Poca educación financiera pone en riesgo la salud económica

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Negocios

Poca educación financiera pone en riesgo la salud económica

Un 74% de los costarricenses mantiene deudas en la actualidad, según encuesta de la Oficina del Consumidor Financiero (OCF).

La escaza educación financiera en la población costarricense ha desencadenado una serie de problemáticas en el ámbito económico, social y político del país, así mismo, esto ha puesto en alerta a las autoridades de gobierno y distintos organismos internacionales durante los últimos años.

De un estudio realizado por la Superintendencia General de Entidades Financieras (SUGEF) en 2020 se extrae que, únicamente, dos de cada 10 personas han llevado un curso o recibido asesoría sobre cómo presupuestar, sumado a una serie de recomendaciones en educación que permitan tener un mejor control de gastos, prescindir del efectivo, optar por mayor seguridad, entre otras.

El uso incorrecto de productos y servicios financieros que hoy circulan en el mercado han impactado de manera tangible la vida de las personas en Costa Rica, hecho que se refleja en el 74% de la población que mantiene deudas en la actualidad.

Entender el origen de esta dolencia requiere de contextualizar en el aspecto social que hoy pesa sobre las decisiones que toman los usuarios en cuanto al manejo de sus finanzas personales.

Para el analista financiero Daniel Suchar, las buenas prácticas para una salud financiera deberían existir desde la crianza, aunque es realista en que lo que se experimenta hoy es un panorama completamente contrario.

“Una gran parte de la población crece con la dinámica de ganar para pagar. Nos desarrollamos en entornos altamente comprometidos económicamente, donde la educación financiera pasa a un segundo plano frente a la urgencia de satisfacer necesidades básicas”.

A lo anterior se suma una debilidad del sistema financiero costarricense, donde las oportunidades de crédito se encuentran a disposición de la población, pero no necesariamente alineadas a sus posibilidades reales de pago, lo que contribuye al aumento en los niveles de endeudamiento.

El desconocimiento en la materia también impide la defensa del consumidor ante acciones de poco favorables de parte de las entidades financieras, como por ejemplo el cobro por cargos o comisiones sobre tarjetas de crédito, préstamos u otro tipo de productos.

Una encuesta sobre el nivel de endeudamiento de la población en Costa Rica, realizada por Oficina del Consumidor Financiero (OCF) señaló que alrededor del 20% de los encuestados hace pagos por deudas que representan el 62,5% o más de sus ingresos, lo que pone en riesgo la estabilidad de su economía, impacta en términos sociales y resta a la situación financiera general del país.

En la región. Un estudio sobre la salud y vulnerabilidad financiera en varios países de América Latina sugiere que el hecho de tener un producto financiero no se traduce necesariamente a un mayor bienestar, si este producto no se adapta a las necesidades del usuario y es utilizado de forma adecuada.

Por lo anterior, desde OMNi se trabaja en una solución financiera desarrollada a través de recursos tecnológicos que le ofrecen al usuario no solo ser un soporte confiable en su economía sino también educación en el uso y aplicación nuevas formas para el manejo de sus finanzas.

el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta