• mayo 12, 2021

Inflación y factores restrictivos en la economía estadounidense

Inflación y factores restrictivos en la economía estadounidense

Los últimos indicadores del mes de abril pasado indican, que las inquietudes señaladas por economistas y congresistas se comienzan a cumplir.

*Por Luis Manuel Piantini

Los últimos dos gobiernos estadounidenses, el republicano hasta enero pasado, y el demócrata a partir de ese mes, han venido aplicando políticas monetarias y fiscales expansivas desde el inicio de la pandemia el pasado año. Entre marzo del 2020 y abril del 2021, el gobierno estadounidense aprobó gastos suplementarios al presupuesto por un valor de US$5 billones, equivalentes al 25% del PIB corriente de ese país. Y en las últimas semanas ha sometido dos paquetes de gastos por valor de US$4 billones,  destinados a inversiones públicas y gastos sociales para ser desembolsados durante un periodo de ocho años. Estos últimos se sustentarían en aumentos impositivos a las corporaciones y a la población de mayores ingresos, así como en la eliminación de algunos incentivos fiscales en las ganancias de capitales, sin afectar aquellos que reciben ingresos inferiores a los US$400.000. Sin embargo estudios realizados demuestran, que en las ventas de viviendas las tasas impositivas a estas ganancias afectarían a aquellos con ingresos inferiores al monto señalado debido a la eliminación de esos incentivos. Estos valores de expansión en el gasto fiscal no incluyen los valores de aumentos de emisión de las autoridades monetarias a través de diversos instrumentos, los cuales desde la pandemia han duplicado los acumulados desde la creación de la Reserva Federal hasta el 2019.

Los organismos creados en Bretton Woods, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial en su reunión de primavera, proyectaron la expansión de la economía estadounidense para el presente año en 6,4% basadas en estas agresivas políticas expansivas. También hay economistas Keynesianos que han alertado que la fuerte expansión del gasto puede alentar presiones inflacionarias, aunque tanto la secretaría del tesoro la señora Yellen, como el presidente de la Reserva Federal, han declarado que si los precios superan el 2% anual, este incremento sería de carácter temporal. Indicando que las políticas expansivas se mantendrían, hasta que la tasa de desempleo laboral retorne a sus niveles de prepandemia, alrededor del 3% a enero del 2020, cuando en marzo pasado se encontraba en 6%, después de disminuir mensualmente desde el 14% que alcanzó en abril del 2020.

Los últimos indicadores del mes de abril pasado indican, que las inquietudes señaladas por economistas y congresistas se comienzan a cumplir. Cuando los demócratas sometieron al congreso su paquete de gastos de US$1,9 billones el mes de marzo pasado, este paquete incluía subsidios suplementarios a los desempleados cuyos valores totales de aportes mensuales equivalen a un salario de US$15 la hora, superando ampliamente el salario mínimo, además de incluir otros aportes de ingresos suplementarios a individuos, niños y familias. Los republicanos se opusieron señalando que esos valores adicionales de subsidios al desempleo iban a desalentar a los desocupados a buscar trabajo. Los indicadores de abril sustentarían tales argumentos. Los economistas proyectaban que en el mes de abril el mercado asimilaría un millón adicional de trabajadores, sin embargo, el aumento de empleo ocupado fue de 266.000 trabajadores. Las empresas industriales y de servicios se están quejando de que no encuentran trabajadores para reiniciar sus negocios. Inclusive se prevé que puede haber escasez de combustibles en el verano por falta de choferes de transporte. En los indicadores de abril la pérdida de empleo en el área de transportación y almacenamiento fue de 74.000 trabajadores. En artículos publicados en los principales diarios de circulación nacional en los Estados Unidos, se multiplican los relatos de los empresarios que señalan que no pueden suplir el incremento en la demanda por falta de trabajadores. Mientras que desocupados entrevistados señalan que los salarios ofrecidos no representan suficientes estímulos para tomar un trabajo. La Cámara Americana de Comercio llamó al gobierno a la eliminación del suplemento adicional de los US$300 semanales a los trabajadores desocupados. Ya cuatro gobernadores han actuado en sus respectivos estados para eliminar dicho suplemento.

El empleo es un indicador de la economía estadounidense.

