• julio 12, 2022

¿Qué tener en cuenta a la hora de elegir una maratón?

¿Qué tener en cuenta a la hora de elegir una maratón?

Carreras hay muchas, pero al momento de tomar la decisión de correrla hay varios factores a considerar.

Aunque nos gustaría hacerlo, es imposible participar en todas las carreras. Hay que elegir un número por año y cuando se trata de maratones, ese número es todavía menor, asegura Santiago García, maratonista a Infobae. Una, dos o, como mucho, tres competencias de 42 Km al año. Por eso hay que pensar bien a la hora de optar por una en lugar de otra. Correr demasiadas carreras es un error que se puede pagar con agotamiento físico y mental y posibles lesiones que nos dejen fuera de las calles, explica el experto.

Vamos punto por punto. Si alguien quiere correr un maratón lo primero que debe hacer es saber si puede entrenarlo. Si no lo puede entrenar, no debe anotarse. Por eso es importante saber que la fecha del maratón elegido se vincula con los cuatro meses previos para que el corredor tenga una agenda que haga posible un entrenamiento en serio.

Sin importar que el día de la carrera parezca el correcto, hay que reservar tres o cuatro meses donde se va a realizar un gran esfuerzo físico y mental. Cada vez que evaluemos los otros factores, debemos revisar nuevamente este.

Ahora bien, pensemos en que todo el año podemos entrenar. ¿Qué sigue? La estación del año y el clima. No es lo mismo correr en primavera que en otoño y por supuesto no se parece en nada comparado con correr en invierno y en verano. Hay que fijarse cuál es el clima habitual de la ciudad donde vamos a correr para saber que nos podemos encontrar. No es seguro, pero tendremos un panorama un poco cercano, afirma García.

Volviendo al entrenamiento. «Si corremos en primavera, vamos a entrenar en invierno. Si corremos en otoño, estaremos en verano. Ni hablar si cambiamos de hemisferio a la hora de competir. Todo eso debe estudiarse antes de preparse».

Hay maratones para todos los gustos.

El otro gran factor para decidirse es el lugar donde se llevará adelante la carrera. Esto afectará mucho la decisión. En primer lugar cambia el costo, no solo de la inscripción, también el viaje que deba realizarse para correr. Hay personas a las que el jetlag las afecta y requieren un par de días para adaptarse, incluso más. Viajar lejos implica logística y dinero. Sumergir un maratón dentro de un viaje completo y costoso también es algo que debe ser pensado bien antes de anotarse.

Sin embargo, correr en la propia ciudad, también trae el beneficio de poder cuidar bien la dieta hasta el día previo, incluyendo el desayuno antes de la carrera, algo que si se viaja también debe ser analizado correctamente.

Entrando en una parte más técnica se debe pensar en si el circuito es plano, si tiene subidas y bajadas, si tiene un desnivel favorable o si termina con bajada o subida. Cada circuito es diferente y en muchas páginas se describen y se analizan estos factores. Leer los foros también sirve para descubrir lo que los organizadores muchas veces no quieren contar.

Las webs oficiales destacarán siempre el lado bueno de su propia carrera y pasarán por alto sus defectos, generalmente relacionados con la dificultad del circuito. También se debe pensar en dónde empieza y dónde termina la carrera y cómo se llega allí. Hay carreras, muchas, que empiezan en el mismo lugar donde arrancan o a pocos metros de allí. Detalles menores pero que se deben estudiar.

Sin embargo los últimos dos factores a tener en cuenta son si la carrera es de una sola vuelta o dos, lo que afecta el disfrute y la dificultad, y si el circuito es cómodo para correr. Quien corra a la velocidad promedio de la mayoría tiene que saber que hay carreras demasiado angostas en su recorrido, lo que cambia toda la experiencia.

Y claro, hay carreras de 50.000 corredores y otras de 400 corredores. Las primeras son eventos descomunales y las segundas carreras casi artesanales. Son dos vivencias completamente diferentes y como tales un factor más a la hora de elegir. Recordemos que cuando uno corre de local hay familiares y amigos alentando, un empujón extra para tomar la decisión. Un maratón es un evento muy importante para un corredor y no debe tomarse a la ligera.

Hay miles de carreras, para todos los gustos. Dentro de las posibilidades, hay que elegir bien y entrenar para disfrutarla.

Fuente: Infobae

Etiquetas: carreras atleticas / escogencia de un maratón / maratón

Recomendaciones sobre este tema

¿Por qué el 7 de agosto se celebra el Día Internacional del Maratonista?

¿Por qué el 7 de agosto se celebra el Día Internacional del Maratonista?

El recuerdo de las historias y los logros de Juan Carlos Zabala y de Delfo Cabrera, ganadores de…
Correr contra uno mismo

Correr contra uno mismo

Tres atletas costarricenses cuentan como fue su experiencia de participar en una maratón virtual.
Lo que puede enseñar correr una maratón sobre su trabajo

Lo que puede enseñar correr una maratón sobre su trabajo

Matt Mills, corredor y entrenador, cuenta cómo correr le ha brindado valiosas lecciones sobre motivación y trabajo.