• junio 20, 2013

Retos de la empresa española

*Artículo escrito por Ernesto Trigueros, Socio de la firma Barón Abogados.

De todos es sabido que España atraviesa una grave recesión y forma parte del grupo de países de la Europa Mediterránea más duramente afectados por la crisis económica como Portugal, Italia y Grecia. Salvando las diferencias y peculiaridades propias de cada uno.

Las principales causas que han llevado al país a esta situación han sido una progresiva pérdida de competitividad (consecuencia de la falta de moderación salarial y el alza de precios), el sobredimensionamiento de las Administraciones Públicas (con un modelo insostenible a largo plazo), la excesiva dependencia de los sectores constructor e inmobiliario, su impacto en el sector financiero (en especial para unas Cajas de Ahorros altamente politizadas y mal gestionadas), las erráticas y cambiantes políticas educativas y la proliferación de casos de corrupción política.

Las grandes empresas españolas que iniciaron su expansión internacional hace tiempo (como Telefónica, Endesa, Repsol, BBVA, Banco Santander, etc.) han podido compensar la caída de su negocio en España con la facturación en el extranjero. Para las compañías del sector de la construcción, este factor ha sido clave y son muchos los grandes proyectos de ingeniería e infraestructuras en todo el mundo en los que participan esas empresas, entre las que se puede citar a Ferrovial, Acciona, FCC, OHL, Abengoa y muchas más.

Para todas ellas, sin embargo, han surgido negros nubarrones en los cielos de nuestra querida Latinoamérica, donde están presentes hace mucho tiempo.

Las grandes multinacionales que se establecieron o que continúan presentes en España se han enfrentado a una legislación laboral poco flexible y proteccionista y a sucesivos incrementos de costes que difícilmente podían ser compensados a base de subvenciones estatales. Las nuevas inversiones de estas grandes empresas se han ido progresivamente trasladando a países emergentes provocando el denominado efecto “deslocalización”.

El Gobierno español hace importantes esfuerzos para subvencionar estos contratos asumiendo costes de seguros sociales, al igual que al apoyar los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) diseñados para ajustar las plantillas y adaptar la producción a los pedidos.

Por un lado tiene que aprovechar su privilegiada situación geográfica para servir como puente entre Europa y los continentes americano y africano. Por otro lado su climatología, diversidad paisajística y arquitectónica, gastronomía y patrimonio cultural lo convierten en un destino turístico único. Pensemos en un país bañado por el Mar Cantábrico, el Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo, con una flota pesquera que captura los mejores tesoros que ofrece el mar y unas playas de lo más variado sin contar con las de las iIslas Baleares y las Canarias.

El reto que afrontan las empresas y las autoridades españolas responsables de la política industrial es adaptarse al presente escenario y, olvidando épocas remotas de supremacía a nivel mundial, sacar provecho de los factores que pueden y deben llevar al país a ocupar una posición destacada entre los países más desarrollados y prósperos del mundo.

Trigueros tiene nacionalidad española y salvadoreña y su oficina principal se encuentra en Madrid.

Etiquetas: España / gobierno español / recesión

Recomendaciones sobre este tema

ELIMINALIA, una historia de éxito

ELIMINALIA, una historia de éxito

Tal y como afirman algunos psicólogos, la felicidad consiste en tener buena salud y mala memoria. Y es…
Guatemalteco Pablo López destaca en foro mundial  “El futuro del Turismo”

Guatemalteco Pablo López destaca en foro mundial “El futuro del Turismo”

En el primer día de esta cumbre mundial, López, presentó en televisión española su innovadora plataforma Must.
Baja presión fiscal, sinónimo de éxito económico en el mundo actual

Baja presión fiscal, sinónimo de éxito económico en el mundo actual

La presión fiscal sobre la que tanto se discute a nivel internacional, está posicionando a España como un…