Cada meta es volver al Corazón: Micaela R. Jordán

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DeportesDestacadasEstilo de Vida

Cada meta es volver al Corazón: Micaela R. Jordán

"Para mí, la conexión con el deporte y el movimiento a través de mi propio cuerpo siempre fue una fuente de conocimiento, era algo muy normal que me hacía sentir cada vez más fuerte y capaz", afirma la atleta.

Por Jan Luis Piantini

Tres meses después de haber tenido una operación en el cuello en la ciudad de Montreal, Canadá que duro un poco más de 10 horas, Roberto J. Argüello, nuestro Chairman en Vida y Éxito, conoció al señor Jaime Jordán, quien se había retirado de la banca y buscaba nuevos horizontes. Coincidió que ambos eran coleccionistas de soldados miniaturas y decidieron invertir en una fábrica de sets de ajedrez militares, el cual al día de hoy vende en tiendas tan importantes de Estados Unidos como Scully and Scully. Micaela, de quien escribo hoy, es la nieta del señor Jordán y quien don Roberto conoció desde niña y ha visto como ha crecido, habiéndose convertido en una mujer empoderada.

Me tocó conocer a Micaela cuando vino recientemente a Miami por un tema de negocios y logre entender porque en mi opinión es una persona que amerita se haga esta historia de éxito.

Micaela cuéntenos ¿cómo comenzó su trayectoria como atleta de alto rendimiento?, ¿De dónde nace esa pasión?

Me acuerdo que en el verano de 1995, mi mamá me llevaba en sus brazos hacia el mar, sus pasos eran firmes y con una facilidad indescriptible hizo que me sumergiera debajo de la ola junto a ella. Me tomaba de las manos y dejaba que yo misma me adecuara al movimiento. Fue un movimiento bastante noble y energético. Cerca del corazón de mamá, fue el verdadero inicio de cómo me adapté al continuo movimiento. Así empezó todo.

La primera vez que sentí adrenalina, fue a los 6 años, participaba en una carrera de 100 metros planos.  Antes de la partida, mi mente tornó calma y serena, en cuestión de segundos, me apartó del miedo, nervios y toda sensación de inseguridad que uno normalmente puede llegar a sentir antes de una competencia.

Micaela R. Jordán.

Una vez, que comencé a correr, sentí que mis piernas se movían más rápido de lo usual. Si tendría que describirlo podría resumirlo con una sola palabra, mágico. En ese momento conocí lo que mi cuerpo era capaz de lograr, la velocidad con que me desplazaba se adueñó de mí y quedé enamorada de aquella sensación.

Fui creciendo y aquello que me gustaba experimentar se volvió algo muy común en mí, era simplemente deporte. Mágica palabra, que funcionaba como alimento, energía, poder y libertad. Era como un súper poder. Sea atletismo, básquet o natación, eran mis súper habilidades.

Cuéntenos un poco sobre su trayectoria en el tenis. ¿Fue fácil adaptarse a esta nueva disciplina? o ¿representó un reto más? 

Cuando cumplí 10 años, conocí el tenis, un mundo totalmente nuevo, en donde tuve que aprender a jugar con una determinada estrategia. Dominar la técnica y tratar de perfeccionarla fue tarea ardua, esta disciplina significó un reto mayor, cautivándome completamente. Sin darme cuenta a mis 14 años ya me había convertido en una tenista y empecé un largo camino por las canchas de tenis, las cuales terminaron de moldearme como una verdadera atleta. Por casi 10 años disfruté cada golpe, cada game, cada set, partido, entrenamiento y por supuesto, varias derrotas. Pues así es el deporte, te enseña a enfrentar la frustración y sobre todo a convertir el dolor en poder. Cada disciplina deportiva te alimenta de una manera distinta y nos prepara ante un escenario distinto en los que, sin pensarlo, nuestro cuerpo y mente toman decisiones constantemente.

A los 14 años se había convertido en una tenista.

¿Cómo logró convertirse en una embajadora de Nike?

Sin imaginarlo, cerca a cumplir 22 años y pensando en que era el momento de retirarme del deporte de alto rendimiento y seguir con el modelo tradicional de vida, apareció una oportunidad que le dio un nuevo sentido al deporte. Nike Running, me invitó a formar parte de su equipo de corredores. Fue difícil concebir y a la vez una de las sorpresas más gratas que he tenido en mi vida.  Ellos sin conocerme de manera personal ya sabían quién era yo, quien era Micaela Jordán.

Acepté el reto y junto a un equipo de experimentados atletas peruanos lanzamos el formato más grande de Nike Running en Lima. Y así me convertí en una Pacer del Nike Run Club. Nike, se convirtió en una familia. Aquí pude transmitir toda mi experiencia, conocimiento y motivación a muchas personas que por primera vez iniciaban un proceso de conexión con el running. Cada sesión de entrenamiento, eran kilómetros de aprendizaje para muchos y fue un honor para mi, estar a cargo de la preparación y entrenamiento de muchísimas personas. Fue gratificante poder formar y guiar a muchos corredores en sus primeras carreras de 5, 10 y 21 kilómetros.

Han pasado ya 7 años desde que comenzó esta aventura, y yo, hasta el día de hoy, sigo comprometida con esta marca como ejemplo de excelencia deportiva, con el mismo propósito desde el inicio. Regalar y entregar deporte a todos sin importar género, edad, ni condición socioeconómica.

Micaela forma parte del equipo de corredores de Nike.

Micaela, ¿cuál es su próximo proyecto? ¿Qué quiere lograr?

Para mí, la conexión con el deporte y el movimiento a través de mi propio cuerpo siempre fue una fuente de conocimiento, era algo muy normal que me hacía sentir cada vez más fuerte y capaz. Siempre estuve y estaré dispuesta a seguir aprendiendo a través del deporte para buscar la excelencia. Esa excelencia la voy a demostrar en la maratón, que es la culminación más grande de todo corredor, pues aquí uno evoluciona como ser humano y deportista. El maratonista pone a prueba su cuerpo y su mente. Este año elegí, la Maratón de Berlín, Mayor Marathon, como mi prueba de fuego. Y correré con un sólo propósito, el de regalarle deporte a muchas niñas y mujeres de la Fundación Flama, quienes han carecido de las mismas oportunidades y acceso, que yo he tenido la dicha de tener en el deporte. Serán 42 kilómetros para muchísimas niñas y mujeres de Flama, Fundación que despertó el verdadero sentido del deporte en mi. Porque cada meta es volver al corazón.

 

el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

1 comentario

  • Éxitos para Micaela!! Y también para la revista que acabo de conocer a través de su mensaje, tan positivo y optimista que se refleja en el deporte que ella practica y que tanto ama.
    Espero que el mensaje pueda ser compartido a muchos niñas y niños en el Perú y sea un ejemplo para cambiar vida a través del deporte.
    Muchos éxitos para la revista!!

Deja una respuesta