbio se hace un poco más complejo establecer prioridades, sin embargo, es lo más importante para poder avanzar o buscar soluciones.

Cientos de costarricenses comenzaron el año sin metas u objetivos claros, ya que perciben el 2021 como un año lleno de incertidumbres a causa de la pandemia, pero ¿esto representa una buena justificación para dejar de lado el proyecto de vida de cada persona?

Revise qué tanto se está dando por vencido.

Daniela Muñoz, docente en Psicología de UNIBE, enfatizó que las personas por su naturaleza han vivido circunstancias o situaciones difíciles en diferentes etapas de la vida, incluso antes de que llegara la COVID-19, y a pesar de ello, se han planteado sueños al iniciar un nuevo año. La pandemia no es un obstáculo.

“Si bien es cierto las personas no debemos enfrentar al 2021 como qué quiere este año de mí, sino qué quiero para continuar mi proyecto de vida. Es un gran momento para hacer una reevaluación de otras experiencias difíciles, qué hemos aprendido y qué podemos usar a nuestro favor en estos tiempos”, indicó Muñoz.

Pero ¿cómo plantearse objetivos claros y realizables cuando una persona se encuentra en un momento de crisis o situación compleja?   La docente en Psicología de UNIBE enumera algunos tips que las personas pueden considerar:

1.Tome una pausa y reconozca las emociones: revise qué está pasando en su mundo interior en cuanto a pensamientos, sentimientos, formas de comportarse, relacionarse. Además, analice qué está ocurriendo en la parte externa, relación con familiares, amigos, o con personas importantes; qué está sucediendo a nivel de oportunidades, y a partir de ahí, defina cómo se siente: enojado, triste, impotente, confundido, traicionado.  Es fundamental darles la oportunidad a las emociones de aparecer, sentirlas y no hacerlas a un lado.  Una vez que las reconoce, las puede hablar y escribir, para así conectarlas internamente. De ahí, se pasará de ver el problema a darle una solución y actuar de una forma más rápida.

2. Revise qué tanto se está dando por vencido: siéntese y haga conciencia de cuáles son esas áreas de la vida afectadas: económicas, sociales, físicas, emocionales, etc. Analice qué puede hacer dentro de lo que está a su alcance y una vez tenga posibles opciones puede moverse, proyectarse para establecer esas mejorías. Realice una lluvia de ideas, pero nunca debe darse por vencido de frente a una situación difícil.

3. Defina prioridades: En medio de un escenario turbio se hace un poco más complejo establecer prioridades, sin embargo, es lo más importante para poder avanzar o buscar soluciones. Considere por áreas y escoja 2 o 3, esto le va a permitir construir paso a paso los objetivos deseados. Luego, pregúntese qué necesita y qué tiene que hacer para alcanzarlo; cuáles son esas acciones que lo llevarían a lograrlo. Es importante entender que todo propósito lleva un proceso.

4. Establezca tiempos o límites: es importante fijar fechas o plazos, debido a que las personas al ver que no avanzan con los objetivos se van quedando estancadas. Sin embargo, flexibilizar también es parte de los propósitos, sin caer en consentirse más de la cuenta.  Cuidar no permanecer en la queja o justificarse, a pesar de que se presenten obstáculos. Pregúntese, si en caso de dejar de hacerlo, va a aceptar las posibles consecuencias.

5. Tome una buena actitud: Todo propósito debe de ir acompañado de una energía y/ o actitud positiva. Se recomienda hacerlo con disposición, compromiso, responsabilidad y, sobre todo, congruente a sus valores. Revisar bien, debido a que muchas veces las acciones no son congruentes con los objetivos.  Analice cuánta es la energía positiva, limpia y orientada que está dirigiendo a la meta.

6. Tenga claro hacia dónde va dirigido el objetivo: Se lo está planteando para satisfacción personal, o agradar a otros. Analice hacia dónde lo lleva ese propósito, e incluso, qué confirma eso de usted.

Sumado a esto, muchas personas abandonan rápidamente sus metas y quizás no logran ni el 10% de la totalidad propuesta, debido a que comienzan a compararse con los objetivos de las otras personas, carecen de la capacidad de resiliencia, e incluso de motivación.

“Cómo percibimos lo que ocurre a nuestro alrededor si se me presenta una dificultad, cómo reaccionamos ante eso, será que sentimos que el mundo está en contra nuestro; o qué podemos hacer para que la situación mejore. Qué tan responsable podemos hacernos de nuestra vida, acciones y propios planes. Este tipo de interrogantes, también facilita a las personas a analizar y reflexionar a la hora de plantearse nuevos propósitos”, concluyó Muñoz.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta