Empezó la fiesta del deporte mundial: Los Juegos Olímpicos de Tokio

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DeportesEstilo de Vida

Empezó la fiesta del deporte mundial: Los Juegos Olímpicos de Tokio

Después de un año de aplazados por la pandemia del COVID-19, los Juegos Olimpicos de Tokio fueron inaugurados.

Tras 2.872 días de espera y dudas los Juegos Olímpicos de Tokio dieron inicio con su ceremonia de inauguración, que tuvo una duración de 4 horas en el estadio Olímpico de Tokio, Japón.

Como no podía ser de otra manera, estos Juegos Olímpicos especiales, que fueron aplazados un año por la pandemia del COVID-19,  tuvieron una ceremonia fuera de lo común, con las gradas ocupadas apenas por algunos dignatarios extranjeros (como el presidente de Francia, Emmanuel Macron) y el emperador japonés, Naruhito.

Fue una ceremonia  acorde a estos tiempos: sobria, respetuosa y llena de homenajes los que han enfrentado las mayores dificultades durante la pandemia.

El acto inaugural se realizó en el estadio olímpico de Tokio, escenario principal de los juegos de 1964 y remodelado para esta ocasión con la guía del arquitecto Kengo Kuma.

Música y banderas

La ceremonia comenzó con un homenaje a los deportistas que se esforzaron y llegaron a Tokyo 2020, recordando el lema de estas justas que es “Unidos por la emoción”.

Varios deportistas japoneses representaron ese esfuerzo con una coreografía en la mitad del estadio olímpico de Tokio.

Una bella danza hecha con hilos rojos, que simbolizaban el tejido de los músculos de los atletas —fundamentales para lograr sus gestas—, llenó el campo del estadio.

La tenista japonesa Naomi Osaka fue quien tuvo el honor de encender la antorcha.

Tras esto fueron presentados el emperador Naruhito y el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach. Ambos le dieron paso a la bandera de Japón, que fue llevada por varias glorias del deporte olímpico.

La bandera fue izada mientras la famosa cantante japonesa Misia entonó el himno nacional.

La ceremonia continuó con un homenaje a los fallecidos por la pandemia del COVID-19, por los cuales se hizo un minuto de silencio.

La larga historia de Japón se hizo también presente en la inaguración y una serie de danzas mostraron cómo el país anfitrión se formó y llegó a tener la riqueza cultural que se le conoce.

El baile finalizó con la construcción de los cincos anillos olímpicos en medio de la cancha del estadio. Y los fuegos artificiales hicieron lo suyo en el cielo de Tokio.

Hubo otro momento de homenajes: la entrega del laurel olímpico, con el que se reconocen aportes a la justicia social y el espíritu olímpico.

Este año le fue otorgado a fue Muhammad Yunus, premio Nobel de Economía.

Y luego llegó uno de los momentos más emocionantes: el ingreso de las delegaciones. Comenzó Grecia, como es tradición por ser cuna de los primeros Juegos, y finalizó Japón, el equipo anfitrión.

Tras el desfile de las delegaciones, se hizo el tradicional juramento de los deportistas, con el que se promete respetar las normas y sobre todo el espíritu olímpico.

Y al son del “Bolero” de Maurice Ravel y el Let Us Cling Together de Queen, la antorcha olímpica llegó al estadio.

Fue llevada por varias glorias del deporte japonés que se fueron pasando el pebetero olímpico.

Y fue la tenista japonesa Naomi Osaka fue quien tuvo el honor de encender la antorcha para dar comienzo de forma   a los Juegos Olímpicos de Tokio.

Fuente: BBC Mundo

el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta