Vida y Éxito publica editorial del Nuevo Diario de Nicaragua defendiendo la libertad de expresión y el sector privado. Por Roberto J. Arguello Chairman de Northern Media y Vida y Éxito

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Negocios

Vida y Éxito publica editorial del Nuevo Diario de Nicaragua defendiendo la libertad de expresión y el sector privado. Por Roberto J. Arguello Chairman de Northern Media y Vida y Éxito

Reproducción de noticias falsas contra Grupo Promerica. Tomado de El Nuevo Diario.

Tratan de desprestigiar al Grupo Promerica y a El Nuevo Diario.

Canales de televisión y radioemisoras oficialistas están atacando al Grupo Promerica, utilizando noticias falsas generadas en El Salvador por un diario digital de ese país para difamar a la subsidiaria de este grupo en El Salvador y a algunos de sus propietarios y ejecutivos.

De manera orquestada, los canales oficialistas 4, 13 y 2, más las radioemisoras Nueva Radio Ya y La Primerísima, están señalando de forma irresponsable al grupo financiero Promerica y a sus directivos de cometer ilícitos, sin confirmar la noticia y sin pruebas, reproduciendo información falsa publicada por Diario1, un sitio del empresario salvadoreño Adolfo Salume, conocido por atacar a sus competidores empresariales.

Hace días, Promerica emprendió acciones legales contra Diario1 y Salume en Estados Unidos, que podrían extenderse a otras jurisdicciones donde opera el grupo en la región

Reproducción de noticias falsas contra Grupo Promerica. Tomado de El Nuevo Diario.

Medios de comunicación serios de El Salvador, entre ellos El Faro, han informado en varias ocasiones que Salume se ha caracterizado por atacar a empresas salvadoreñas que representan una competencia para sus negocios.

EI Diario1, propiedad de Salume, “suele publicar artículos donde se cuestiona a personajes o empresarios vinculados al negocio de las harinas”, publicó El Faro en un extenso trabajo investigativo en agosto del 2016.

Los ataques de los medios oficialistas de Nicaragua también están dirigidos contra El Nuevo Diario, lo cual es una acción más del Gobierno contra el periodismo independiente y la libertad de prensa.

Salume apareció señalado en la famosa investigación Panamá Papers, de crear empresas offshore en paraísos fiscales para evadir impuestos en El Salvador, además de utilizar “prácticas anticompetitivas en su negocio de la harina, Molinos de El Salvador, S.A. de C.V. (Molsa)”, explicó El Faro.

Hace unas semanas, Salume lanzó la nueva imagen del Banco Azteca, el que adquirió en El Salvador, y relanzó como ABank, y ahora se ha dado a la tarea de difamar al Banco Promerica, publicando información inexacta y calumniosa, en su sitio digital Diario1.

El Banco Promerica emitió un comunicado señalando que “la publicación se basa en un supuesto documento de inteligencia con información del año 2015, al que supuestamente Diario1 habría tenido acceso” y no se precisa eI origen de dicho documento ni la institución que lo habría elaborado, por lo que “la publicación carece de toda credibilidad”.

Promerica agrega: “Desconocemos las motivaciones e intereses que se esconden detrás de esta publicación, que evidentemente es malintencionada. No es primera vez que este medio digital hace señalamientos infundados contra nuestra institución.”

A partir de los artículos de Diario1, se “han girado instrucciones para iniciar las demandas tanto en El Salvador como en el extranjero en contra de Diario1, su junta directiva y sus propietarios, así como cualquier otra persona que resulte responsable de estos hechos”, aseveró Promerica en su comunicado más reciente.

Salume también es dueño de la revista Factum, que hace una función similar a Diario1, tal como indican varias denuncias de afectados. Precisamente, en abril pasado el actual presidente de El Salvador, Nayib Bukele, publicó un tuit afirmando que esa publicación estaba haciendo “sicariato periodístico”.

“Fito Salume deberías decirle a tu empleado @HsilvAvalos que deje de hacer sicariato periodístico, ya que entiendo que es un tema de dueño del circo”, expresó Bukele.

“Hoy Factum se graduó de Fake News, ’interpretando’ tuits con cosas que no tienen nada que ver. ¿Método periodístico? ¿Do’nde?”, comentó Bukele.

En el año 2007, la Superintendencia de Competencia (SC) salvadoreña determinó que Molinos de El Salvador, S.A. de C.V. (Molsa), la empresa de Salume, cometía prácticas anticompetitivas.

“Descubrio’ que Molsa tenía un acuerdo con su competidor Harisa para repartirse el mercado. La SC impuso una multa de aproximadamente US$1,9 millones a Molsa, que quedó en pausa por una sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo, que detuvo el cobro”, reveló el reportaje de El Faro.

Según reportajes de otros medios de El Salvador, “el Ministerio Público se vio forzado a presentar una Demanda en Proceso Civil Ejecutivo, en el juzgado Tercero de lo Mercantil de San Salvador, en contra de Molsa debido a que esta empresa se negó a pagar los US$1,9 millones de la multa que le impuso Ia Superintendencia de Competencia.

La Fiscalia General de la República embargó las cuentas de Molsa en agosto de 2018 y solo así esta empresa de Salume pagó la multa que le había impuesto, una década antes, la Superintendencia de Competencia, reportó el diario El Mundo.

El link del artículo original está en: El Nuevo Diario

 

Roberto J. Argüello

Leave a Reply