¿Mujer Maravilla o simplemente mujer?

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Negocios

¿Mujer Maravilla o simplemente mujer?

“Cuando logré identificar todas esas cualidades que tenemos las mujeres y decidí dejar de competir, aceptando con gratitud las habilidades que mi "fabricante" me regaló, todo cambió”

Por Karla Icaza M. Vicepresidenta Ejecutiva Gobierno Corporativo de Grupo Promerica.

Karla Icaza, Vicepresidenta Ejecutiva Gobierno Corporativo de Grupo Promerica.

Limpiando mi closet encontré una foto que mi hermana me tomó mientras estaba en labor de parto de mi tercer hijo, firmando cheques de mi oficina. Mi Sebastián llegó a los siete meses y dos semanas de gestación, por lo tanto, nos tomó por sorpresa. Cuando quedé embarazada, había iniciado una maestría ejecutiva; para entonces tenía un trabajo de mucha responsabilidad y dos hijos pequeños, entonces tampoco me sorprendí que se me adelantara el parto. Fue a la una de la mañana que rompí fuente. Llamamos al doctor y nos dijo que monitoreáramos las contracciones y que nos encontráramos en el hospital a las seis de la mañana. A esa hora se me quitó el sueño y empecé a repasar mis pendientes de la oficina y de la universidad. A finales de esa semana tenía que entregar mi parte de un trabajo de grupo, entonces decidí salir de eso de una vez. Puse una toalla encima de mi cama y comencé a teclear. Mi esposo me miró con cara de espanto y me dijo que estaba loca, yo solo sonreí y seguí con mi tarea. Terminé un par de horas más tarde, la guardé en un disco y le pedí a mi esposo que lo entregara a una de mis compañeras de grupo. Estoy segura de que mientras las mujeres lean este relato se van a sentir muy identificadas, porque seguro han hecho cosas más locas que esta.

Las mujeres fuimos creadas para ser esposas y madres. Aunque algunas hayan decidido no serlo, el “equipamiento” lo traemos todas. Somos sensibles, cautelosas, pacientes, tolerantes, valientes, leales y feroces para defender lo que amamos, esto nos hace comprometidas. Yo fui bendecida con tres muchachos espectaculares que me han sacado canas y lágrimas, pero también me han enseñado muchísimo. He tenido que usar todo mi “equipamiento” para sobrevivir como mamá, y el mismo equipamiento me ha ayudado a ser una mejor profesional y a alcanzar metas laborales importantes.

Desde muy temprana edad decidí entrar al mundo corporativo. Siempre fui disciplinada y nunca me he negado a tomar retos. A veces veo para atrás y me digo yo misma: Karla Icaza, cómo pudiste…me imagino que la juventud mezclada con la necesidad personal de ver hasta donde llegaba me empujó a tomar oportunidades laborales que me hicieron pasar por experiencias bien duras en lo personal y familiar, pero aprendí mucho y desarrollé seguridad y fortaleza de carácter.

Las mujeres que estamos en el mundo corporativo, sabemos lo difícil que es ganar espacios para crecer profesionalmente. Pero creo firmemente que no toda la culpa es de los hombres: ¡¡BANG!! Hablaré desde mi propia experiencia. Por años traté de competir con mis colegas varones para ganar espacios. Era como estar en una competencia de natación donde en vez de nadar en mi carril, quería cruzarme al carril de al lado. Yo creo que las mujeres y los hombres no somos iguales. Los hombres tienen otras cualidades, y si logramos apreciar lo que tenemos cada uno, encontramos que somos el complemento perfecto.

Cuando logré identificar todas esas cualidades que tenemos las mujeres y decidí dejar de competir, aceptando con gratitud las habilidades que mi “Fabricante” me regaló, todo cambió; la identidad me trajo seguridad. De repente en mi entorno laboral, se percataron del valor que agregaba al equipo ejecutivo que toma decisiones estratégicas.

Proverbios 31:10 dice: “Mujer ejemplar, ¿dónde se hallará? ¡Es más valiosa que las piedras preciosas!” Traté toda mi vida de ser “la Mujer Maravilla” y me cansé, cuando lo que tenía que hacer era apreciar que soy simplemente mujer y eso es más que suficiente.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta