• abril 7, 2022

El legado de Carlos Guillermo Muñiz Bermúdez

El legado de Carlos Guillermo Muñiz Bermúdez

Trabajó para el Banco Central de Nicaragua, Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial y para la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico.

Por Milagros Sánchez Pinell

El 27 de agosto de 1945 a las 4:12 p.m. nació en Managua, Carlos Guillermo Muñiz Bermúdez, un ícono bancario, a quien puede considerarse un ilustre hijo de Nicaragua.

Desde muy joven se destacó como un gran economista. Se graduó Summa Cum Laude en Economía en la Universidad de Georgetown en Washington D.C. En la Universidad de Chicago obtuvo una maestría también en Economía y finalizó sus cursos de doctorado quedándole pendiente su tesis.

Antes de cumplir los 30 años asumió la Dirección de Estudios Económicos y la Gerencia del Banco Central de Nicaragua, bajo el liderazgo del doctor Roberto Incer Barquero, quién es recordado junto con Francisco Lainez como uno de los dos mejores presidentes del Banco Central nicaragüense y un gran mentor que impulsó la profesionalización de decenas de jóvenes en los años 70.   Además, el doctor Incer realizó un enorme aporte a la cultura, la educación y la ciencia, ganándose un lugar privilegiado en la historia de su país.

Después de 1979, don Carlos trabajó para el Banco Mundial por un período de dos años, hasta que se unió al Fondo Monetario Internacional (FMI) durante 25 años de su vida, donde lo distinguieron como jefe de misión en varios países de América Latina y el Caribe.

También, el FMI lo envió como su representante en sus tres plazas más importantes de América Latina: Chile, Argentina y México.  Su último trabajo fue para la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico (FUNIDES) del 2011 al 2014, tiempo en que radicó en su país natal.

Don Carlos es hijo de Genaro Muñiz López y Leticia Bermúdez Solórzano. Está casado con Guadalupe Somoza Montealegre desde hace 49 años.

Es padre de cinco hijos: Berny (propietaria de las cadenas Fuddruckers y McAlister’s Deli en el sur de Florida), Carlos Genaro (Magistrado de la Corte Suprema de la Florida y a partir de julio presidente de la misma), Roberto Javier (comandante retirado de los Guarda Costa de Estados Unidos y socio en tres compañías de seguridad marítima), Juan Carlos (Cardiólogo Infantil. Jefe de la Unidad de Imágenes de Nicklaus Children’s Hospital de Miami) y María Fernanda Guadalupe (a cargo de los programas de pobreza del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia UNICEF). A todos les inculcaron de niños “la educación, el cariño y la moralidad”.

Tras su retiro del mundo laboral, con residencia en Miami, Florida, se dedica a escribir esporádicamente en el diario La Prensa de Nicaragua. “Más o menos una vez al mes, cuando creo que tengo algo que decir”.

También dice dedicarle un poco de tiempo al estudio, hacer ejercicios, conversar con su esposa y disfrutar de sus 12 nietos.

Nuestro chairman, Roberto J. Argüello recordó que desde que tenía 19 años siente una profunda admiración y cariño por don Carlos, a quien conoció cuando hizo una pasantía en el Banco Central de Nicaragua.

“Una de las cosas que hay que reconocer, es que durante su liderazgo y el del doctor Incer Barquero se formaron en el Banco Central numerosos profesionales, quienes a lo largo del tiempo han servido a Nicaragua y han sobresalido en el Fondo Monetario, Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo”, dijo don Roberto.

Añadió que muchos profesionales están muy agradecidos por la oportunidad que les brindaron en el Banco Central de Nicaragua cuando todos eran jóvenes.

A continuación, la revista Vida y Éxito comparte una amena conversación que sostuvimos con don Carlos, en donde nos relata sobre su trayectoria y legado.

¿Cómo descubrió su vocación como economista?

Mi papá era financista y eso me hizo pensar mucho en ser financista o economista.  Terminé siendo economista y me gradué en la Universidad de Georgetown como tal.

¿Entiendo que el doctor Roberto Incer Barquero fue quien le ofreció el trabajo en el Banco Central de Nicaragua?

Recuerdo que estando en Copenhague, Dinamarca, fui a saludar al doctor Roberto Incer Barquero a quién no conocía, pero sabía quién era porque yo era becario del Banco Central. En ese momento, por mi récord académico, me ofreció la Dirección de Estudios Económicos que era la tercera posición en el banco.

¿Siempre se caracterizó por ser buen alumno?

Eso dicen. Más que inteligente creo que fui muy disciplinado. Me gradué en el colegio Centroamérica de Granada de la promoción de 1963. Mis padres me enseñaron la excelencia y me inculcaron que uno debía de dar lo mejor y esforzarse mucho.

