• agosto 30, 2022

Síndrome postvacacional, ¿se puede evitar?

Síndrome postvacacional, ¿se puede evitar?

Al tratar de incorporarse al trabajo, tras un tiempo fuera, puede haber un sentimiento de cansancio generalizado, que suele ir acompañado de insomnio, de falta de concentración o irritabilidad, entre otros signos.

¿Se fue de vacaciones con el objetivo de descansar, disfrutar y desconectarse, pero a la vuelta el hecho de ir al trabajo le resulta más difícil de lo normal? Es probable que en el pasado haya sufrido el síndrome-post vacacional. Suele aparecer al terminar unas vacaciones o un periodo de desconexión. Al tratar de incorporarse al trabajo, tras este tiempo fuera, puede haber un sentimiento de cansancio generalizado, que suele ir acompañado de insomnio, de falta de concentración o irritabilidad, entre otros signos. Por lo tanto, es posible que el trabajo deje de ser agradable en este punto, parezca más difícil y genere malestar, informa RRHHDigital.

Los síntomas más comunes que se suelen experimentar en este síndrome son: ansiedad, fatiga, irritabilidad, falta de concentración, baja motivación, insomnio/ somnolencia, desesperanza, tristeza y apatía.

¿Por qué aparece el síndrome post-vacacional?

Al incorporarnos al trabajo de nuevo, en nuestro cuerpo sucede una reacción estresante. Es verdad que esto no ocurre de la misma manera ni en la misma intensidad para todos. Es posible que el estrés se genere por la necesidad de ponerse al día, o continuar con las distintas responsabilidades y metas establecidas. De manera similar, no todas las personas tienen la misma capacidad de adaptación, por lo tanto algunos pueden verse afectados en mayor o menor medida. Además, esa reacción estresante no debe ser asociada necesariamente con una respuesta negativa en nuestro comportamiento, ya que mantener un nivel óptimo de activación nos va a llevar a tener un rendimiento adecuado. El problema reside cuando esos niveles de estrés se alejan del nivel deseado.

Volver a la rutina después de unas increíbles vacaciones puede ser un factor de estrés, como se comentaba. Por lo tanto, es importante tener compasión con uno mismo y darnos tiempo para realizar un plan de adaptación, que nos permita aclimatarnos nuevamente a la rutina. Por eso le damos una ideas que le pueden ayudar a regresar a la oficina:

Volver a espacios limpios. Llegar a casa cansado del viaje y encontrar la casa sucia o en desorden puede afectar a nuestro estado de ánimo. Por lo tanto, una idea sería dejar de la mejor manera posible nuestra residencia para que la vuelta resulte menos pesada. Por ejemplo, dejar la nevera despejada, la basura sacada o la ropa de cama limpia va a facilitarnos la vuelta a casa, aliviando el malestar de volver a la rutina.

Al incorporarnos al trabajo de nuevo, en nuestro cuerpo sucede una reacción estresante.

Tiempo antes de volver al trabajo. Después de unas vacaciones, a nadie le gusta pensar en volver al trabajo. Incluso después de un largo viaje el jet-lag puede desajustarnos un poco. Por ello, puede ser reparador dejar uno o incluso dos días para ajustarnos y organizar tareas en el hogar antes de volver a trabajar. La idea es que deje un tiempo o espacio suficiente para poner algunos aspectos de la vida en orden antes de volver al trabajo, así no resulta la vuelta tan abrumadora.

Planificación de actividades. Después de unas vacaciones puede ser beneficioso tener nuevas actividades que nos motiven. De esta forma podemos bajar un poco el impacto sobre volver a la rutina y jornada de trabajo. Recuerde que aunque las vacaciones han llegado a su fin no quiere decir que no puedas seguir divirtiéndose con las personas que quieres.

Journal de viaje. Para algunas personas esta herramienta puede ser muy eficiente. Un journal donde escribir recuerdos sobre las aventuras e inconvenientes que puedan aparecer para así recordar el viaje con detalle en momentos futuros. Se pueden incluir detalles como pensamientos, las cosas que impactaron más y así tener esas memorias vivas entre las páginas.

Saber cuando pedir ayuda. Es normal sentirse algo triste cuando se terminan unas vacaciones, pero a medida que nos vamos adaptando, va desapareciendo. Sin embargo, si estos sentimientos se prolongan y empiezan a tomar efecto en ámbitos emocionales, personales y profesionales es posible que estés hablando de la punta  del iceberg  de lo que en realidad está ocurriendo.

Y para cuando esté de vuelta de las vacaciones, recuerda:

La jornada laboral se queda en la oficina. Al incorporarse en la jornada laboral lo más probable es que no encontremos la motivación suficiente. Lo importante es lograr priorizar actividades. Hay que saber que no es posible hacerlo todo en un día ni al mismo tiempo. Realizarlas y no llevarnos más trabajo a casa. Por otro lado, es importante mantener la jornada laboral y respetar los momentos de descanso para volver con más fuerza. 

Fuente: RRHHDigital

Etiquetas: regresar al trabajo / síndrome-post vacacional / vacaciones

Recomendaciones sobre este tema

Tres lugares de Costa Rica que debe conocer durante sus vacaciones de verano

Tres lugares de Costa Rica que debe conocer durante sus vacaciones de verano

Nosara, Bijagua y San Carlos, son excelentes lugares para visitar durante esta temporada de verano.
Villa Lapas: el lugar para vacacionar con todo incluido y tours en sus instalaciones

Villa Lapas: el lugar para vacacionar con todo incluido y tours en sus instalaciones

El lugar cuenta con 76 habitaciones en diferentes categorías, y un restaurante con una propuesta gastronómica que apuesta…
Cómo evitar el síndrome del corazón de vacaciones

Cómo evitar el síndrome del corazón de vacaciones

Disfruta de las fiestas mientras mantienes su corazón saludable.