• 11 julio, 2018

Fuerza laboral femenina sobresale en firma legal AFRA

Fuerza laboral femenina sobresale en firma legal AFRA

Casi la mitad de los socios del bufete Alfaro, Ferrer & Ramírez (AFRA) son mujeres, cifra muy alta en comparación con otras firmas pares de la región y de países como Estados Unidos o el continente europeo

Hace 50 años la firma contaba con el 100% de sus abogados hombres, hoy la mitad son mujeres.

La firma legal Alfaro, Ferrer & Ramírez (AFRA), en Panamá, tiene a la fecha 16 socios, de los cuales seis son mujeres, es decir, casi el 40% está compuesto por un equipo femenino, cifra superior a otros bufetes de países de Centroamérica e incluso de naciones como Estados Unidos o del continente europeo.

“Por ejemplo, en Estados Unidos, a pesar de la concientización que existe para el tema de paridad y diversidad de género, las firmas de abogados grandes no logran obtener un porcentaje de mujeres socias por encima del 25% según estadísticas de la American Bar Association”, comenta Luis López Alfaro, socio de la firma.

En AFRA no existen políticas especiales de contratación para mujeres, o cuotas que cumplir, lo que sí predomina en el despacho es una política de incentivar las mejores cualidades del profesional, sin importar su género, pues consideran que entre menos imposiciones haya logran resultados más concretos que le permite a mujeres, pero también a hombres, crecer profesionalmente.

“Sentimos, también, que la mujer profesional del derecho logra su mayor potencial cuando no se siente atada ni restringida por políticas insensatas que no buscan realmente maximizar su desarrollo profesional”, explica López Alfaro.

“Nuestras socias, abogadas y colaboradoras mujeres son una parte esencial de nuestra fórmula de éxito. La tenacidad, compromiso y perseverancia que caracterizan a las mujeres en nuestro despacho ha jugado un rol vital para lograr que nuestros clientes se sientan bien atendidos y con la confianza de que sus asuntos legales están siendo manejados de manera profesional. A
nivel de manejo gerencial, ha resultado sumamente enriquecedora y positiva la perspectiva que nuestras socias mujeres le imprimen a la toma de decisiones”, agrega López Alfaro.

Juventud, pasión y compromiso

La firma legal también cuenta con una mezcla de juventud, pasión, compromiso y excelencia. En el último año ha incorporado seis nuevas abogadas jóvenes en el despacho, lo cual totaliza una firma de abogados compuesta actualmente por 17 abogadas mujeres.

Entre las claves del éxito de AFRA también está el incentivar y fomentar el trabajo en equipo, utilizando como herramienta y eje los valores éticos, morales y de responsabilidad empresarial. Son firmes creyentes en que el profesional encuentra su máximo potencial de desarrollo y éxito cuando es capaz de lograr sinergias con sus compañeros y socios de trabajo y son conscientes de
que las debilidades de uno encuentran apoyo en la fortaleza del otro.

AFRA ha experimentado una evolución impresionante. “Hemos pasado a ser uno de los despachos jurídicos más importantes en el país, con más de 40 abogados y prácticamente 120 colaboradores, y el ejercicio en prácticamente todas las ramas del derecho. Lo que no ha cambiado, sin embargo, son nuestros principios y valores, los cuales todavía siguen siendo muy fuertes y apegados al despacho que se creó en 1965: honradez, ética e integridad”.

La firma nació en 1965, los socios fundadores fueron Eduardo Alfaro, Alejandro Ferrer y Alfredo Ramírez y, a pesar de que ya fallecieron, siguen muy vivos y presentes a través de valores y principios que les unieron a fundar esta firma.

Piezas clave del bufete

Alfaro, Ferrer & Ramírez (AFRA) está conformado por un prestigioso grupo de mujeres que le impregnan a la destacada firma una visión única en la que destaca la estrategia integral que se mezcla con experiencia y profesionalismo.

Son mujeres, madres y esposas, pero sobre todo profesionales de excelencia que han contribuido al éxito de Alfaro, Ferrer & Ramírez (AFRA), una de las firmas de abogados más antiguas y con mayor prestigio y experiencia de Panamá y de toda la región.

