Cuide su imagen en todo momento

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasEstilo de VidaTop News

Cuide su imagen en todo momento

Recuerde que las reglas de imagen para reuniones virtuales en estos días de teletrabajo son las mismas que usamos para las reuniones presenciales.

Las formas y los espacios para trabajar han cambiado radicalmente. Hoy día un alto porcentaje de profesionales cumplen con reuniones virtuales en las que utilizan herramientas de video. Si bien, muchos piensan que sólo se transmite una pequeña porción de su imagen, es fundamental cuidar la apariencia y el entorno en el cual se ubica.

Hacer bien su trabajo, ser responsable y competente es mucho más que tener una buena imagen personal. Pero en este período de trabajar desde casa, muchos han caído en la espiral de descuidar su aspecto.

Una imagen cuidada, que transmita los códigos y los valores del puesto que desempeña sigue siendo relevante. Ahí es donde entra la pregunta ¿Cómo debo comportarme y qué transmite
mi imagen?

Raquel Echeverría, asesora de imagen y comunicación de BestSelf Consulting, afirma que el hecho de estar trabajando desde casa tampoco es excusa para descuidar la apariencia.

“Durante este tiempo de confinamiento producto del Covid-19 he podido ver de todo; la gente se presenta a las reuniones virtuales creyendo que existe una libertad sobre su apariencia diferente a la que tienen al estar en una oficina. Si yo descuido mí imagen personal en una reunión virtual de trabajo y me presento, por ejemplo, con el cabello sucio, sin maquillaje y con una camiseta con la que nunca me presentaría en la oficina estoy comunicando que mi nivel de profesionalismo se ha visto afectado negativamente debido al entorno en el que me encuentro. Lo anterior puede provocar desconfianza sobre mí nivel de concentración, dedicación y la calidad de mí trabajo”, afirma Echeverría.

De acuerdo con la experta, las reglas de imagen para reuniones virtuales son las mismas que se usan para las reuniones presenciales; sus clientes, colaboradores, compañeros de trabajo y superiores esperan un nivel de profesionalismo que debe mantenerse aunque esté trabajando desde la casa. Recordemos que todo entra por la vista y en estos formatos aún más, ya que la imagen personal es nuestra carta de presentación.

La imagen también proyecta nuestros conocimientos, competencias, aptitudes y actitudes. Con ella, podemos comunicar confianza, seguridad, seriedad o incluso cercanía.

Luigina Campos, experta en imagen, agrega: “Las reglas básicas en este caso se enfocan también en el uso de la voz, la claridad de la imagen, el uso de las manos y la postura. Además, se deben seguir protocolos de imagen profesional como mirar hacia la persona, sonreír y estar preparados con el tema que corresponde en caso de que tengamos que exponer. Las presentaciones que usemos, al igual que cuando eran presenciales, deben tener gráficas que capten la atención y seguir las mismas recomendaciones para evitar que estén muy cargadas”.

En definitiva, la imagen personal es la suma de su apariencia externa, junto a sus habilidades comunicativas y expresión, además de que refleja cómo nos sentimos.

Karla Echavarría

Deja un comentario