Asegúrese contra el Covid-19

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasNegociosTop News

Asegúrese contra el Covid-19

En Centroamérica, la industria de seguros ha hecho grandes esfuerzos para incluir los tratamientos para COVID-19 dentro de sus coberturas de gastos médicos.

Uno de los mayores temores durante esta pandemia ha sido y sigue siendo el acceso pronto y efectivo a los mejores servicios médicos en caso de contraer la enfermedad, pues a la fecha carecemos de una cura y las posibles vacunas contra el COVID-19 siguen en etapa de investigación.

Esta pandemia sorprendió al mundo entero por la virulencia con la que atacó, así como por los estragos económicos y sociales que ha provocado a lo largo de todos estos meses.

Ante este panorama, el mercado internacional y regional de seguros entró en acción y empezó a hacer números para medir los posibles impactos que puede tener el coronavirus en relación con las pólizas y sus coberturas. Además, para ofrecerle a sus asegurados las mejores opciones y coberturas de gastos médicos.

“Las primeras preocupaciones en la parte de seguros siempre son que las pandemias están excluidas de las coberturas de gastos médicos, porque el seguro se basa en la ley de “los grandes números”, entonces, en una pandemia con este impacto global, queda claro que es imposible destruir ese riesgo”, explica Tomás Soley, superintendente general de Seguros de Costa Rica.

De acuerdo con Soley, lo que sí sucedió es que muy tempranamente se empezaron a hacer números y en el caso de Costa Rica (registró el primer caso de COVID el 6 de marzo) ya para final de mes había una posición bastante clara de las compañías aseguradoras, con respecto a levantar esa restricción de pandemia para el caso de gastos médicos.

“La situación ha sido generalizada en muchos otros países, donde las compañías de seguros han logrado dar ese paso y negociar con sus asegurados para darles atención, sin comprometer a la compañía. Yo diría que con esa decisión la industria sale fortalecida, al dar un mensaje positivo dentro de los parámetros de gestión de riesgo, porque a pesar de ser una enfermedad que estaba excluida, sí fue incorporada en sus planes de atención”, agrega el superintendente.

Un claro ejemplo, es BMI Seguros de Guatemala, una aseguradora con impacto regional, que se posicionó entre las primeras en ofrecer el seguro contra COVID-19, al igual que Sagicor, Pan-American Life y el INS, solo por citar algunas.

Productos novedosos y a la medida

Más allá de las coberturas COVID, la pandemia puso en evidencia que muchos procesos que hasta entonces se hacían sólo de forma presencial, ahora se deben cumplir desde casa o de manera automatizada, y desde el punto de vista de seguros, estos cambios han hecho que las compañías deban ser más creativas y se enfoquen en nuevos productos y servicios.

Entre los ejemplos destaca la telemedicina y el envío de medicamentos a la casa, ambos son servicios inexistentes anteriormente y con la pandemia se han consolidado para apoyar a muchos asegurados.

“El seguro de salud es muy resistente a las crisis, porque la gente que tiene uno, normalmente lo usa como complemento a su seguro social, ya que la salud de su familia es una preocupación. En Costa Rica el seguro de gastos médicos creció un 10,5% de agosto del año pasado a agosto de este año y el monto de las primas supera los US$48 millones en los primeros 10 meses del año”, afirma Soley.

El efecto pandemia ha hecho que mucha gente compre un seguro de salud.

Otro de los seguros que cobra relevancia es el de viajeros, a quienes las normas internacionales exigen a partir de ahora comprar seguro de gastos médicos y para quienes las aseguradoras locales e internacionales ofrecen nuevas coberturas.

“Ahora se empieza a pensar a nivel mundial en una serie de productos nuevos, como algunos que cubran a pequeñas y medianas empresas, que son muy expuestas y vulnerables y que su oferta aseguradora es reducida”, detalla el superintendente.

Otra tendencia y novedad es la promoción de seguros inclusivos, que tienen como objetivo ser más cercanos y funcionales y que se generen por canales alternativos. Lo que se pretende es que se generen pólizas en lenguaje sencillo, que sean fáciles de entender, fáciles de vender, por distintos canales, por páginas web, por teléfono, en algún comercio cercano, con un app, pero sobre todo fáciles y rápidos de cobrar.

Hay todavía muchos espacios vacíos en el mercado donde la gente espera encontrar seguros pertinentes, que le den valor agregado y que sean accesibles. De ahí que los expertos reconocen que entre los retos de la industria aseguradora destaca cómo llegar a los clientes y cómo facilitarle al consumidor una experiencia más adecuada y un producto con el que sientan protección.

Karla Echavarría

Deja una respuesta