Descubra por qué se debe evitar la exposición prolongada a las pantallas en casa

Revistas de Economía y Negocios en América Central

CoronavirusSalud

Descubra por qué se debe evitar la exposición prolongada a las pantallas en casa

Luego de pasar varios minutos conectados a la pantalla, la frecuencia de parpadeo disminuye, lo que produce resequedad en los ojos.

Expertos en optometría recomiendan hacer un uso prudente de los artículos electrónicos para evitar enfermedades oculares a corto y mediano plazo

La cuarentena que vive Costa Rica obliga a un gran porcentaje de la población a mantenerse en sus casas. Muchos profesionales laboran bajo la modalidad del teletrabajo, los universitarios continúan con sus clases virtuales, y los niños con suspensión de clases buscan alternativas para entretenerse en sus hogares.

Esta situación genera un aumento considerable en el uso de dispositivos electrónicos como celulares, computadoras, tabletas, videojuegos y televisores, por lo que la exposición a pantallas se prolonga durante más horas al día. Sin embargo, esta práctica podría traer severas consecuencias a la salud de niños, adolescentes y adultos. El Dr Augusto Díaz, director de Optometría de la Universidad Latina de Costa Rica advierte sobre algunos de estos efectos:

Fatiga visual: Es causada por un exceso de trabajo de los ojos en la visión próxima (entre el teclado y la pantalla). Debido al constante esfuerzo del ojo, se produce cansancio, que algunas veces puede venir acompañado de dolor de cabeza, dolor en los ojos, perdida del enfoque y visión doble.

Ojos irritados y resequedad: Luego de pasar varios minutos conectados a la pantalla, la frecuencia de parpadeo disminuye, lo que produce resequedad en los ojos, que pueden enrojecerse y se genera una sensación de arenilla.

Luego de pasar varios minutos conectados a la pantalla, la frecuencia de parpadeo disminuye, lo que produce resequedad en los ojos.

Envejecimiento prematuro de la retina: La luz azul-violeta de las pantallas LCD y LED tienen una longitud de onda dañina para el ojo. Esto podría representar un problema a mediano y largo plazo, pues ocasiona un envejecimiento de la retina y el cristalino.

Insomnio e interrupción del sueño: Los efectos de la luz azul-turquesa por mucho tiempo puede provocar problemas para conciliar el sueño.

Además, el constante uso de tecnología 3D como videojuegos y películas, provoca una distorsión entre la imagen real y lo que es permitido por el cerebro, un exceso de este tipo de contenido podría provocar dolores de cabeza, fatiga y náuseas, especialmente en niños pequeños.

Ante esta situación, el experto recomienda tomar algunas medidas para evitar un daño severo a la vista, en el caso de las personas que se encuentran teletrabajando o recibiendo clases virtuales, respetar el horario habitual y establecer límites, hacer pausas cada cierto tiempo, si ya utiliza anteojos, usarlos siempre y recurrir a lubricantes o lágrimas artificiales cuando han sido prescritas, para refrescar la vista. Para los niños, se recomienda evitar el uso de videojuegos durante todo el día, fomentar el deporte en casa o actividades que no involucren aparatos electrónicos y fijar horarios para ver películas o dibujos animados.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja un comentario