• 14 mayo, 2021

Jorge de la Guardia, un sembrador que también cosecha música

Jorge de la Guardia, un sembrador que también cosecha música

Desde la Fundación Moviendo Vidas apuesta por la naturaleza y la educación musical en niños de escasos recursos.

Por Milagros Sánchez

Jorge de la Guardia Romero es un empresario con dosis extra de pasión y energía. Con ellas ha logrado alcanzar muchas metas personales y empresariales, la próxima es vestir de verde a su país natal, a través de la campaña “Siembra tu árbol Panamá» que junto a un grupo de organizaciones se han propuesto plantar 1 millón de árboles en Ciudad Panamá y La Chorrera.

Esta maravillosa iniciativa, junto al de educación musical a niños de bajos recursos, son los dos programas que promueve la “Fundación Moviendo Vidas” y que trae más que entusiasmados a su creador, don Jorge y su esposa María Eugenia, cariñosamente conocida como Maruja.

Lanzamiento de Millón de Árboles.

Después de muchos años al frente de su compañía “Panamá Car Rental S.A.” ( Grupo PCR),  este filántropo empresario, decidió poner en manos de sus hijos Jorge Juan, Ricardo, María Eugenia y Michelle los negocios, quienes con mucho éxito han asumido el reto, dando espacio a que su padre, siempre en compañía de su madre, se dediquen a las causas sociales.

“Yo le doy gracias a Dios que Jorge encontró estas dos pasiones porque las energías que tiene son enormes. Nuestros hijos están manejando los negocios perfectamente bien desde hace varios años, así que estamos alejados del día a día y Jorge tiene que canalizar esas energías en algún sitio y qué mejor forma que a través de estos programas”, expresó doña Maruja.

Aunque la campaña empezó en el año 2020, es hasta el próximo 30 de mayo que oficialmente será su lanzamiento en el parque Omar de Ciudad Panamá. El evento contará con la participación de la Primera Dama del país canalero, Yazmín Colón de Cortizo y de todas las organizaciones y voluntarios que participan.

Don Jorge y doña Maruja de la Guardia.

“La idea nació porque vemos que muchas ciudades en Latinoamérica están totalmente devastadas porque la gente descuida los árboles y nuestras ciudades se han vuelto de cemento (edificaciones sin zonas verdes). Entonces queremos que la gente aprenda a cómo sembrar los árboles pero también a cuidarlos y mantenerlos”, explica don Jorge.

El empresario, quien vive su etapa de retiro, recuerda que la primera acción que llevó a cabo, fue a través de sus redes sociales donde ofreció plantones que tenía en el vivero de su casa de montaña, recibiendo una gran acogida de parte de sus seguidores.

Solo el año pasado lograron de forma improvisada, sembrar una cantidad considerable de plantones con ayuda de “guerrilleros forestales” a como les llama a los voluntarios que se sumaron a la jornada ecológica.

Don Jorge y doña Maruja con el rey Abdalá II de Jordania.

La Fundación “Moviendo Vidas”, organización sin fines de lucro, orientada a la creación de orquestas sinfónicas en instituciones colegiales que no cuenten con programas artísticos – culturales, como parte de la responsabilidad social del Grupo PCR a cargo de María Eugenia de la Guardia (hija), han donado, hasta ahora, más de 10.000 plantones. Incluso, recientemente firmaron un convenio con la Alcaldía de Panamá para reforestar toda la ciudad capital.

Sin embargo, el proyecto formal consiste en sembrar 200.000 árboles por año en los diferentes parques, repartos y calles , hasta alcanzar el millón en cinco años, entre guayacanes de flores amarillas, acacias  rojas, robles rosados y blancos y jacarandas de color morado, lo que cubriría un total de 18.000 hectáreas de terreno, distribuidas en diferentes zonas, principalmente en los parques de la capital.

“Las diferentes empresas públicas y privadas que participan se van a dedicar a un área específico por semana y vamos ir sembrando acera por acera, calle por calle y parques. Solo en Ciudad Panamá tenemos 617 parques que les faltan árboles. Será maravilloso ver la ciudad con todos estos árboles plantados dando estas flores con una diversidad de colores. Va ser como Washington y Japón con los cherry blossom tree (árboles de cerezo). Ese es el concepto que queremos para Panamá”, expresó.

Para este ambicioso proyecto cuentan con la asesoría de la Embajada de Israel por su experiencia como país, donde, según nos relató don Jorge, han logrado plantar 240 millones de árboles en el desierto, a lo largo de su historia como nación.

Don Jorge de la Guardia, el expresidente argentino Mauricio Macri y doña Maruja de la Guardia.

Transformando vidas a través de la música

Toda esa emoción con la que don Jorge se expresa de “Siembra tu árbol Panamá”, la traslada también a la hora de hablar de su otro proyecto, promover la educación musical en niños de escasos recursos.

“Para mí, como responsabilidad social empresarial, es poder dar de vuelta, gracias a Dios, un poco de lo que uno tiene, poder crear una sociedad más consciente y más educada. Poder forjar caminos de personas que lo necesitan mucho”, dijo.

