¿Podrán las células madre aliviar algunos casos de pérdida de audición?

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Estilo de VidaSalud

¿Podrán las células madre aliviar algunos casos de pérdida de audición?

En los Estados Unidos, aproximadamente el 15% de los niños sufren en alguna magnitud la pérdida de la audición

Se han realizado estudios con las células madres.

La pérdida de audición neurosensorial adquirida se define como  el resultado del deterioro o ausencia de células sensoriales (células ciliadas) en la cóclea y suele ser permanente. Conocida también como “sordera del nervio”, la pérdida auditiva neurosensorial puede ser leve, moderada, severa o profunda.  Esto puede resultar a partir de un nacimiento prematuro, infecciones, golpes y la exposición al ruido o drogas, resultando en un daño irreversible a las frágiles vellosidades (cilios) del oído interno ya que estas células no pueden sustituirse ni regenerarse.

En los Estados Unidos, aproximadamente el 15% de los niños sufren en alguna magnitud la pérdida de la audición, ya sea en sonidos de alta frecuencia (mayormente relacionado a la pérdida neurosensorial adquirida) o de baja frecuencia.

Sobre todo, en los niños la situación se agrava, ya que la audición es clave para el aprendizaje del lenguaje y el desarrollo de habilidades académicas y sociales y, aunque un implante coclear puede ser la solución.

El doctor James Baumgartner, director Quirúrgico del Centro de Epilepsia Pediátrica del Florida Hospital for Children, lanzó el plan piloto, primero en su clase, para estudiar y determinar la seguridad y eficacia de infusiones de células madre extraídas del cordón umbilical del niño obtenidas al momento de su nacimiento con el propósito de revertir la condición.

Estos estudios se encuentran en una fase preliminar, sin embargo, los resultados obtenidos hasta el momento han sido alentadores, tanto así que se estima que de continuar la tendencia se pudiera reversar la sordera originada por otras causas.

Estudio

Para ampliar sobre el tema, en la fase 1 se analizaron los efectos de una infusión intravenosa de células madre en 11 niños, desde 6 meses hasta 6 años con pérdida de audición neurosensorial adquirida.  Los resultados demostraron una mejoría significativa que promovió la curación de las estructuras del oído interno.  Cinco de los once niños demostraron mejoría en la habilidad del cerebro en la detección de sonidos.

Se han realizado estudios con niños de 6 meses a 6 años.

Sin embargo, se requieren mayores estudios para determinar la dosis correcta y si algunos niños se benefician más que otros de acuerdo a sus condiciones.  “Los componentes de las células madre parecen tener la habilidad de incentivar la regeneración de los cilios y las células del oído interno”, manifestó el doctor James Baumgartner, principal investigador del tema.

Las células madre se extraen de la sangre del cordón umbilical de bebé y a través de múltiples estudios se ha determinado que son capaces de curar o regenerar componentes del cuerpo humano resultando en la sanación o mejoramiento de diversas condiciones (se estiman más de 80) en lo que se ha denominado medicina regenerativa.  Entre ellas podemos mencionar diferentes tipos de cáncer, fallas en la médula ósea, desórdenes sanguíneos, desórdenes metabólicos e inmunodeficiencias.

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hoy en día se realizan más de 119.000 trasplantes cada año en todo el mundo, de los cuales, unos 2.000 corresponden a células madre.

Es por esto por lo que podemos decir se ha convertido en una tendencia a nivel mundial el preservar las células madre del bebé para su posible uso futuro, en caso de presentarse alguna de las condiciones descritas y especialmente si la familia tiene la predisposición genética a algún tipo de condición.  Es un proceso sencillo que no representa ningún tipo de riesgo para la madre ni el bebé y se realiza al momento del nacimiento cuando la sangre es colectada en un kit especial, se analiza y se congela mediante proceso de criogenización.  Si no se logra extraer en ese momento, es posible obtener las células madre también de los dientes de leche al momento de mudarlos.

La sangre del cordón umbilical puede ser almacenada indefinidamente y no solo puede ser utilizada en la persona de la que se extrajo, puede resultar compatible con otro miembro de la familia y brindarle así una oportunidad de mejoría en el tratamiento de su enfermedad.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja un comentario