• agosto 5, 2022

37% de los colaboradores planea pedir más dinero a su empleador en los próximos 12 meses

37% de los colaboradores planea pedir más dinero a su empleador en los próximos 12 meses

Uno de cada tres encuestados dice que probablemente cambie de empleo en los próximos 12 meses.

La ‘Gran Renuncia’ continuará el próximo año, ya que uno de cada tres trabajadores dice que es probable que cambie de empleador en los próximos 12 meses. Ese fue un hallazgo clave de la encuesta regional de «Miedos y Esperanza de la fuerza laboral 2022» de PwC Interaméricas de 155 trabajadores en 7 países (Costa Rica, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Guatemala, Panamá y República Dominicana), una de las encuestas más grandes jamás realizadas sobre la fuerza laboral de la región. La encuesta encuentra que el 37% planea pedir más dinero a su empleador en los próximos 12 meses.

Si bien un aumento de salario es uno de los principales motivadores para hacer un cambio de trabajo (95%), querer un trabajo satisfactorio (95%) y querer ser verdaderamente ellos mismos en el trabajo (94%) también forman parte de los tres factores principales que buscan los trabajadores en su ambiente laboral. Un punto importante a destacar es que más de la mitad de los encuestados (74%) priorizó poder elegir desde dónde trabajar.

Los colaboradores de la región que probablemente estén buscando nuevo trabajo en los siguientes 12 meses tienen más probabilidades de sentirse satisfechos con su actual empleador comparado con los resultados obtenidos en la encuesta realizada a nivel global.

• 20 puntos porcentuales más probable de sentir que puedo ser verdaderamente quien soy en mi trabajo.

• 14 puntos porcentuales más probable de sentir que mi jefe considera mi punto de vista cuando toma decisiones.

• 3 puntos porcentuales más probable de sentir que soy remunerado de manera justa por mi trabajo.

Los líderes de PwC están conscientes que existe una enorme necesidad de que las empresas hagan más para mejorar las habilidades de los trabajadores, al tiempo que sean conscientes del riesgo de polarización si no se brindan oportunidades de desarrollo en toda la sociedad. Al mismo tiempo, los trabajadores no solo buscan un salario decente, quieren más control sobre cómo trabajan y quieren obtener un mayor significado de lo que hacen. Estos están vinculados: al adquirir habilidades, los trabajadores pueden obtener el control sobre el trabajo que están buscando. Los líderes tienen que adaptarse para construir los equipos necesarios para enfrentar con éxito los desafíos y oportunidades de hoy y los que están por venir.

Las discusiones sobre temas sociales son una característica cotidiana del lugar de trabajo. Los empleados se están beneficiando, a pesar de la falta de apoyo de los empleadores. La encuesta encontró que el 93% de los trabajadores discuten temas sociales y políticos con colegas con frecuencia o en ocasiones. Si bien los líderes empresariales a veces se ponen nerviosos acerca de las personas que traen al trabajo estos problemas potencialmente polarizadores, el impacto es claramente positivo. El 80% de los que hablan sobre temas sociales y políticos en el trabajo reportaron al menos una consecuencia positiva de eso. Con los problemas políticos y sociales presentes en el lugar de trabajo, el trabajo de los empleadores es crear un contexto que asegure los beneficios de una conversación abierta y minimice los impactos negativos: el 20% informó una consecuencia negativa de las discusiones sobre temas sociales.

Estas discusiones se llevan a cabo a pesar del escaso esfuerzo activo por parte de las organizaciones para ayudar a asegurar resultados positivos. Solo el 14% de los empleados dice que su empresa brinda apoyo para ayudarlos a trabajar de manera efectiva con personas que comparten diferentes puntos de vista.

La encuesta mostró que los trabajadores tienen un interés particular en el impacto de su empleador en la sociedad, específicamente en el bienestar de los colaboradores y el impacto en el ambiente natural. Casi la totalidad de los trabajadores (96%) le otorgan importancia a la protección y el bienestar de los colaboradores, también les importa el impacto de la organización en el ambiente natural (85%), y, en tercer lugar, les interesa la diversidad y la inclusión en el lugar de trabajo (81%).

