• noviembre 12, 2020

Conozca todo el proceso de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer

Conozca todo el proceso de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer

Según las tasas de infección entre cada grupo, el análisis estimó que la vacuna de Pfizer era un 90% efectiva para prevenir la COVID-19.

En esta carrera por detener al coronavirus, la compañía farmacéutica Pfizer anunció que su vacuna experimental contra el COVID-19 había demostrado ser altamente efectiva en un análisis inicial de su ensayo clínico de fase 3, actualmente en curso. Los datos detrás de estos resultados aún no han sido verificados por científicos externos y son preliminares, por lo que, aunque sea una noticia alentadora, todavía estamos en el ámbito del optimismo cauteloso, informa Gizmodo.

Según Pfizer, el análisis fue realizado por un grupo independiente de científicos contratados para monitorizar los datos y cualquier preocupación de seguridad del ensayo clínico, una práctica común. Estos científicos comenzaron su análisis cuando se habían confirmado 94 casos de COVID-19 entre los dos grupos de voluntarios, que recibieron dos dosis de una vacuna o placebo. Según las tasas de infección entre cada grupo, el análisis estimó que la vacuna de Pfizer era un 90% efectiva para prevenir la COVID-19.

“Hoy es un gran día para la ciencia y la humanidad. El primer conjunto de resultados de nuestro ensayo de la vacuna de fase 3 de COVID-19 proporciona la evidencia inicial de la capacidad de nuestra vacuna para prevenir la COVID-19”, dijo Albert Bourla, presidente y director ejecutivo de Pfizer, en un comunicado.

Pfizer, en colaboración con la empresa alemana BioNTech, fue una de las primeras compañías en participar en la carrera por encontrar una vacuna para la COVID-19, y pensó que el enfoque en una vacuna de ARN mensajero (ARNm), le daría una ventaja en el desarrollo. El ARNm es usado rutinariamente por las células del cuerpo para ayudar a crear las proteínas que su ADN les indica que produzcan. Las vacunas de ARNm utilizan su propio ARNm creado en laboratorio para programar las células del cuerpo para que produzcan una proteína o antígeno que coincida con algo que se encuentra en el germen objetivo; en este caso, el coronavirus SARS-CoV-2. Se espera que el sistema inmunológico del cuerpo reconozca el paquete ficticio como señal de una infección y responda en consecuencia, aprendiendo por el camino a vencer al objeto real si alguna vez aparece. Aunque las vacunas de ARNm se consideran una tecnología prometedora para el desarrollo de vacunas, dado que el modelo básico se puede personalizar rápidamente para adaptarse a diferentes patógenos, ninguna vacuna de este tipo aún tiene que obtener la aprobación regulatoria.

La vacuna tiene una efectividad del 90%.

A diferencia de otras empresas, Pfizer decidió no trabajar directamente con el gobierno federal de los EE. UU. en la investigación y el desarrollo de su vacuna, aunque luego firmó un contrato con el gobierno que proporcionaría fondos oara 100 millones de dosis de una vacuna si tenía éxito.

En su anuncio, Pfizer también reveló que sus conversaciones con la FDA la llevaron a posponer la publicación de un análisis intermedio cuando solo se disponía de datos de 32 casos confirmados de COVID-19. A pesar del pequeño retraso, los científicos han advertido sobre las interpretaciones de los resultados presentados, especialmente porque los datos no se han hecho públicos en una revista revisada por pares o en un artículo preimpreso. Este “comunicado de ciencia por prensa” significa que es imposible conocer los detalles de los primeros datos de Pfizer (como exactamente cuántos voluntarios se estudiaron en este análisis) y las posibles advertencias que pudieran tener.

De hecho, llevará más tiempo analizar los resultados completos del ensayo de Pfizer, que ahora involucra a 42.000 personas. E incluso si la compañía decidiera solicitar una autorización de uso de emergencia, los datos necesarios para solicitar esa designación solo estarán disponibles a finales de noviembre como muy pronto, según la compañía. Los expertos han repetido sin parar que hasta el año que viene ninguna vacuna exitosa estará ampliamente disponible para el público. En particular, Pfizer tendrá que abordar problemas de suministro y distribución, ya que su vacuna debe almacenarse a temperaturas muy frías.

Fuente: Gizmodo

Etiquetas: BioNTech / coronavirus / efectividad / ensayo clínico / Pfizer / vacuna contra el Covid-19

Recomendaciones sobre este tema

Conozca cómo enfrentar los desafíos de la colitis ulcerosa  para vivir mejor

Conozca cómo enfrentar los desafíos de la colitis ulcerosa para vivir mejor

Diarrea y sangre en heces, urgencia de ir al baño, depresión y la necesidad de establecer una comunicación…
¿Por qué algunas personas sufren cuadros más graves de COVID-19?

¿Por qué algunas personas sufren cuadros más graves de COVID-19?

La edad, el sobrepeso, el grupo sanguíneo y el perfil del sistema inmune son algunos de los factores…
Cinco ventajas de vacunar a los niños durante sus primeros años de vida

Cinco ventajas de vacunar a los niños durante sus primeros años de vida

El fortalecimiento del sistema inmunológico, así como la posibilidad de proteger a otros niños y adultos cercanos al…