Explicó que a través de este programa que se implementó hace tres años, se imparten clases de violín, piano, violonchelo y canto, obteniendo maravillosos resultados porque los niños beneficiados han transformado sus vidas, a través de la música. También como parte del proyecto está  la formación de una Orquesta Sinfónica Juvenil.

“Los mismos padres nos dicen, ¿qué han hecho con mi hijo porque ha cambiado tanto?. Desde que entraron a estudiar música les cambió la actitud porque la persona que aprende música crea una inteligencia mayor y una capacidad de aprendizaje y emprendimiento también mayor”, manifestó.

Don Jorge está tan motivado con el proyecto, que actualmente forma parte de la directiva de “La Orquesta de las Américas”, sinfónica  panamericana que aglutina los mejores músicos  entre 18 y 30 años de más de 25 países del hemisferio occidental, con sede en Washington, que  tiene como misión empoderar a los líderes musicales en ascenso para transformar vidas en las América.

“Mi idea con ellos es lograr hacer clases virtuales para que lleguen a todas las áreas del mundo, donde cualquier niño pueda entrar a Youtube y tengan acceso a estas clases. Pero además ellos tienen un programa que les enseña a ser emprendedores y queremos que estos niños en Panamá puedan subsistir apoyados en su talento musical pero que también desarrollen otras cualidades”, explicó.

La familia de la Guardia en una actividad.

Trabajo en equipo

Es así que aquel joven soñador, graduado de Economía en la Universidad de Notre Dame y con una maestría en Business and Administration de la Universidad de Miami, emplea todas sus energías de forma positiva, las mismas que utilizó para emprender y diversificar su propia compañía en el ramo automotriz, iniciando con la adquisición de la franquicia “Dollar rent a car” hace 25 años atrás.

Nuestro Chairman en Vida y Éxito, Roberto J. Argüello, recuerda que a don Jorge lo conocío precisamente en la Universidad de Notre Dame en 1973 con quien entabló una bonita amistad y ha sido testigo que el empresario panameño y su esposa, doña Maruja, han triunfado a pesar de los obstáculos.

“Han sido un ejemplo de matrimonio y familia. Y por su puesto son empresarios que han creado una extraordinaria empresa en la cual laboran centenarias de personas”, dice.

El señor Argüello añadió que cuando piensa en gente buena, que desean y hacen el bien, piensa en el matrimonio de la Guardia. Es por ello que aplaude “ los esfuerzos de Jorge y Maruja en dar alegría a miles de niños de bajos recursos y de sembrar un millón de árboles en Panamá”.

¿Que si fue fácil?, todo lo contrario. La vida enfrentó a don Jorge con situaciones difíciles que supo sortear, primero con el apoyo de su esposa Maruja, su incondicional compañera de vida hace casi 45 años y más tarde con la de sus cuatro maravillosos hijos que lo llenan de mucha satisfacción.

“Fuimos dándole los negocios a nuestros hijos para nosotros ir retirándonos.  Nosotros solo participamos de la directiva, pero ellos lo están haciendo extremadamente bien, estoy muy contento con su trabajo y desarrollo”, recalca.

Reflexiona y continúa expresando – “cuando uno está en crisis piensa que se va a caer el mundo pero eso es equivocado, el mundo sigue dando vueltas. Aprende el que se cae y se levanta, es parte de la vida”, subrayó.

Doña Maruja, quien lo acompañó durante toda la conversación, demostrando lo bien que se acoplan hasta cuando él en broma la señaló de tener un “crush” (enamoramiento) con él cuando eran niños, reforzó sus palabras enfatizando que todo lo han construido juntos como un gran equipo.

“Todo lo que hemos logrado ha sido difícil, pero si uno tiene bien puestas las metas en lo que es la familia, todas las cosas se pueden vencer y si hay amor con más razón. El legado que queremos inculcarle a nuestros hijos con mayor pasión, es esa importancia de dar mucho más a las personas que lo necesitan, de contar las bendiciones”, dijo.

Con esa complicidad que los caracteriza, disfrutan el tiempo en familia cuando viajan, juegan tenis o simplemente se juntan con sus hijos y ocho nietos, quienes también están aprendiendo a tocar un instrumento musical.

Etiquetas: Empresario / filantropía / Jorge de la Guardia / Panamá

Recomendaciones sobre este tema

CIFI se consagra como la primera institución financiera de Panamá acreditada por el Fondo Verde del Clima

CIFI se consagra como la primera institución financiera de Panamá acreditada por el Fondo Verde del Clima

Este reconocimiento subraya la visión, el compromiso y la labor incansable de CIFI en Panamá y la región…
Previsiones para Panamá apuntan a un crecimiento de 5% en 2025

Previsiones para Panamá apuntan a un crecimiento de 5% en 2025

Héctor Alexander, ministro de Economía y Finanzas de Panamá, aseguró que los motores de crecimiento del país hasta…
Experiencia en estrategia y finanzas corporativas

Experiencia en estrategia y finanzas corporativas

Antes de crear su propia compañía, Ricardo Huertas, trabajó en Ernst and Young, Value Partners, Kerdos Corporate Finance…