Han sabido balancear su vida personal con la laboral y gracias a sus características de liderazgo integral, cuidado en los detalles, cautela en la toma de decisiones, minuciosidad, empatía y muchos elementos más que les definen, se han convertido en piezas clave de la firma, que se especializa en asesorar a empresas extranjeras para establecerse en Panamá.

¿Quiénes son? Un repaso de sus vidas y las claves de su éxito.

Annette Bárcenas O.

Annette Bárcenas O.:“Tengo una visión clara de lo que quiero”.

Tiene 28 años de ser parte de la firma, ingresó como pasante y hoy es pieza vital de la compañía.
Es exitosa gracias a su perseverancia, esfuerzo, empeño y a la visión clara de lo que quiere, lo cual le ayuda a superar retos y a disfrutar de su carrera.
“Para mí el éxito no es un punto en el tiempo, sino una visión de lo que quiero para mí
profesionalmente y por eso es un camino que sigo recorriendo hasta que termine mi carrera”, afirma.
Es amante de la pintura, la música y el voluntariado y desea seguir fortaleciendo su principal empresa: la vida matrimonial y familiar. En esa área agradece profundamente que su esposo comparta con ella las tareas del hogar, un elemento fundamental para eliminar la doble jornada que muchas deben cumplir.

Enna Ferrer de Carles:“Me siento una mujer completa”.

Enna Ferrer de Carles.

Para ella el ser mujer nunca ha sido una limitante, de hecho, en su camino ha recibido respeto, apoyo y reconocimiento y considera que los logros están en función del esfuerzo de cada una y no en el género.
Es comprometida, perseverante y apasionada, además, cree en el esfuerzo, en el trabajo en equipo y en un ambiente laboral maravilloso que promueve la realización de metas. Además, tiene confianza en sí misma y siempre mira hacia delante, superándose cada día, ese es el principal consejo que le da a otras mujeres.
Entró a la firma cuando estudiaba derecho, cuando su padre era socio fundador, y se convirtió en la primera mujer en AFRA, luego la primera abogada y la primera socia.
“Abrí el camino a las que siguieron. Recuerdo que en algún momento uno de los abogados, que entonces ya era socio y a quien quise mucho, me dijo: ‘antes de ti, solo contratábamos pasantes hombres, pero nos has enseñado la responsabilidad y compromiso que tienen las mujeres. Ayúdanos a conseguir otras…’ y así fue”, recuerda.

Katherine Aparicio.

Katherine Aparicio:“Soy comprometida, constante, honrada y leal”.

El éxito no es una meta, para ella, un ser humano exitoso es aquel que logra entender que el cambio es una constante en los diferentes ámbitos de su vida y logra amoldarse a él dando lo mejor de sí cada día.
“Hay que fijarse metas a corto, mediano y largo plazo, comprometerse e ir paso a paso tras ellas,
tomarse descansos si es necesario, pero no perder el norte hacia dónde vamos. Ojo que vale reformularlas en el camino, ya que siempre hay espacio para mejorar”, aconseja.
AFRA ha sido su segundo hogar, pues no ha estado en ningún otro lugar de trabajo. Es litigante y eligió su rama cuando aún cuando la misma era liderada por hombres. Espera seguir viendo crecer el departamento de litigios y dedicarle más tiempo a su familia, amigos y a viajar.

María Alejandra Cargiulo V.:“Persigan la profesión que les llene de satisfacción y pasión”.

María Alejandra Cargiulo V.

Encontrar una carrera que les apasione y acompañar ese sentimiento con disciplina, organización, honestidad, responsabilidad y compromiso es el consejo que les da a las mujeres para que alcanzar el éxito.
“Las claves han sido trabajo duro, disciplina, organización, empoderamiento, creer en mí y la fortuna de trabajar con personas que han sido grandes mentores y maestros, quienes han tenido mucha influencia en mi formación profesional y ética de trabajo”, cuenta.
De sacrificio sabe mucho, pues desde los 19 años, cuando cursaba el segundo año de carrera, entró como pasante de la firma en el departamento laboral, trabajó en distintas ramas del derecho y trabajaba de día y estudiaba de noche. Al graduarse de abogada se fue del despacho a hacer una maestría en la Universidad de Nueva York y luego de culminarla regresó a AFRA como abogada asociada. Cuenta con el apoyo incondicional de su esposo y desea dejar un legado, tanto en su profesión como en la sociedad y, en familia, quiere ver crecer a sus hijos como personas de bien.

