Cerrar la brecha digital podría crear 15 millones de empleos en América Latina y el Caribe

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasTecnologíaTendencias

Cerrar la brecha digital podría crear 15 millones de empleos en América Latina y el Caribe

Un nuevo informe del BID evalúa el desarrollo de la banda ancha de 26 países de la región.

Un nuevo estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), América Latina y el Caribe podría aumentar drásticamente el empleo e impulsar el crecimiento económico sostenible si cerrara su brecha de conectividad digital con respecto a los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Lograr cerrar la brecha con respecto a los países de la OCDE generaría más de 15 millones de empleos directos, impulsaría el crecimiento económico regional (PIB) en un 7,7% y aumentaría la productividad en un 6,3%, según el estudio.

El estudio, Brecha Digital en América Latina y el Caribe: Informe Anual del Índice de Desarrollo de Banda Ancha , evalúa el estado de la distribución de la banda ancha en 26 países de la región y estima el tamaño de la brecha en comparación con los países de la OCDE.

“Los retrasos en la conectividad y la digitalización de los países de América Latina y el Caribe han agravado drásticamente los impactos económicos y sociales del COVID-19. Sin embargo, esta realidad también representa una oportunidad histórica para reducir la desigualdad, y generar empleo y un crecimiento económico sostenible”, dijo el presidente del BID, Mauricio Claver-Carone.

“El BID está tomando medidas para impulsar un ecosistema digital que ayude a la región a concretar estas inversiones, a diseñar planes nacionales de banda ancha y a crear las alianzas público-privadas necesarias para expandir la cobertura para todos los ciudadanos, especialmente para los más vulnerables”, agregó Claver-Carone.

El BID indica que los países de la región necesitarían US$68.500 millones para subsanar la brecha. Del total, el 59% debería destinarse a mejorar la conectividad en zonas urbanas, lo que suele estar a cargo del sector privado. Por otro lado, el 41% del total debería destinarse a las zonas rurales, donde las inversiones públicas suelen ser la fuente principal de financiamiento. Además, según el estudio, se necesitan más alianzas público-privadas para cerrar la brecha con los países de la OCDE.

El estudio muestra la evolución del desarrollo de la banda ancha en cada país según cuatro pilares: “Políticas públicas y visión estratégica”, “Regulación estratégica”, “Infraestructuras” y “Aplicaciones y capacitación”. El informe, cuya primera edición fue lanzada en el 2011, busca ayudar a los países a entender las principales brechas en su desarrollo, así como las oportunidades de inversión.

El informe indica que la región aún presenta brechas considerables en cuanto a la distribución de la banda ancha y la cobertura de tecnología 4G en relación con los países de la OCDE. En términos de asequibilidad, los ciudadanos promedio de la región deberían gastar más de 20% de sus ingresos para acceder a servicios de banda ancha, una cifra muy por encima del 3% recomendado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones para que estos servicios se consideren asequibles.

Puntos destacados y recomendaciones

De acuerdo con el ranking global del índice de desarrollo de banda ancha —que incluye 65 países— los aspectos destacables para América Latina y el Caribe fueron los siguientes:

Barbados, Uruguay y Argentina fueron los países que más avanzaron en el ranking, al subir a los puestos 11, 9 y 6 respectivamente desde el 2018.  En el caso de Barbados, la razón del aumento fue la mejora significativa en el pilar de “Políticas públicas y visión estratégica”; Uruguay, por su parte, ha mejorado considerablemente en el pilar de “Infraestructuras”, y Argentina, el pilar de “Regulación estratégica”.

El primer país de la región en el ranking del 2020 es Barbados, en el puesto 31, y le siguen Chile, Costa Rica, Brasil, Argentina, Uruguay y Bahamas en los puestos 33, 38, 39 40, 42 y 43, respectivamente.

Con respecto a los pilares del índice, América Latina y el Caribe redujo la brecha de “Regulación estratégica” en el 2020 en comparación con el 2018, mientras que la brecha ha aumentado acentuadamente en los pilares de “Políticas públicas y visión estratégica” y “Aplicaciones y capacitación”  Estas brechas se deben a retrasos en la implementación de políticas públicas y el desarrollo de capacidades digitales que puedan contribuir al aprovechamiento de las nuevas tecnologías en la región.

Según los resultados del índice, el informe destaca las siguientes recomendaciones para América Latina y el Caribe:

  • Países de Centroamérica: inversión en infraestructuras y desarrollo de aplicaciones y programas pedagógicos en el uso de la tecnología.
  • Países del Caribe: inversión en infraestructuras y actualización de los marcos normativos y regulatorios.
  • Países del Cono Sur: modernización de las infraestructuras y desarrollo de modelos productivos basados en tecnologías digitales.
  • Países andinos: inversión en infraestructuras y desarrollo de políticas públicas que permitan instrumentar alianzas público-privadas para llegar a las zonas más remotas.

el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta