La exitosa historia de Roberto Kriete

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasEspecialesNegociosTop News

La exitosa historia de Roberto Kriete

Roberto Kriete, presidente de la Junta Directiva de Avianca.

Los negocios que toca el empresario salvadoreño Roberto Kriete se convierten en oro. Su experiencia lo convierten en un referente en el mundo de la aviación.

­Casi todos tenemos alguna actividad que disfrutamos con pasión, por la que soñamos y planeamos proyectos.

Combinar el trabajo diario con la pasión es lo que nos hace más felices y exitosos. Ese es el caso de Roberto Kriete, el destacado empresario salvadoreño que conocemos por su liderazgo en Taca, Aeroman, Volaris, y recientemente, en Avianca. Al igual que el mítico rey Midas, cada negocio en el que tiene alguna participación se transforma en oro.

Nacido en 1953, su vida ha estado marcada por los negocios, primero por los agrícolas, que estaban a cargo de su padre Ricardo Kriete, y luego por los de la aviación.

Roberto Kriete, presidente de la Junta Directiva de Avianca.

Su papá compró una participación del 30% en Transportes Aéreos de Centroamérica (Taca), propiedad del neozelandés Lowell Yerex. Roberto asumió la conducción de Taca cuando tenía 28 años, y poco a poco, él y sus hermanos fueron adquiriendo casi la totalidad de la compañía.

Con el paso de los años, Taca fue creciendo y entre 1989 y 2001, se alió con las aerolíneas centroamericanas Aviateca, Nica y Lacsa, consolidándose como Grupo Taca. La línea aérea creció, y el 28 de mayo de 2013 completó su fusión con Avianca.

Roberto Kriete es presidente de Kingsland Holdings, el mayor accionista minoritario de Avianca; presidente de Aeroman, y fundador de Volaris.

El 24 de mayo de 2019 fue nombrado presidente de la Junta Directiva de Avianca, nombramiento que ocurrió después de que United Airlines ejerciera ciertos derechos adquiridos en su relación con BRW Aviation (accionistas mayoritarios de Avianca) después de otorgarle un préstamo de US$451 millones. Entre esos derechos estaba la posibilidad de redefinir el CEO y la Junta Directiva de la compañía.

La diferencia con el mitológico rey Midas es que la transformación en oro de los negocios de Roberto Kriete no es fruto de magia o suerte, sino de sabiduría, olfato empresarial y humildad. Esos puntos son los que nos detalla en esta entrevista que puede leer completa en nuestra revista digital.

Luis Diego Quiros

Leave a Reply