El 37% planea pedir un aumento, pero encontrar satisfacción en el trabajo es igual de importante.

Luis Garrido, Socio Líder de Capital Humano e Inclusión y Diversidad de PwC Interaméricas, dijo: “Los trabajadores con antecedentes culturales diversos aportan experiencias y percepciones únicas a la mesa. Poner en común esta riqueza de conocimientos y habilidades puede beneficiar a las empresas al permitir que la organización se adapte más rápido a las condiciones cambiantes del mercado. Sin embargo, aprovechar al máximo los beneficios de la diversidad en el lugar de trabajo no está exento de desafíos. La comunicación efectiva puede ser un desafío entre empleados de diversas culturas, lo que puede afectar directamente la productividad y la cohesión de los grupos pequeños. Por esta razón, el rol de los empleadores no es decirles a los trabajadores qué pensar, sino darles una voz, elección y entorno seguro para compartir sentimientos, escuchar y aprender basados en el respeto y la tolerancia”.

Los empleados calificados se sienten más empoderados, lo que aumenta las desigualdades en el lugar de trabajo

La encuesta pinta una imagen de una fuerza laboral polarizada en varias dimensiones.

Uno de los impulsores más importantes de la polarización son las habilidades, con grandes diferencias entre los trabajadores que tienen habilidades muy valoradas y los que no las tienen. Los datos muestran que aquellos con habilidades en demanda (45% de la muestra sienten que tienen habilidades que escasean en su país) tienen más probabilidades de sentirse satisfechos con su trabajo (+74 puntos porcentuales), sentirse escuchados por sus gerentes (+71 puntos porcentuales) y piensan en cambiar a un nuevo empleador (+41 puntos porcentuales).

Para cerrar la brecha de habilidades, los trabajadores dicen que las empresas están invirtiendo en la fuerza laboral actual a través del bienestar físico y mental de los colaboradores y automatizando los negocios a través de la tecnología. Por el contrario, es menos probable que los trabajadores adviertan una evaluación de salarios e implementación de programas de liderazgo.

Otros hallazgos clave de la encuesta incluyen:

• El 11% de los encuestados dijo que su trabajo no se podía hacer de forma remota.

• Del total de los trabajadores:

El 45% dice que prefiere una combinación de trabajo en persona y remoto, la misma proporción que dijo que espera que su empleador ofrezca esa combinación durante al menos los próximos 12 meses.

El 17% de los empleados preferiría el trabajo remoto a tiempo completo, pero solo el 7% dice que es probable que sus empleadores adopten este modelo.

Otro 41% dice que es probable que sus empleadores requieran trabajo en persona a tiempo completo, lo que solo prefiere el 12% de los empleados.

Etiquetas: COLABORADORES / empleador / La Gran Renuncia / PwC / salarios

Recomendaciones sobre este tema

Crece la influencia de los colaboradores: 47% renunciaría a sus puestos por mejores salarios, oportunidades profesionales y flexibilidad

Crece la influencia de los colaboradores: 47% renunciaría a sus puestos por mejores salarios, oportunidades profesionales y flexibilidad

El estudio de EY Trabajo Reimaginado 2022 muestra que los colaboradores en general, incluyendo los de las empresas…
¿Cómo sobrevivir a un ambiente laboral tóxico?

¿Cómo sobrevivir a un ambiente laboral tóxico?

Una de las cosas más tristes para un trabajador que amanecer sufriendo todos los días por el hecho…
Davivienda promueve estilo de vida saludable para sus colaboradores con RojoTú

Davivienda promueve estilo de vida saludable para sus colaboradores con RojoTú

Movimiento contempla moda, experiencias gastronómicas, retos deportivos e integra como parte de su ADN la sostenibilidad.