Marissa Lasso de la Vega Ferrari:“Soy una mujer y estoy orgullosa de serlo y parecerlo”.

Marissa Lasso de la Vega Ferrari.

Las experiencias negativas de discriminación por género no fueron obstáculo para ser quien es hoy, por el contrario, le dieron la fuerza para seguir adelante y demostrar que la mujer tiene todas las habilidades para triunfar y ser exitosa en el campo que se proponga.
Recuerda, entre varios ejemplos, que en una ocasión, en una mesa de Junta Directiva, “siendo yo la única mujer, me dijeron: en esta mesa solo se sientan quienes usan pantalones”. Ese tipo de situaciones las superé demostrando siempre mi capacidad con hechos, con pasión, trabajo duro, persistencia y creatividad. No permitan nunca que les den un puesto o un trabajo solo para cumplir una cuota de género! Soy mujer, y estoy orgullosa de serlo y parecerlo, no tengo porque disimularlo”, agrega.
Tiene 24 años de trabajar en AFRA, compartiendo con todos sus socios los mismos valores que le inculcaron sus padres, “antes que un buen negocio, está una opinión honesta y un trabajo ético. Una vida profesional y personal con valores ¡hace la diferencia!”, enfatiza.

Monique Ferrer C.:“Tenemos la capacidad de lograr todo aquello que nos propongamos”.

Monique Ferrer C.

“No importa si es mujer u hombre, el éxito no llega sino es con trabajo, esfuerzo, perseverancia
y también sacrificio”, indica.
“Nunca renuncien a sus sueños ni a sus metas porque tenemos la capacidad de lograr todo aquello que nos propongamos, tanto en lo profesional, como en lo personal, pero siempre a sabiendas que el éxito es algo que debe ganárselo uno mismo y no esperar que nos caiga del cielo”, expresa.
Ingresó a la firma para hacer un mes de vacaciones, cuando apenas tenía 18 años y cursaba el primer año de Derecho y Ciencias Políticas y de eso ya hace 19 años.
Después de trabajar como secretaria, pasó a ser pasante, luego asistente legal, abogada, asociada y en 2015 la incorporaron como socia de la firma.
“A nivel personal me siento completa y realizada con la hermosa familia con la que Dios me ha bendecido. A nivel profesional creo que uno siempre puede seguir crecido y aprendiendo. Siempre ha sido importante para mí ganarme las cosas con mérito, trabajo y esfuerzo propios y me encantaría para mi legado para mis hijos (y algún día nietos) fuese dejarlos un apellido intachable y del que se sientan orgullosos”, recalca.

Etiquetas: Abogados / Centroamérica / firma legal / fuerza laboral femenina / Mujeres / Panamá

Recomendaciones sobre este tema

Celsia y Chevron alcanzan acuerdo para la instalación y operación de una planta solar en Bahía las Minas en Panamá

Celsia y Chevron alcanzan acuerdo para la instalación y operación de una planta solar en Bahía las Minas en Panamá

La planta solar constará de 6,714 paneles solares en 4 hectáreas, con una capacidad instalada de 4.03 MWp.
Mujeres líderes graduadas de LEADS Academy for Women impulsan crecimiento económico nacional

Mujeres líderes graduadas de LEADS Academy for Women impulsan crecimiento económico nacional

Este programa impulsó la innovación con mejoras y lanzamientos de productos.
Centroamérica y República Dominicana están listos para desarrollar la Feria CATM – El Salvador 2024: “Tejiendo Conexiones”

Centroamérica y República Dominicana están listos para desarrollar la Feria CATM – El Salvador 2024: “Tejiendo Conexiones”

Durante tres días, los asistentes participarán en conferencias, talleres de innovación, exposiciones, reuniones de negocios y cerrarán con…