• agosto 4, 2022

Nestlé, Una operación limpia con el planeta

Nestlé, Una operación limpia con el planeta

El modelo de negocio de la compañía respeta el entorno de las comunidades donde opera.

Desde hace más de una década, Nestlé en Centroamérica implementa estrategias que reafirman su compromiso con el medio ambiente. La compañía cuenta con un modelo de negocio, que respeta el entorno de las comunidades donde opera y va más allá promoviendo con los productores agrícolas prácticas regenerativas en el ecosistema.

En su operación, a través de sus cuatro fábricas en Centroamérica, Nestlé ha alcanzado metas de alto impacto, logrando una operación cada vez más limpia, sostenible y rentable.

La sostenibilidad ambiental, que forma parte de la estrategia de Creación de Valor Compartido de Nestlé, juega un papel fundamental desde las operaciones fabriles de la compañía.

El esfuerzo en promover e implementar mejoras en sus sistemas de producción, ha permitido obtener importantes avances en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero como en el manejo eficiente y responsable del recurso hídrico, la utilización de fuentes de energía renovable y la correcta disposición de los residuos, manteniendo el valor de estos desde una perspectiva de economía circular.

Nestlé ha logrado que el 100% de sus operaciones sean libres de residuos enviados a los vertederos, lo que equivale a 6.250 camiones de basura de 10 toneladas que dejaron de ingresar a un relleno sanitario municipal en la región.

Lo anterior, contribuye de forma directa a la disminución de Gases de Efecto Invernadero (GEI) que liberan los desechos que permanecen por años en los vertederos y en alargar la vida útil de los rellenos existentes.

En la fábrica de Nestlé Antigua se utilizan estrategias integrales y tecnologías para el uso eficiente del agua.

Las fábricas de Nestlé Antigua y Zona 12 en Guatemala, que fabrican productos de MAGGI y MALHER, valorizan un 94% de sus residuos en proyectos de reciclaje y el 6% restante se aprovecha para producir energía que se utiliza para la producción de cemento.

En ambas fábricas se utilizan estrategias integrales y tecnologías para el uso eficiente del agua, la protección de las cuencas hidrográficas que las abastecen y el saneamiento en las comunidades donde operan.

Por otra parte, en la fábrica de Nestlé ubicada en Natá de los Caballeros, en Panamá, de la que provienen los productos lácteos como la leche IDEAL, el 99% de los residuos son reciclados y el 1% restante se utilizan como plásticos flexibles polilaminados para fabricar bloques o ladrillos útiles en la construcción, así como para el aprovechamiento energético en hornos cementeros.

La fábrica Prolacsa ubicada en Matagalpa, Nicaragua, en la que Nestlé acopia y procesa la leche y el café que adquiere de los productores nacionales, implementa una estrategia ambiental enfocada en la gestión de desechos, ahorro de agua y consumo energético. La fábrica valoriza el 98.5% de los residuos a través de procesos de reciclaje, y el 1.5% restante es aprovechado para producir energía en hornos cementeros.

“Hemos evolucionado nuestro modelo de negocio, partiendo del hecho de que los recursos naturales del planeta son limitados y esta transformación es algo completamente necesario para la sostenibilidad de las operaciones de nuestras fábricas”, comenta David Mendoza, director Técnico de Nestlé Centroamérica.

Las operaciones de Nestlé se centran en eliminar, reducir y compensar emisiones a largo plazo.

“Hoy podemos decir que el 100% de nuestros residuos son valorizados y se mantienen en circularidad, generando valor. El 82% de nuestros empaques han sido rediseñados para ser reciclables y hemos reducido el tamaño de varios de ellos, manteniendo la misma proporción del contenido, pero dejando de utilizar hasta 133 toneladas de plástico virgen”, agrega.

Estas y otras acciones incorporadas en la hoja de ruta de la compañía responden a su compromiso de lograr que el 100% de sus empaques sean reciclados o reutilizados para el 2025, al igual que sus operaciones mantengan un enfoque de eliminar, reducir y compensar sus emisiones a largo plazo en toda su cadena de valor. El compromiso es gradual y para el 2050 la meta es ser cero emisiones netas.

Etiquetas: economía circular / medio ambiente / nestlé / sostenibilidad

Recomendaciones sobre este tema

Nestlé acerca a los niños de sus colaboradores con la vida laboral de sus padres

Nestlé acerca a los niños de sus colaboradores con la vida laboral de sus padres

Nestlé realizó el Nestlé Kids´Day, un día en el que los colaboradores de la compañía pudieron compartir con…
Fundación Botellas de Amor, junto con Nestlé, inaugura la primera planta recicladora de plástico en Panamá

Fundación Botellas de Amor, junto con Nestlé, inaugura la primera planta recicladora de plástico en Panamá

La planta de reciclaje de plástico, ubicada en Panamá Pacifico, es la más grande de Centroamérica y la…
Kimberly-Clark, Sostenibilidad en el corazón de su estrategia

Kimberly-Clark, Sostenibilidad en el corazón de su estrategia

La compañía crea valor en la sociedad, apoyando a las comunidades en los países donde opera y contribuye…