Cómo la conducción ecológica puede reducir el consumo de combustible

Revistas de Economía y Negocios en América Central

NegociosResponsabilizaRSE

Cómo la conducción ecológica puede reducir el consumo de combustible

Acelere lentamente, frene más suave y con mayor anticipación.

La conducción ecológica no solo ahorra gasolina y dinero, sino que también beneficia al medio ambiente

A nadie le agrada el momento del pago cuando cargamos combustible. ¿Se ha preguntado qué pasaría si pudiera hacer eso con menos frecuencia? Ford investigó la influencia de la forma de manejo en el consumo de gasolina y descubrió que, al adoptar un estilo de conducción ecológico, se puede reducir el gasto y las emisiones hasta en un 25% en comparación con el promedio de un comportamiento normal de conducción.

“La gente hace todo lo posible para ahorrar dinero, pero luego se suben a sus autos y gastan combustible”, dijo Adam Smith, gerente de Ingeniería de Gestión de Energía Vehicular de Ford en Asia Pacífico. “La conducción ecológica no solo ahorra gasolina y dinero, sino que también beneficia al medio ambiente y puede hacer que nuestras carreteras sean más seguras para todos”.

Consejos para conducir de forma ecológica

Estos son algunos consejos que pueden ayudar a ser un conductor más ecológico:

Conduzca suavemente: la conducción agresiva, la aceleración rápida, el exceso de velocidad y frenar bruscamente, pueden aumentar significativamente el consumo. Acelere lentamente, frene más suave y con mayor anticipación. Con además de ahorrar,  puede prolongar la vida de los frenos y neumáticos.

Transite más despacio: el exceso de velocidad desperdicia mucho combustible. Al conducir a 90 km/h en lugar de 100 km/h, se puede mejorar la eficiencia en hasta un 10-15%. También es importante ir a una velocidad constante, ya que el bombeo del acelerador envía más combustible al motor, vaciando el estanque más rápido. Usar el control crucero en carretera ayuda a mantener la velocidad y a reducir el gasto.

Los motores de hoy no necesitan calentamiento: arranque el automóvil inmediatamente y conduzca con cuidado. La marcha lenta prolongada aumenta las emisiones y desperdicia combustible. Apague el motor cada vez que sea seguro hacerlo, como cuando está parado por más de 30 segundos. Esto evita el consumo innecesario de energía de un motor inactivo encendido.

Retire la carga innecesaria: reducir la cantidad de carga en el maletero o asientos puede mejorar la eficiencia, ya que se necesita menos energía para la aceleración. Intente viajar lo más liviano posible, manteniendo solo los elementos más importantes, como un kit de emergencia y herramientas necesarias.

Acelere lentamente, frene más suave y con mayor anticipación.

Reduzca la resistencia aerodinámica: su auto está diseñado para una buena aerodinámica, pero instalar elementos como un portaequipaje o una bicicleta en el techo, aumenta la resistencia al viento. Si está planificando un viaje largo por carretera, intenta transportar objetos adicionales dentro del vehículo o unirlos a la parte trasera. Mantenga las ventanas y el techo cerrados también puede reducir la resistencia al viento.

 Solo use aire acondicionado en carretera: la economía de combustible disminuye hasta en un 15% cuando se usa el aire acondicionado a baja velocidad, por eso cuando vaya por la ciudad, es preferible bajar las ventanas. Sin embargo, a 90 km/h o más, es preferible usar el aire acondicionado, ya que con las ventanas cerradas el vehículo tiene una resistencia al viento mucho menor y porque el motor produce más potencia a mayores revoluciones, ejecutando accesorios como el compresor de aire de manera más eficiente.

 Use control crucero: activarlo permite mantener una velocidad constante y no usar gasolina adicional mientras se acelera. Intente configurar el control crucero a la velocidad más eficiente para su vehículo, siempre que esté en o por debajo del límite legal.

 Combine viajes: muchos viajes cortos usarán más combustible que un solo viaje más largo. Cuando planifique sus actividades, intente hacer lo que más pueda en un solo trayecto.

Manténga la presión adecuada de los neumáticos: esto les entrega mayor seguridad, mejora la conducción, aumenta la durabilidad y permite una mejor economía de combustible. La presión recomendada se puede encontrar en la etiqueta de certificación, generalmente ubicada en la puerta del conductor, un pilar de la puerta o en la guantera. Cuida no exceder la presión, ya que esto reduce su rendimiento en términos de tracción y vida útil.

 Use el grado de aceite de motor recomendado: seguir la recomendación del fabricante, que aparece en la guía del propietario, mantendrá el sistema de lubricación del motor funcionando de la manera más eficiente posible. Usar el grado incorrecto puede reducir la economía de combustible hasta en un 2%.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta