• 21 marzo, 2024

Diseñando sonrisas perfectas

Diseñando sonrisas perfectas

Es un especialista con mucho carisma y experiencia, quien garantiza resultados estéticos de alta calidad.

Síganos en Instagram: @revistavidayexito

Por Milagros Sánchez Pinell

La pasión y vocación por regalar sonrisas motiva cada día al doctor Bernal Soto, un odontólogo costarricense con una maestría en rehabilitación oral y estética avanzada.

Desde hace más de quince años de experiencia cambia vidas diseñando la sonrisa natural perfecta. Su misión es ayudar a los pacientes a lograr sus objetivos cosméticos y de restauración bucal completa.

“El éxito radica cuando le dicen a la persona: me encanta tu sonrisa o que sonrisa más linda, pero que nunca le pregunten si se hizo los dientes. Para mí, las sonrisas deben ser únicas como cada persona lo es. El éxito está en lograr esa perfección dentro de lo natural”, recalca.

El doctor Soto atiende en Design Dent, una clínica de atención boutique de servicio completo que cuenta con el más alto grado de flujo de trabajo 3D totalmente digital.

Sus servicios abarcan desde diagnóstico e imágenes radiográficas y fotografías hasta escaneo 3D y primeras impresiones. Esto facilita que se pueda lograr una restauración perfecta y hace que el proceso de tratamiento sea sencillo, artístico y preciso.

Turismo médico

El doctor atiende a pacientes costarricenses y extranjeros como parte del concepto de turismo médico, el cual consiste en viajar fuera del país de residencia con el fin de recibir asistencia o tratamiento médico de manera específica.

“Costa Rica ha crecido mucho con todo el tema de turismo médico y sigue creciendo por la calidad del servicio que se está brindando. Somos una clínica de especialistas, con los mejores materiales en el mercado, totalmente digital y una atención de primera. Nuestros pacientes pueden ahorrarse entre un 50 y 70% de lo que cobran en Estados Unidos”, dice.

Afirma que en Design Dent se esmeran en hacer sentir a sus pacientes bienvenidos y como parte de la familia, brindándoles mucha calidad humana, rompiendo los esquemas tradicionales de una clínica dental.

“Nosotros damos la garantía de que estamos cumpliendo con las normas establecidas tanto en los materiales como en el profesionalismo de los médicos, nuestros laboratorios y medicamentos. Todos ellos son de primera calidad. Nunca he pretendido convertirme en una fábrica de dientes o que mi paciente sea un número más. Quiero que se sienta tranquilo y seguro. Precisamente eso es lo que nos ha hecho crecer como clínica porque muchos de nuestros pacientes son referidos por otros”, asegura.

El destacado especialista estudió Odontología en la Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (ULACIT) en Costa Rica. También, obtuvo un diplomado en Odontología Estética de la Universidad de Costa Rica.

Además, cuenta con una maestría en Rehabilitación Oral y Estética Dental Avanzada en la Universidad Internacional de Cataluña en Barcelona, España.

Actualmente, es presidente para Costa Rica de la Sociedad Europea de Odontología Cosmética (ESED) y es ex presidente del Estudio de Estética Dental – Hospital CIMA.

Pasión por el arte

El doctor Soto, quien nació en Costa Rica, es un apasionado del arte. De pequeño le gustaba pintar y hasta llegó a pensar que estudiaría Arquitectura. Hasta hoy, es el único odontólogo de su familia.

Es un amoroso padre y cree fielmente que la familia es una gran bendición. Tiene tres hijos: Daniela, Andrés y Alexia, de 16, 15 y 10 años respectivamente.

De sus años universitarios recuerda muchas anécdotas simpáticas. Entre ellas está su clase de Anestesiología, donde los estudiantes se convierten en “conejillos de indias” de sus compañeros.

“Me acuerdo porque nos poníamos la anestesia entre nosotros. Ya de por si uno le tiene miedo al odontólogo y todavía pensar que uno de tus compañeros te iba a poner la anestesia era terrible. Particularmente recuerdo a un amigo que le temblaba la mano”, relata.

Pero, más allá de las prácticas “peligrosas”, las largas jornadas de estudio y las muchas fiestas que dejó de asistir, reconoce que su profesión le llena de mucha satisfacción, aunque reconoce, en tono divertido, que “todo mundo nos mira mal y nadie quiere visitar al dentista”.

Sin embargo, como profesional de la odontología quiere “romper” con ese sentimiento de miedo, ofreciéndole a sus pacientes un ambiente agradable donde se sientan confortables.

Por otro lado, el doctor Soto expresa que lo que más disfruta de su especialidad es hacer rehabilitación completa y los trabajos de carillas porque se logran cambios extremos.

“Me da mucha felicidad poder devolverles a las personas esa seguridad y tranquilidad de sonreír. Todo el mundo te dice que se siente diferente y hasta se ve mucho más joven”, comenta.

Explica que hay personas que se hacen muchas cirugías plásticas buscando verse diferente, pero jamás les dicen que en realidad lo que tienen que cambiar es su sonrisa.

“Definitivamente la sonrisa te cambia y te ilumina la cara y eso es difícil de entender. Tengo una paciente que trabaja en bienes raíces y me dice que sus ventas han aumentado porque ahora sonríe con seguridad y se siente más cómoda frente a un cliente”, explicó.

Eso sí, un dato que quiere dejar en claro es que como odontólogo su prioridad número uno es devolverle la función a la boca para lograr una buena rehabilitación estética.

“Jamás se puede construir una casa sobre una base de arena. Primero hay que devolverle la función a la boca. Para nosotros el mayor éxito está en extender la vida de la pieza dental lo más que se pueda. Cuando el implante es la única solución es cuando recurrimos a ello. Sin duda, lo que más me gusta es preservar la dentadura natural”, asegura.

Para finalizar, el doctor Bernal Soto deja en claro que es un profesional que ve en cada paciente a una persona que merece toda la consideración y respeto posible.

“Pienso que cada tratamiento que hago es como si fuera a mi mamá, mi papá o un hijo. Siempre me pongo en la posición del paciente para buscarle la mejor opción, ser lo mínimo invasivo que se pueda y que mi paciente logre sus objetivos estéticos”, destaca.

Etiquetas: Costa Rica / dentista / odontólogo / Salud / Turismo médico

Recomendaciones sobre este tema

Amantes de los helados McDonald’s  consumen 2 millones de litros al año

Amantes de los helados McDonald’s consumen 2 millones de litros al año

Los viernes son los días que más helado se consume en la cadena de restaurantes.
Costa Rica: Feria de empleo ofrecerá más de 1500 plazas vacantes  vinculadas a Ciencias de la Computación

Costa Rica: Feria de empleo ofrecerá más de 1500 plazas vacantes vinculadas a Ciencias de la Computación

Las empresas también tienen vacantes en otras áreas por lo que recibirán currículos de todas las carreras.