Los retos que le deparan a Colombia: Grandes riquezas y duras adversidades

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Negocios

Los retos que le deparan a Colombia: Grandes riquezas y duras adversidades

Javier Ospina Baraya.

Colombia tiene todo lo necesario para encabezar un nuevo orden económico en Latinoamérica y el resto del mundo

Por Javier Ospina Baraya *

Si al hablar de la riqueza de un país únicamente nos ceñimos a su Producto Interior Bruto dividido entre el número de habitantes del territorio (lo que en económica se conoce como PIB per cápita) el pódium mundial es para Luxemburgo, con un PIB per cápita mayor a  US$109.602, seguido de Suiza e Irlanda (US$81.867 y US$79.668 respectivamente).

Y no, no me he olvidado de que Estados Unidos es el número uno en el escenario mundial en términos de PIB total, pero ocupa el quinto lugar con un PIB per cápita con US$ 63.051.

Por tanto, si estrechamos la mente únicamente a términos macroeconómicos, y teniendo en cuenta como medida de referencia el PIB por habitante, los 25 países más ricos del mundo están ubicados en América del Norte, Europa, Asia y Oceanía. Ningún país latinoamericano o africano figura en la lista.

¿Cómo lograron estos países sus pujantes economías?

Para explicar someramente las diferencias que han marcado a lo largo de los años que ahora unas economías sean más pujantes que otras, tengo que quitarme el vestuario de empresario internacional y tomar el papel de historiador, pero básicamente hablamos de economías que tuvieron una rápida transición del periodo agrario a la industrialización, para posteriormente proyectar un potente sector servicios.

Noruega por ejemplo basa su riqueza en la extracción de petróleo y gas, energía hidroeléctrica y el marisco, e Irlanda potencia sus recursos naturales (incluida la agricultura, la pesca, la silvicultura y la minería), así como sus productos farmacéuticos.

¿En qué situación económica está Colombia?

Tomando la misma vara de medir que antes hemos utilizado para determinar los países más ricos del mundo, rápidamente nos damos cuenta de que la situación económica que tenemos en Colombia no es positiva con un PIB de solo US$5.565  por habitante, ocupando el lugar 101 de los 196 países analizados por los Índices de Desarrollo Humano. Todo ello a pesar del recorte en las desigualdades sociales, y el ensanche de la clase media, que experimentó el país en los años del presidente Álvaro Uribe, aunque siendo francos, y no sin dolor, tenemos que reconocer que el nivel de vida en Colombia es bajo, estando muy marcado por un salario medio de los más flacos del mundo.

Javier Ospina Baraya.

El pueblo colombiano tiene la solución en su propia tierra

Según el informe emitido en el año 2018 por el Banco Mundial, la riqueza de Colombia equivale a US$6,17 billones, representando el 0,53% de la que existe a nivel global. ¿Qué quiere decir esto? Que si hacemos un cálculo de la riqueza acumulada por el capital natural (bosques, minerales cascadas…) le sumamos el capital humano (entendiendo como ello los ingresos esperados a lo largo de la vida de una persona), añadimos el capital producido (como son los edificios e infraestructura) y los activos netos en el exterior, ósea tasamos Colombia para saber cuál es su valor real, la cifra resultante nos sitúa en una posición privilegiada a nivel mundial, ofreciendo una riqueza en Colombia de US$129.289  por habitante, situándose con el mismo algoritmo de mediciones por encima de economías como la China, aunque por debajo de nuestros vecinos de Brasil (quienes atesoran una patrimonio natural difícil de igualar por las dimensiones del país).

Las claves de esta recuperación

Ojalá fuese tan fácil ejecutar las acciones necesarias para corregir la desigualdad como analizar las debilidades y fortalezas. Ojalá pudiéramos eliminar de raíz el fraude y la corrupción como primera medida para comenzar a trabajar en la mejora de los servicios públicos y la explotación sostenida y adecuada de los muchos recursos que atesora Colombia. Ojalá la transformación de nuestro país fuese tan verosímil como yo la percibo al considerar las medidas a implementar. Pero todos sabemos que un buen análisis tan solo es la antesala de un plan de ejecución, y los pasos se dan ordenadamente. Por ello profundizando en el análisis, y desde una perspectiva empresarial, Colombia tiene todo lo necesario para encabezar un nuevo orden económico en Latinoamérica y el resto del mundo:

  • Nuestro país es uno de los denominados países megadiversos del mundo, es decir es uno de los territorios de un grupo de 17 países que juntos albergan el 70% de la biodiversidad del mundo.
  • Colombia es hogar del 10% de toda la biodiversidad del mundo con más de 300 tipos de ecosistemas que son el hábitat de más de 1.800 especies de aves (73 endémicas), 456 especies de mamíferos, 208 especies de anfibios y más de 50.000 especies de plantas.
  • Poseemos una riqueza mineral inigualable, siendo el noveno mayor productor de níquel a nivel mundial o el segundo mayor productor de ferroníquel. También es uno de los mayores productores de carbón del mundo, sin despreciar las minas de esmeraldas, cobre, oro o gas natural.
  • ¿Sabías que el 12% de Colombia es espacio reservado con más de 50 Parques Nacionales Naturales?
  • Y si hablamos de turismo nuestro clima tropical no solo ofrece unas temperaturas estables sin grandes variaciones entre estaciones, sino que nos regala el don de ser uno de los países con más días de sol al año. Cartagena, Bogotá, Medellín, Cali o la Isla de San Andrés son solo algunos de los destinos idílicos que tenemos que enseñar al mundo.

En conclusión, la pandemia del COVID-19 y sus secuelas nos empuja a hacer más de lo que hasta ahora nos podía parecer suficiente. No podemos permitirnos que dentro de 5 años miremos atrás y la situación de desigualdad continúe siendo una constante.

Para ello debemos debatir sobre el potencial de Colombia, sus recursos, la necesidad de consolidar la clase media y ponerle fin a la corrupción. Una misión en la que las empresas de capital privado tenemos también que cumplir nuestro papel, y predicando con el ejemplo la consultora Internacional Dezvoltare Management, la cual dirijo, lleva desde su implantación en Colombia en el año 2020 sumando su visión humana y la responsabilidad social corporativa a cada proyecto que realizamos o donde intervenimos.

Tan sencillo y a la vez tan satisfactorio.

 * Javier Ospina Baraya, es empresario y consultor internacional.

el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta