Empresas generosas en tiempos de pandemia

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasNegociosTop News

Empresas generosas en tiempos de pandemia

¿Por qué son importantes las empresas generosas?

En momentos difíciles surgen las mejores acciones, y eso es lo que hemos visto durante la crisis generada por la pandemia. Miles de empresas y sus colaboradores han realizado actos solidarios que ayudan a construir una mejor sociedad.

El calendario 2020, pasará a la historia como uno de los periodos con mayores retos para la humanidad. Con la pandemia del Covid-19 el mundo literalmente se paralizó y durante todos estos meses, el planeta también ha empezado a reinventarse en muchas líneas.

Una de las que más ha empezado a brillar y a generar esperanza, es la generosidad, esa hermosa acción que nos impulsa de forma individual y colectiva a dar, sin esperar recibir nada a cambio.

El significado de generosidad no hace referencia únicamente a dar cosas materiales, sino también a ofrecer ayuda a personas que lo necesitan, y está asociada al altruismo y a la solidaridad.

Sofía Calderón, líder de Capital Humano de Deloitte, explica con mayor detalle desde cuando se acuña el término. “El concepto de empresa social, recientemente conocida como empresa generosa, lo acuñamos hace ya dos años en nuestro estudio de Tendencias de Capital Humano del 2018. La empresa social lejos de ser un programa más de responsabilidad social, se define como aquella organización que procura en su misión, una combinación ideal entre el crecimiento de ingresos y utilidades y una alta cuota de respeto y apoyo hacia su entorno, colaboradores y red de accionistas”.

El filántropo suizo, Stephan Schmidheiny sintetiza muy bien este rol: ““las empresas exitosas solo pueden existir en sociedades exitosas”. El objetivo entonces de este nuevo enfoque de empresas generosas es contribuir en un contexto relativo, la relación de la empresa con su entorno social, ambiental y económico.

Fanny Ramírez Esquivel, directora general de Dalet Comunicación Política y Social, agrega: “las empresas generosas han entendido que, en un mercado sistémico, la relación y dimensión de su colaboración se retribuye en mayor posicionamiento en el mercado y también en mayor estabilidad y escalabilidad a mediano y largo plazo”.

Acciones concretas

Las expertas consultadas reconocen que, en el corto plazo las empresas generosas se han enfocado en adaptar y rediseñar el trabajo para el bienestar de sus colaboradores, pero desde un concepto amplio, con un foco grupal y organizacional y con un visible impacto social.

“En estos meses es curioso analizar cómo el bienestar está en la agenda de todos los líderes de la organización. Hemos visto que las empresas están re-imaginando el bienestar y la generosidad extendiéndolos más allá de la típica oficina. El bienestar está adquiriendo nuevos matices y las empresas están brindando mejores condiciones desde la ergonomía, la dotación de conocimiento para trabajar mejor en espacios virtuales e inclusive asesoría financiera, por mencionar solo algunas”, destaca la experta de Deloitte.

Razones por las cuales es bueno adoptar una mentalidad generosa:

  • Contribuye a mejorar la sociedad.
  • Sus acciones dejan una huella positiva que atrae al mejor talento.
  • Se crea un sentido de pertenencia.
  • Se promueve a nivel de los colaboradores las causas comunes.
  • Fortalece el trabajo en equipo.
  • Mejora la reputación de su marca.
  • Genera una relación cercana con los clientes.
  • Se siente bien y fortalece la moral del equipo
  • Permite motivar a otros y crea impactos positivos.

Si desea conocer más del tema, le invitamos a ingresar a nuestra revista digital.

Karla Echavarría

Deja una respuesta