• octubre 31, 2022

El mundo de Junior Chef Sofía 

El mundo de Junior Chef Sofía 

Por Milagros Sánchez Pinell

Sofía Castiblanco es una jovencita soñadora de 18 años, pero de esas personas que forman una firme imagen de lo quieren para conseguirlo, trabajando con entusiasmo, empeño, perseverancia y autenticidad.

A los 12 años empezó su marca personal “Junior Chef Sofía” en las redes sociales con el apoyo de su mamá, Odilí Campos, quien se encargaba de grabar los vídeos que luego, la misma Sofía, editaba y subía a YouTube. Paralelamente, sus cuentas en Instagram y Facebook comenzaron poco a poco a crecer.

“Desde entonces he logrado formar una comunidad en mis redes sociales y he alcanzado ‘milestones’ (metas) que me hacen sentir demasiado orgullosa”, aseguró.

Esa exposición mediática y su singular simpatía trajo consigo una invitación para realizar un “live cooking show” (programa de cocina en vivo) en la Feria Gastronómica Latin Flavors en el 2016, un segmento en la televisión nacional en Nicaragua y  fue invitada en tres ocasiones a Telemundo Internacional, donde tuvo la oportunidad de cocinar con el chef James.

Por si fuera poco, actualmente trabaja con la organización Kitchen Connection de las Naciones Unidas y empezó sus estudios de Periodismo Global en la Universidad de Navarra, en España.

Además de la gastronomía, Sofía ama la moda, el arte y el ballet. Recién se graduó como bailarina en la escuela Attitude Danza Studio en Nicaragua. Una expresión artística que empezó a cultivar desde los cinco años, cuando inició sus clases de pre-ballet y luego incursionó en los géneros de jazz y danza contemporánea.

¿Sofía es más que una junior chef?

¡Definitivamente! “Junior Chef Sofía” además de ser una marca personal, es mi “passion project”. A mi percepción, es un fragmento de mí. Formó una gran parte de mi niñez y adolescencia y siempre me pertenecerá, pero yo soy más que eso.

¿Cómo define su estilo de cocinar?

Diverso. Me gusta comer de todo, pero comer bien. Adoro experimentar con diferentes ingredientes y especias. Además, que priorizo aprender de la cultura e historia detrás de cada comida, al igual que cocinar con cero desperdicios. Ahora que estoy en la universidad y en otro continente haciendo todas mis compras y cocinando solo para mí, he estado probando nuevas recetas que sean rápidas y saludables.

Si quisiera impresionar a alguien ¿con cuál receta lo haría?

Lo haría con mis bebidas. Me encanta preparar iced lattes y milk teas en casa. Además, ya he comprobado que mis amigos y familia los aman. Mis favoritos son el Iced matcha latte con cold foam y el Dirty chai iced latte.

¿Cree que el arte de cocinar y el arte de la danza han sido el condimento perfecto en su vida?

Aunque a primera vista la danza y la gastronomía parecen tener poco en común, ambas son formas de arte. Cada una con su peculiaridad y cualidades que han formado la mejor combinación en mi vida, especialmente porque siendo bailarina, necesito mantener una buena relación con la comida. El saber cocinar definitivamente es una ventaja para poder tener una alimentación nutritiva y balanceada.

¿De dónde nació la inspiración para ser tan creativa?

Pienso que haber estado rodeada de arte y cultura desde temprana edad ha influenciado muchísimo en mi creatividad. Mis padres nunca me limitaron; siempre tuve la libertad de estar en la cocina y hacer lo que quisiera. Es ahí donde la mayoría de mis ideas han fluido.

Además de ser talentosa, es muy emprendedora…

Me gusta poner mis ideas en práctica; poder materializarlas en la realidad; compartirlas con las personas que lo aprecien y en el proceso crear ingresos económicos para mí misma. En total he iniciado tres negocios: Taffy Slimes, la marca pionera de slime en Nicaragua, cuando tenía 13 años. Pop Krispies, un emprendimiento de postres “rice krispie treats” a los 14. Un tercero, que está en desarrollo, es Zesti Blends, una marca de mezclas de especias inspirada en diferentes gastronomías del mundo que planeo sacar al mercado a inicios de 2023. Para dar un “sneak peak” (adelanto), entre los sabores están el Blend Mediterráneo y el Blend Tex-Mex.

Instagram es su red social favorita. ¿Por qué?

He utilizado Instagram desde el inicio de mi marca personal y se ha convertido en una de mis plataformas favoritas para compartir lo que cocino y un poquito de mi vida diaria.

¿Qué tipo de contenido le gusta compartir?

Me gusta tener un contenido que se sienta personal y casual. Mezclo historias de lo que estoy haciendo en el momento, reels con ideas de recetas y fotos de momentos espontáneos de mi vida.

¿Cómo ha sobrellevado esa exposición pública?

Sin mentir puedo decir que por mucho tiempo me daba un poco de pena, especialmente porque era pequeña y no había otra creadora de contenido en mi grupo de edad. Poco a poco me fui sintiendo más cómoda y hoy en día me siento orgullosa de todas las cosas que he logrado. Para manejar la exposición pública, lo que siempre prioricé fue solo compartir contenido relacionado al propósito de mi marca que es la comida, ya que nunca me gustó publicar tanto de mi vida personal y absolutamente todo lo que hago en un día.

De tantas experiencias bonitas que ha tenido ¿hay alguna favorita y por qué?

Trabajar con las Naciones Unidas. Hace un año y medio fui invitada a colaborar en el libro de cocina de Kitchen Connection “The Cookbook in Support of the United Nations: For People and Planet”. De ahí han venido experiencias increíbles con esta organización, como ser oradora en los “Table Talks”, donde se debaten y exponen temas de sostenibilidad de los alimentos. Próximamente seré la moderadora para otro “Table Talk”, esta vez en el World Food Forum de octubre.

¿Cómo la ha formado la cocina y el ballet para la vida?

La gastronomía y la danza me han hecho una persona de mentalidad abierta, consciente de la importancia de apreciar la diversidad cultural y artística. Además, me ha dado la capacidad de ser independiente y resolver problemas fácilmente.

¿Qué ha sido lo más retador en su vida?

Mi mayor reto ha sido iniciar mis plataformas de redes sociales, lograr superar el miedo de exponerme al público y aprender a escuchar las opiniones de los demás.

¿Cuál es su plan para seguir con sus proyectos y emprendimientos sin descuidar sus estudios?

Los proyectos que dejé en marcha en Nicaragua los seguiré supervisando desde la distancia.

¿Dónde se mira en un futuro?

Me encantaría seguir armando proyectos y tener mis propios negocios relacionados con la gastronomía y el arte. A la vez, me veo trabajando en comunicaciones y prensa en las Naciones Unidas o en el mundo editorial con un equipo de estilistas, fotógrafos, diseñadores y editores.

Etiquetas: Cocina / emprendedora / managua / Nicaragua / redes sociales / Roaring 20

Recomendaciones sobre este tema

Banpro participa en el Festival del Tabaco en Estelí, Nicaragua

Banpro participa en el Festival del Tabaco en Estelí, Nicaragua

Los amantes de este exquisito producto segoviano efectúan una gira por las diferentes fincas y fábricas.
Conoce los hábitos de consumo de la generación Z

Conoce los hábitos de consumo de la generación Z

El marketing generacional permite segmentar a los clientes o potenciales clientes por edad, lo que lleva a tener…
Entre flores, café y pizza

Entre flores, café y pizza

Ulises Herrera ha logrado tener éxito en sus múltiples  negocios a base de tenacidad e innovación.