Cinco elementos clave para crear un banco digital

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasFinanzasNegociosTop News

Cinco elementos clave para crear un banco digital

Edgardo Torres Caballero, director ejecutivo de Mambu para Las Américas.

Los consumidores, especialmente los Millennials menores de 35 años, exigen óptimos niveles de servicio, simplicidad y personalización que solo un banco verdaderamente digital puede ofrecer

Por Edgardo Torres Caballero, director ejecutivo de Mambu para Las Américas

A medida que los bancos digitales continúan posicionándose como el futuro de la industria de servicios financieros, las instituciones de todos los tamaños están reconsiderando casi todos sus aspectos operativos, con el propósito de aprovechar las oportunidades de los motores digitales para la adquisición de nuevos clientes y optimizar las operaciones de back office.

Los consumidores, especialmente los Millennials menores de 35 años, exigen óptimos niveles de servicio, simplicidad y personalización que solo un banco verdaderamente digital puede ofrecer. Al optimizar muchas de las funciones aún en papel del back office de un banco, puede aprovecharse el análisis de datos avanzados para brindar a los clientes experiencias y productos personalizados a través de canales físicos y digitales. Con estas plataformas, las perspectivas financieras y el asesoramiento personalizado están disponibles en tiempo real, lo que ayuda a fidelizar a los clientes y permite que los bancos transformen el lanzamiento de sus nuevos productos en soluciones personales.

Aprovechar estas oportunidades requiere que los líderes de la industria bancaria reevalúen qué partes de su estrategia y negocio deben analizarse y reajustarse para obtener un primer modelo digital. Entre ellos, se posiciona la banca de múltiples canales; la arquitectura modular; la banca abierta; la creación de productos y servicios inteligentes; y la garantía de seguridad de data de los clientes para satisfacer sus necesidades y mejorar su experiencia general. ¿Pueden los bancos en los Estados Unidos lanzar un banco digital en 10 meses o menos? Se puede hacer, y se ha hecho. Veamos los cinco elementos para lanzar e implementar un banco digital:

Implementación de banca de múltiples canales

Cada año, los bancos gastan incontables millones de dólares en esfuerzos duplicados en sus sistemas actuales, en silos y legados. Al evolucionar a una plataforma digital, los bancos pueden deshacerse de esa infraestructura y obtener la capacidad de digitalizar y automatizar sus procesos centrales, a la vez que eliminan los errores y la duplicación. En un sistema de silos, las funciones de una sucursal, la plataforma de Internet y la aplicación móvil se gestionan por separado y secuestran datos entre sí. La integración de este proceso brinda a los bancos una vista única de los clientes y les permite brindar una experiencia personalizada al definir sus necesidades en función de los comportamientos.

Construcción de una arquitectura modular

Para continuar satisfaciendo las variables demandas de los consumidores, los bancos deben poder desplegar productos y servicios a un ritmo previamente impensable. Piense en cómo el gigante tecnológico Google agrega constantemente nuevas características a sus plataformas, a la vez que mejora las antiguas. Dicha agilidad es casi imposible de lograr con los sistemas tradicionales monolíticos de la mayoría de las instituciones. Hoy en día, las compañías de tecnología financiera crean características más intuitivas, derivadas de una plataforma que puede mejorarse de manera rápida y continua. Una plataforma realmente ágil se somete a lanzamientos cortos y frecuentes, con una serie de actualizaciones constantes que se superponen automáticamente a la tecnología de nube existente y permiten que las empresas se ejecuten sin interrupciones en la parte frontal. Esto permite que los bancos realicen ediciones menores con regularidad, en lugar de enormes, infrecuentes, que pueden causar grandes interrupciones y provocar reacciones violentas en los clientes, como ha sido el caso de algunas transformaciones tradicionales.

Abrazando la Banca Abierta

Edgardo Torres Caballero, director ejecutivo de Mambu para Las Américas.