Esta situación de falta de trabajadores más los problemas en la oferta de insumos, como la escasez de semiconductores a las industrias electrónicas y automotrices, y el retraso en la entrega de mercancía por problemas en el transporte marítimo y terrestre, esta afectando negativamente el cumplimiento de la proyectada expansión del PIB. Algunos economistas de bancos de inversiones proyectan una caída de un punto porcentual en la tasa proyectada por el FMI del 6,4%. Las empresas de automóviles han pronosticado una disminución significativa en la producción, la Ford proyecta esta caída en 50%. Y la industria de la construcción se encuentra desalentada por el fuerte incremento en los costos de los insumos. No hubo cambio en empleos ocupados en abril en el sector construcción. Por otra parte el déficit comercial de bienes y servicios  de la balanza de pagos de USA se expandió en marzo 5,6%, un nuevo récord, restándole crecimiento al PIB.

Pero otro elemento que está creando ya serios problemas a la producción y consumo de bienes, es el aumento de precios. En los últimos indicadores la inflación anual alcanzó en marzo el 2,6%, y los precios cada vez aceleran su incremento en muchos bienes en hasta dos dígitos. Los aranceles impuestos a los aceros importados y a los productos chinos han sido un elemento que al irse recuperando las actividades económicas han actuado como factor de aumento de costos en producción y ventas. También los aranceles a la madera proveniente de Canadá han afectado enormemente a la industria de construcción quintuplicando el precio de este insumo, lo que está desalentando la construcción de viviendas en un momento donde por aumento de la demanda y falta de oferta, los precios de ventas de las viviendas han aumentado en algunas áreas del territorio estadounidense entre 25% y 40%. Otro elemento de estimulador de la inflación ha sido el aumento en el precio de los combustibles los cuales se han incrementado en más del 50% en el último año. Un gasto semanal de US$40 en combustible hace un año, hoy supera los US$100. Este aumento afecta prácticamente a todos los sectores y con mayor impacto al transporte, el cual ya está siendo impactado por la escasez de vehículos. La renta de vehículos está alcanzando los $500 dólares diarios debido a la falta de vehículos disponibles en el mercado.

La señora Yellen, secretaria del Tesoro, declaró que si hay indicios de un calentamiento de la economía las autoridades monetarias deberían ir pensando en un aumento de la tasa de interés publicaba el miércoles 5 el WSJ, aunque ha moderado esta afirmación en posteriores declaraciones. Sin embargo el sector empresarial es de opinión que el gobierno americano debería de eliminar los aranceles impuestos sobre los productos importados bajo la administración Trump como una medida que estimule en la reducción de los precios de los insumos. Pero parece que para no presentar una debilidad de la administración estadounidense en su conflicto frente a China, no se ha tomado esta decisión que parecería ser la más correcta en este momento; eliminar todas las restricciones comerciales impuestas por la administración Trump,  para agilizar el flujo de insumos importados a las industrias a costos más reducidos, frenando la escasez y el incremento inflacionario.

*Luis Manuel Piantini es economista y laboró 34 años en el Banco Central de República Dominicana, de los cuales nueve fue como vicegobernador y un año y medio como miembro Titular de la Junta Monetaria. Laboró durante 16 años en organismos multilaterales tales como el FMI como director ejecutivo alterno, asesor en el BM, embajador ante la OMC y la UNCTAD, de la que fue presidente.

Etiquetas: Biden / crisis / empleo / Estados Unidos / inflación

Recomendaciones sobre este tema

Turismo en Costa Rica supera las cifras prepandemia

Turismo en Costa Rica supera las cifras prepandemia

Los visitantes de Estados Unidos y Europa aumentaron en abril.
Cómo convertir su estresante empleo en uno zen

Cómo convertir su estresante empleo en uno zen

Estructure sus horas de trabajo de manera que estén al servicio de su salud.
¿Cuáles son las flores que más vende Guatemala hacia Estados Unidos y Centroamérica para día de la madre?

¿Cuáles son las flores que más vende Guatemala hacia Estados Unidos y Centroamérica para día de la madre?

La tendencia actual del mercado en el extranjero es hacer bouquets o arreglos, ya sea combinando las flores…