Usted era muy joven cuando le ofrecieron el cargo en la Dirección de Estudios Económicos. ¿Qué pensó en ese momento de esa oferta?

Me sorprendió por mi edad porque tenía 25 años, pero me agradó mucho.

¿Cómo definiría la experiencia de trabajar con el doctor Incer Barquero?

Fue una experiencia extraordinaria. Era un hombre sumamente inteligente y con mucha chispa. Tenía mucha fe en la educación y en la cultura. Pienso que es uno de los hombres más grandes que ha tenido Nicaragua.

¿Qué cree que vio en usted para confiarle cargos tan importantes en el Banco Central?

Una pregunta muy difícil, pero supongo que mi récord académico y la trayectoria de honestidad de mi familia. El doctor Incer se la jugó conmigo y creo que le pagué bien.

¿Cuáles cree que fueron las mayores lecciones que recibió del doctor Incer Barquero?

Yo diría, primero, la humildad. Era un hombre muy brillante pero muy humilde. Segundo, su legado de educación y su énfasis en que la educación es la primera piedra para resolver todos los problemas y tercero, su honestidad. Era un hombre probo de pies a cabeza.

En 1979 usted tuvo que abandonar el país por la situación política. ¿Cómo fue esa experiencia?

Desafortunada. Fue muy triste pero todavía era muy joven y lo pude aguantar.  Recuerdo que salí de Nicaragua con apenas US$700. Y aunque, por supuesto hubiera preferido quedarme en Nicaragua labré nuevas oportunidades fuera de mi país.

¿Cuáles considera que fueron sus mayores logros en el Banco Central de Nicaragua?

Mi mayor logro creo que fue continuar la labor de Ernesto Fernández de crear un equipo de primera en estudios económicos y eso lo continúe y lo avancé, pero mi mayor logro en mi vida es mi familia.

¿Qué cargos ocupó en el Fondo Monetario Internacional?

Comencé como economista principal o senior, como le llaman en inglés, y terminé siendo Director Adjunto del Departamento del Hemisferio Occidental que cubre desde Estados Unidos hasta Chile y en el Departamento de Política que es como la curia del Fondo Monetario. Puedo decir que tuve la dicha de trabajar con un equipo de muchachos brillantes tanto en el FMI como en el BCN y FUNIDES.

¿Qué me podría decir de su esposa?

Con mi esposa Guadalupe tengo una relación muy buena, la quiero mucho, es mi vida, y la respeto mucho.

Hace poco su hijo Carlos Muñiz fue electo por la Corte Suprema de Florida como presidente del Tribunal Supremo de Florida. ¿Cómo se siente con ese nombramiento?

Sí. Es de mucho orgullo para nosotros en la familia y creo que para Nicaragua.

Usted publicó un artículo dedicado a sus amigos que tituló: “Enriquecido por mis amistades”. ¿Qué significan ellos para usted?

He tenido la dicha de tener amigos muy cercanos a los cuales les tengo mucho cariño. Son gente de bien, con mucha moralidad, además de ser muy exitosos. Ellos me han reforzado mis propios valores.

 ¿Podríamos decir que está en la mejor etapa de su vida?

Yo diría que sí, estoy contento. Tengo la alegría de haber hecho con mi esposa una buena familia.

Me he dado cuenta de que usted apuesta mucho por los jóvenes. ¿Hay algún consejo que quiera compartir con ellos?

¡Por supuesto! Ellos son el futuro, son los que van sobreviviendo a las generaciones y haciendo cada día mejor lo que lo hicimos nosotros. Mi consejo es que trabajen duro, que se eduquen y crean en Nicaragua.

¿Le gustaría regresar a vivir a Nicaragua?

¡Claro! Sigo añorando cada día más a mi país. Lo extraño todo, en particular el olor a la tierra mojada.

Etiquetas: economía / economista nicaragüense / Miami / Nicaragua

Recomendaciones sobre este tema

Sobrevivientes de cáncer de mama y mujeres con hijos con discapacidad reciben talleres de arte terapéutico en Nicaragua

Sobrevivientes de cáncer de mama y mujeres con hijos con discapacidad reciben talleres de arte terapéutico en Nicaragua

Llegan al Centro de Arte de la FOG/Banpro con entusiasmo a recibir sus clases, con el anhelo de…
La Estufa de Estefanía Argeñal

La Estufa de Estefanía Argeñal

Empezó su negocio en la cocina de sus padres y en julio abrirá su primera pastelería, donde ofrecerá…
Honduras registra el segundo mejor Índice Mensual de Actividad Económica en Centroamérica

Honduras registra el segundo mejor Índice Mensual de Actividad Económica en Centroamérica

El primer lugar del Índice Mensual de Actividad Económica fue para Panamá.