• 26 diciembre, 2022

Creando esperanza para un futuro prometedor

Creando esperanza para un futuro prometedor

Para la primera generación fueron 15 las empresas interesadas en contratarlos.

Cuando apenas tenía tres años, Juan Carlos Zúñiga llegó a la casa hogar Oscar Arnulfo Romero, en el departamento de La Libertad, en El Salvador. Venía de una familia con problemas y su futuro era incierto. En el 2014, cuando tenía 16 años y cursaba el primer año de bachillerato, le llegó la oportunidad de ser parte de la primera generación de “Creando Esperanza” programa de la Fundación Renacer.

El programa le permitió prepararse en el área de mantenimiento del Hotel Real Intercontinental en San Salvador, y consiguió quedarse con el empleo. A los 18 años tuvo que salir de la casa hogar como lo dicta la ley, pero ya contaba con las herramientas para hacer frente a los desafíos de la vida adulta.

Siguió estudiando hasta graduarse como ingeniero industrial. Ahora que ya es un profesional, está preparándose para optar a un nuevo cargo dentro del hotel.

Juan Carlos es uno de los más de 200 jóvenes provenientes de casas hogar que a la fecha, han logrado culminar el proceso de 12 meses de preparación para la vida productiva que brinda el programa liderado por Fernando Poma, vicepresidente y director ejecutivo de la Fundación Renacer.

La primera idea fue crear un hogar para atender a niños y jóvenes abandonados, pero al indagar sobre el tema se dieron cuenta que los jóvenes deben dejar los hogares de acogida al cumplir los 18 años.

Juan Carlos Zúñiga y Oliver Zúñiga, ambos jóvenes beneficiados con el programa “Creando Esperanza” de la Fundación Renacer, junto al empresario Fernando Poma (centro).

“La conclusión fue que debíamos apoyar a los jóvenes próximos a cumplir 18 años y que deben enfrentar un futuro incierto. Entonces decidimos ayudar a estos grupos con capacitaciones para que pudieran hacerle frente a la nueva etapa de sus vidas”, señala Fernando Poma.

Fue así como arrancaron el proyecto. En primera instancia con una empresa del grupo Poma (Hotel Real Intercontinental) y con 17 jóvenes de tres casas hogar, a quienes se las brindó capacitación en prácticas técnicas en empresas, clases de inglés, computación con énfasis en Word y Excel, liderazgo, valores, finanzas para la vida, empleabilidad y habilidades blandas y acompañamiento psicológico, entre otros.

Las capacitaciones se trabajan en un período de 12 meses y 426 horas de preparación, y los jóvenes tienen la libertad de escoger el área de trabajo en donde se sientan más cómodos y es en ese espacio donde se les brinda el asesoramiento. Para la primera generación fueron 15 las empresas interesadas en contratarlos.

Etiquetas: El Salvador / Fernando Poma / Fundación Renacer / Grupo Poma

Recomendaciones sobre este tema

En El Salvador los depósitos alcanzaron más de US$17.553,0 millones

En El Salvador los depósitos alcanzaron más de US$17.553,0 millones

Síganos en Instagram: @revistavidayexito Según el informe de La Asociación Bancaria Salvadoreña, ABANSA, los depósitos alcanzaron más de…
Banco Promerica El Salvador y ASSA firman alianza estratégica que fortalecerá el bienestar financiero de sus clientes

Banco Promerica El Salvador y ASSA firman alianza estratégica que fortalecerá el bienestar financiero de sus clientes

Esta alianza representa un hito significativo en el compromiso de ambas empresas de ofrecer soluciones integrales y de…
n1co inicia una nueva era financiera en la región

n1co inicia una nueva era financiera en la región

Con la tarjeta n1co y la app n1co, los usuarios tienen acceso a una amplia gama de servicios…