Crece número de usuarios de PayPhone

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasNegociosTecnologíaTop News

Crece número de usuarios de PayPhone

El sistema de pago remoto PayPhone está disponible en El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá y Ecuador.

Conveniencia y seguridad del servicio atraen a una cantidad mayor de comercios y clientes, en un contexto en el que la pandemia requiere evitar el contacto físico.

Arturo Cárcamo, jefe de Adquirencia de Banco Promerica El Salvador.

En sus primeros tres meses de lanzamiento, el servicio PayPhone de pagos sin contacto ha alcanzado 500 establecimientos y 4.500 tarjetahabientes afiliados en El Salvador. “Nuestra meta es seguir creciendo mes a mes con más comercios afiliados y llevarlo a 50.000 usuarios a final de este año”.

Así lo asegura Arturo Cárcamo, jefe de Adquirencia de Banco Promerica El Salvador, quien explica que, en estos tiempos de distanciamiento y de restricción de movilidad, PayPhone constituye una plataforma que ayuda a que la economía no pare. “A través de esta plataforma de pago, Banco Promerica ha apoyado a dinamizar la economía, como entidad financiera, otorgando a los comercios estas facilidades de pago digital”.

PayPhone es un ecosistema de pagos que permite afiliar comercios y establecimientos y habilita al tarjetahabiente a registrar sus tarjetas en la aplicación, para realizar pagos digitales sin contacto físico.

Dentro de la estrategia digital de Banco Promerica para el 2020 en Canales Digitales teníamos el lanzamiento formal de PayPhone y en Banco Promerica siempre pensamos en la innovación hacia nuestros clientes, sin contar con el tema de la pandemia Covid-19. Ahora, con las consecuencias económicas de la pandemia, PayPhone ha ayudado a muchos comercios a mantener sus ingresos y a los clientes a brindarles la oportunidad de pagar a distancia”.

Múltiples beneficios

PayPhone brinda salud y bienestar tanto para el comercio, como para el tarjetahabiente, ya que la plataforma permite realizar un pago sin contacto. “PayPhone permite, dentro de sus tres modalidades de procesamiento, que el comercio gestione un cobro directo a su aplicación, realizarlo a través del envío de un link de pago o que el cliente puede realizar un pago mediante la lectura de un código QR, si está en el punto de venta, lo que garantiza la salud y el bienestar tanto el dependiente del establecimiento, como del cliente”, explica Cárcamo.

El sistema de pago remoto PayPhone está disponible en El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá y Ecuador.

Por otra parte, el tarjetahabiente puede pagar con cualquier tarjeta Visa o MasterCard, sin importar su banco emisor. “Desde PayPhone, el cliente puede pagar con una tarjeta de cualquier banco emisor local o internacional. Ese es un beneficio muy grande, porque abarcamos toda la población de tarjetas del país y beneficia a todos, más allá de los clientes Promerica”.

Al ser un canal digital, la plataforma es ecoamigable y “paperless”, pues evita la papelería, protegiendo al medio ambiente. “Ambos el comercio y el tarjetahabiente tienen su reporte diario, donde el comercio puede revisar todas sus transacciones en tiempo real y puede tener el histórico de las compras que los clientes le han realizado, desde el día uno en que adquiere la plataforma. El tarjetahabiente desde su aplicación también puede visualizar todas las compras que ha realizado en la aplicación con tarjetas desde PayPhone”, explica el experto.

Este sistema de pago remoto está disponible en El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá y Ecuador.

“Nuestra gama de productos digitales es amplia. Tenemos productos para e-Commerce como CyberSource, que es una plataforma de venta, para procesamiento de páginas web y apps, con estándares internacionales. Luego, tenemos la plataforma Cargo Recurrente, una herramienta que funciona para colegios, universidades, aseguradoras para realizar cobros a sus clientes de manera mensual. Tenemos botones de pago, los cuales también se pueden homologar para apps y tenemos POS virtual, una plataforma que se utiliza mucho para call centers y universidades”, asegura Cárcamo.

Arturo Castro Barrantes

Deja una respuesta