Revista Vida y Éxito

Home » Destacadas » Medicina privada diversifica servicios y consolida participación
El aumento en la demanda de servicios se consolidó en la última década.

Medicina privada diversifica servicios y consolida participación

Servicios personalizados, gran eficiencia, excelentes profesionales y convenientes planes de pago son algunos de los factores que facilitan el crecimiento de la demanda de los servicios médicos privados en la región centroamericana.

Cada vez es más frecuente escuchar a conocidos, amigos y familiares decir “no te dejes ese dolor, anda y te haces un buen chequeo médico. Yo te recomiendo a mí doctor, es excelente profesional, tiene consultorio propio y, en el hospital donde trabaja, los paquetes de exámenes son muy buenos”.

Recomendaciones como esta surgen gracias a que, en los hospitales privados, la atención es rápida y eficiente, con equipos de última tecnología, características que, sin duda, los lleva tras la creciente conquista de más pacientes.

A esta lista se suman servicios médicos de primera calidad, con profesionales altamente entrenados. Además, de modernas y amplias instalaciones que ofrecen mayor privacidad y máximo confort durante la estadía.

Estas y otras características han hecho que la atención médica privada de toda la región (incluyen consultorios de uno o varios especialistas, torres médicas y grandes hospitales) confirmen un crecimiento y una expansión en la última década.

Hospital Vivian Pellas, Managua, Nicaragua.

“La medicina privada experimenta un crecimiento sostenido que se mantiene entre un 10% y 15% anual a nivel intrarregional. Este boom, junto con el crecimiento de los seguros médicos, lleva unos 15 años y ambos fenómenos vinieron a fortalecer la medicina privada”, afirma el doctor
Alejandro Ayón Lacayo, director médico del Hospital Cima en Costa Rica y presidente de la Asociación de Hospitales Privados de Centroamérica, Panamá y República Dominicana.

En este punto Massimo Manzi, director ejecutivo de Promed, ahora conocida como la Cámara Costarricense de la Salud detalla: “si hablamos en cifras, en el caso de Costa Rica sería un 2,6% del PIB lo que representa la medicina privada y en forma combinada público-privado, según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) el país invierte un 9% de su PIB. De ese total, podemos decir que casi una tercera parte de lo que invierte en salud es inversión privada. Notorio además, que entre 2000 y 2014, el gasto en servicio de salud privada creció 423%, siendo este un crecimiento histórico”.

De acuerdo con Ayón, esta bonanza se vive en todo el Istmo y se debe a varios factores, entre ellos, el crecimiento del número de importantes hospitales. “En los últimos 15-17 años, se han fortalecido en Centroamérica grandes hospitales como el Cima San José, en Costa Rica; el hospital Vivian Pellas, en Managua; el hospital Diagnóstico, en El Salvador, así como el hospital Punta Pacífica en Panamá”, detalla Ayón.

Además, los hospitales que ya existían se han robustecido y han crecido en infraestructura y servicios, claros ejemplos son los hospitales San Fernando y Punta Paitilla, en Panamá, y el hospital Clínica Bíblica, en Costa Rica.

Hospital Cima, San José, Costa Rica.

“En Costa Rica, el crecimiento se ha dado básicamente por la capacidad de respuesta, por la calidad de los servicios médicos hospitalarios y por el alto prestigio de los profesionales médicos a nivel general. Se nota un crecimiento más sostenido en todo lo que tiene que ver con la atención bucodental, también en la parte de estética, ortopedia, de chequeos médicos, porque el país es bastante competitivo no solo en calidad sino en el servicio propiamente dicho y en el precio”, afirma Bernal Aragón, director general del hospital Clínica Bíblica.

De acuerdo con los expertos, el aumento en la demanda de los servicios y procedimientos cada vez más especializados se han afianzado en la última década y gran parte del éxito se debe a la innovación constante, al buen prestigio de la región en otras latitudes y a la creciente oferta de paquetes médicos.

Otro factor que ha fortalecido la demanda es que muchos de estos centros médicos privados cuentan con acreditaciones internacionales y locales, que les permite ofrecer procedimientos
médicos de vanguardia.

Turismo médico en crecimiento

América Central se consolida como un importante destino que atrae, de manera recurrente, a extranjeros que llegan de diferentes continentes en condición de pacientes.

La amplia gama de especialidades, la experiencia en intervenciones de alta complejidad y la oferta de terapias alternativas para su recuperación llaman la atención de esta población.

“El turismo médico ha ido creciendo en nuestros países de manera sostenida, la región se ha vuelto muy competitiva, no solo internamente, sino externamente, principalmente en algunos países del área como Panamá, México y República Dominicana, donde el estado, como tal, le ha puesto interés a este desarrollo y le ha dado un mayor apoyo”, afirma Aragón.

Hospital Punta Pacífica, Panamá.

Un elemento significativo que explica el aumento de estas visitas es el hecho de que los seguros médicos, en países como Estados Unidos y en algunos de Europa, no cubren todos los tratamientos y especialidades, entre ellos odontología y ortopedia, por citar algunos ejemplos.

A esto se suma que las tarifas de los servicios médicos en Centroamérica son más económicas que en sus países de origen.

De acuerdo con Ayón, otro disparador del crecimiento de la atención privada se enfoca en la atención intrarregional de pacientes. “Existe en Centroamérica el turismo o visita con objetivos médicos que hacen los centroamericanos a diferentes países. Por ejemplo, la visita de nicaragüenses a Costa Rica por motivos de salud se ha incrementado notablemente, el crecimiento puede andar de un año a otro en alrededor del 20% al 25%. Por diferentes razones, a El Salvador también va mucho nicaragüense a la parte de oncología, mientras que a Guatemala viajan por procedimientos de ojos”.

Con estas nuevas dinámicas de servicio, queda claro que cada país está tratando de hacer un nicho o una fortaleza basada en experiencia, calidad  y precio.

Con la ampliación y la mejora de conexiones aéreas crece también la llegada de extranjeros, principalmente a Costa Rica y Panamá.

Nuevos actores

Ya no solo los hospitales privados más grandes de América Central amplían su abanico de ofertas y sus instalaciones. Cada vez es más frecuente la aparición de consultorios, clínicas especializadas y torres médicas que complementan la oferta de servicios de calidad fuera de las áreas metropolitanas.

Cada país está tratando de hacer un nicho o una fortaleza basada en experiencia, calidad y precio.

“La idea es mejorar el acceso a la población local y tratar localmente en medicina preventiva y cirugías menores, sin tener que viajar largas distancias. Ahora la situación es muy diferente, hay planes muy económicos que le permiten a la gente ir a clínicas y hospitales a consultas, emergencias, tal vez no a grandes cirugías, pero sí visitas recurrentes a la farmacia y otros servicios, eso es parte de ese cambio que está destinado a crecer y es una tendencia mundial”, explica Massimo Manzi.

El director de Promed agrega: “de lo que hemos mapeado en Costa Rica, tenemos más de 1.000 opciones entre clínicas, consultorios y hospitales que están atendiendo pacientes internacionales y locales. El negocio está muy diversificado, liderado por los grandes hospitales, pero uno se sorprende todos los días de la apertura de nuevas clínicas de todo tipo”.

El resto de países de la región experimenta este fenómeno de crecimiento de alternativas privadas que buscan salirse de las metrópolis e instalarse en zonas de provincia con el propósito de consolidar verdaderos conglomerados de salud que mantengan la atracción de inversiones y permitan aumentar la oferta de servicios de primera calidad.

Sobre Karla Echavarría

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Publicidad

400X90