Entre los bancos digitales más interesantes en operación está el N26 de Alemania. N26 está disponible en 24 países europeos con más de dos millones de clientes a noviembre de 2018. El banco ha procesado 20.000 millones de euros en volumen de transacciones desde su creación en 2013, y actualmente posee más de 1.000 millones de euros en depósitos. Es un banco digital que ofrece una solución móvil sin sucursales físicas ni cheques, removiendo gran parte de la fricción que desafía a los bancos tradicionales y sus sistemas actuales. N26 logró esto mediante el uso de API abiertas, lo que permite a la compañía emplear a cientos de desarrolladores para implementar programas y servicios en torno a sus funciones básicas, para ayudarlo a convertirse en “un centro inteligente para toda la vida financiera de un cliente”. La colaboración impulsada por API y los modelos de negocios están creciendo. a su alrededor forman parte de una tendencia corporativa más grande iniciada por los titanes de la tecnología de hoy. Aquellos que lo adopten disfrutarán de un crecimiento acelerado, gracias a un enfoque colaborativo que genera un impulso previamente inalcanzable en el desarrollo de nuevos servicios para satisfacer las necesidades de los clientes.

Creación de productos y servicios inteligentes

Para un banco digital, mantener depósitos y facilitar las transacciones online es más que una función central y una fuente de ingresos. Es un increíble tesoro de datos de clientes que respaldan el desarrollo de los productos de crédito digital que son críticos para la rentabilidad. Los principales bancos digitales de hoy se distinguen, y están por delante de sus competidores, al desarrollar ofertas de crédito personalizadas basadas en datos bancarios tradicionales. Un usuario que investiga bienes raíces o productos hipotecarios, por ejemplo, puede recibir un préstamo y un seguimiento automatizado. En la era de la banca digital, las necesidades de los clientes deben superarse constantemente, convirtiendo al banco en un asesor de confianza que siempre está atento a los mejores intereses de los consumidores. Para lograr esto, los bancos deben sentirse cómodos con el manejo de la gran cantidad de datos creados por sus clientes. Eso significa convertir una gran cantidad de información en puntos de acción, que se traducen en valor corporativo y beneficios para el cliente. Este nivel de personalización puede ayudar a los bancos a obtener recomendaciones de boca en boca, que son críticas en la industria financiera, donde los consumidores promedio a menudo se ven abrumados por la gran cantidad y complejidad de opciones disponibles en el mercado.

Gestionar de forma segura los datos del cliente

A medida que las vidas de los consumidores se vuelven cada vez más digitales, la necesidad de ser un buen administrador de su información personal es de suma importancia. Las buenas noticias son aquellas que demuestran la evolución de sistemas tradicionales menos seguros a plataformas digitales basadas en la nube, donde las mejoras de seguridad se hacen constantemente. De esta manera, pueden presumir de una mayor tranquilidad y adelantarse a los competidores. Según un informe de la banca digital de 2016 de Ernst & Young: “Dentro de la industria, la adopción temprana de la tecnología en la nube se ha centrado en la infraestructura y los servicios de software basados ​​en proveedores. Sin embargo, el uso de tecnologías en la nube para mejorar el front-office y las funciones principales ha sido tomada con cautela para garantizar la seguridad de los datos, la privacidad y disminuir los riesgos operacionales”, si los bancos adoptan estas tecnologías, pueden ofrecer seguridad adicional a los clientes a la vez que aprovechan el análisis de los datos para automatizar y agilizar las decisiones en toda la cadena de valor bancaria de extremo a extremo. Además de todos estos cambios estratégicos clave, los bancos también deben buscar socios Fintech probados y confiables con experiencia y un historial exitoso para ayudar a las instituciones en su transformación digital.

Con un motor digital comprobado y amplias colaboraciones de desarrolladores, los bancos pueden alcanzar integraciones innovadoras en cualquier canal de atención al cliente, proveedores de pago y otras ofertas SaaS complementarias para experiencias de clientes simples, ágiles y automatizadas. A medida que la era financiera obliga a las instituciones a digitalizar, innovar y escalar para adaptarse a las necesidades de los clientes, aquellos que pueden avanzar al ritmo de una empresa de tecnología mientras siguen comprometidos con la fuerza, la seguridad y el servicio serán los líderes de esta nueva era.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Leave a Reply