Revise cuidadosamente su vehículo antes de salir de viaje estas vacaciones

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Negocios

Revise cuidadosamente su vehículo antes de salir de viaje estas vacaciones

Revise bien su automóvil antes de salir de vacaciones.

Con la llegada de las vacaciones miles de costarricenses se trasladarán en las próximas semanas a sitios turísticos y de descanso, por tanto, es importante tomar en cuenta algunos detalles en el vehículo de previo a realizar un recorrido de varias horas.

Roy Rodríguez, jefe administrativo de los talleres Veinsa señaló que chequear el vehículo antes de ir a la playa, montaña o sitios de recreo puede evitar, además de un accidente, quedarse “varado” en el camino e inclusive daños severos al motor, por ello brinda las siguientes recomendaciones:

1. Nivel de aceite: Se debe verificar que esté entre el máximo y mínimo que indica el fabricante, y que todavía se encuentre en período de validez, es decir, que no se haya pasado el tiempo de cambio, ya sea por fecha o por kilometraje. Si el cambio venció la recomendación es hacerlo antes del viaje.

“Si el aceite está degradado podría darse un desgaste, generar problemas de lubricación y fundir el motor. En un viaje de varias horas, es evidente que con el pasar de los kilómetros se va degradando y podría ir cayendo la presión de aceite”, manifestó Rodríguez.

2. Nivel del anticongelante: Mal llamado “agua del vehículo”, debe inspeccionarse con el motor en frío, y que el nivel de anticongelante esté dentro de las marcas que indica el fabricante en el depósito auxiliar. Además la tapa del tanque que alberga el líquido debe estar en buen estado y que no haya perdido el empaque.

“Si el anticongelante no está en su debido nivel se puede calentar el motor y provocar que se funda. Por ejemplo, empezamos a subir por la ruta a Cambronero, el Aguacate o la ruta 27 y no nos damos cuenta cuando de pronto el motor se trabó. En caso de que existan fugas se debe llevar al mecánico para que se realice una prueba en el sistema de refrigeración”, agregó.

3. Limpiaparabrisas: Estos deben funcionar perfectamente pues es común encontrar lluvia o neblina en cualquier parte del país.

4. Luces: que todas funcionen correctamente, incluyendo a llamada “luz alta” y los direccionales, así como la luz de freno. Esta medida puede evitar accidentes en carretera.

5. Líquido de frenos: Se debe revisar que el nivel del líquido esté dentro de los márgenes y si es posible llevarlo al mecánico para chequear las “pastillas” y “zapatas” de freno.

“Al ser recorridos muy largos y cuando hay descensos, los frenos se van a recalentar un poco más, y si no hay suficiente líquido el pedal puede irse a fondo, pierde presión y puede ocurrir que no frene. Es sumamente importante para asegurarse una buena operación del sistema”, indicó Rodríguez.

6. Neumáticos: deben estar en buen estado, que no se observe un desgaste irregular y que la presión de la llanta sea la correcta.

7. Batería: cerciorarse que las gasas estén bien socadas, que el nivel de líquido sea el correcto. Esto es vital ya que si hay alguna gasa floja o dañada puede provocar un problema.

8. Combustible: Antes de iniciar el viaje se recomienda llenar el tanque de combustible en una estación de servicio de confianza y únicamente si es estrictamente necesario llenar en otra gasolinera.

“Como no conocemos la estación de servicio, no sabemos si los tanques están limpios, y muchos de los “varonazos” ocurren porque llenamos el tanque en sitios desconocidos”, manifestó.

En carretera

Rodríguez recomienda durante el viaje estar siempre alerta a los indicadores en el tablero de instrumentos, y en caso de que se encienda alguna luz roja, detener inmediatamente el vehículo, ya que se trata de un peligro. Cuando la luz de alerta es amarilla, inspeccionar si consiste en una advertencia de chequeo y comunicarse con la agencia si se tienen dudas.

En caso de que el nivel de temperatura del motor esté por encima de la mitad, el conductor debe detener el vehículo y apagarlo, ya que el motor podría sufrir un daño si se sigue conduciendo.

“Es recomendable esperar un lapso de 30 minutos para que baje la temperatura del motor, y posteriormente soltar el tapón del radiador, ver si hace falta líquido, rellenarlo, y continuar el viaje siempre atento a los niveles”, agregó.

Uno de los principales errores por desconocimiento es retirar el tapón del radiador cuando el vehículo aún está caliente, ya que existe una alta probabilidad de quemarse con el anticongelante. El otro error es agregar agua fría o cooland inmediatamente, y generar un choque de temperatura en el sistema que produzca que se reviente alguna pieza.

Durante estas vacaciones Taller Veinsa brindará asistencia a los clientes que tengan dudas o consultas sobre el mantenimiento del vehículo por medio del call center 4000-8000.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta