La vacuna Pfizer podría ser menos efectiva en personas con obesidad, dice un estudio

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Coronavirus

La vacuna Pfizer podría ser menos efectiva en personas con obesidad, dice un estudio

El Salvador recibió las primeras 20.000 vacunas contra el Covid-19.

Con el estudio, hecho en Italia, se encontró que los trabajadores de la salud con obesidad producen solo aproximadamente la mitad de los anticuerpos que producen las personas sanas.

Investigadores italianos han descubierto que los trabajadores de la salud con obesidad producen solo aproximadamente la mitad de la cantidad de anticuerpos en respuesta a una segunda dosis de la vacuna Pfizer / BioNTech en comparación con las personas sanas. Aunque es demasiado pronto para saber qué significa esto para la eficacia de la vacuna, podría implicar que las personas con obesidad necesitan una dosis de refuerzo adicional para asegurarse de que están adecuadamente protegidas contra el coronavirus.

Investigaciones anteriores han sugerido que la obesidad, que se define como tener un índice de masa corporal (IMC) superior a 30, aumenta el riesgo de morir de COVID-19 en casi un 50%, además de aumentar el riesgo de terminar en el hospital en un 113%.

Algo de esto puede deberse a que las personas con obesidad a menudo tienen otras afecciones médicas subyacentes, como enfermedades cardíacas o diabetes tipo 2, que aumentan el riesgo de contraer el coronavirus, pero el exceso de grasa corporal también puede causar cambios metabólicos, como resistencia a la insulina e inflamación. lo que dificulta que el cuerpo combata las infecciones.

Este estado constante de inflamación de bajo grado también puede debilitar ciertas respuestas inmunitarias, incluidas las iniciadas por las células B y T que desencadenan una respuesta protectora después de la vacunación. Investigaciones independientes han demostrado que la vacuna contra la gripe es solo la mitad de efectiva en personas con obesidad en comparación con aquellas que tienen un peso saludable.

El nuevo estudio, que aún no ha sido revisado por pares, proporciona la primera evidencia directa que sugiere que podría ocurrir un problema similar con las vacunas COVID-19.

Aldo Venuti, del Istituti Fisioterapici Ospitalieri en Roma, y ​​sus colegas evaluaron la respuesta de anticuerpos luego de dos dosis de la vacuna Pfizer / BioNTech en 248 trabajadores de la salud. Siete días después de recibir la segunda dosis, el 99,5% de ellos había desarrollado una respuesta de anticuerpos, y esta respuesta fue mayor que la registrada en las personas que se habían recuperado de COVID-19. Sin embargo, la respuesta fue embotada en personas con sobrepeso y obesidad.

“Dado que la obesidad es un factor de riesgo importante de morbilidad y mortalidad para los pacientes con COVID-19, es obligatorio planificar un programa de vacunación eficaz en este subgrupo”, escribieron Aldo y sus colegas. “Aunque se necesitan más estudios, estos datos pueden tener implicaciones importantes para el desarrollo de estrategias de vacunación para COVID-19, particularmente en personas obesas. Si nuestros datos fueran confirmados por estudios más grandes, dar a las personas obesas una dosis adicional de la vacuna o una dosis más alta podrían ser opciones a evaluar en esta población”.

“Siempre supimos que el IMC era un enorme factor de predicción de una respuesta inmune deficiente a las vacunas, por lo que este artículo es definitivamente interesante, aunque se basa en un conjunto de datos preliminares bastante pequeño”, dijo Danny Altmann, profesor de inmunología en el Imperial College de Londres. “Confirma que tener una población vacunada no es sinónimo de tener una población inmune, especialmente en un país con alta obesidad, y enfatiza la necesidad vital de programas de monitoreo inmunológico a largo plazo”.

En un estudio separado de trabajadores de la salud brasileños, Altmann y sus colegas demostraron que la reinfección con Sars-CoV-2 también era más común entre las personas con un IMC alto y que tendían a tener respuestas de anticuerpos más bajas a la infección original.

Fuente: The Guardian

el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta