Zepol: un laboratorio de clase mundial

Revistas de Economía y Negocios en América Central

EntrevistasNegocios

Zepol: un laboratorio de clase mundial

María Alejandra López, CEO de Zepol.

María Alejandra López Yglesias es la CEO de Laboratorios Zepol y tercera generación de esta empresa familiar, que forma parte de la idiosincracia costarricense desde hace más de 70 años.

Hay productos que forman parte de nuestra vida, prácticamente desde que nacemos. Como costarricense, puedo hablar de uno en especial, el Zepol, y que desde que tengo memoria está en el botiquín de mi casa.

Oficialmente se llama ungüento Zepol, y es un producto con un agradable y único olor que se usa para refríos, gripe, congestión nasal y dolores musculares, es decir, ¡prácticamente para todo!

A pesar de que ya es parte de la cultura costarricense, conocía muy poco sobre su origen, y en esta entrevista tuve la suerte de hablar con la CEO del laboratorio fabricante, María Alejandra López Yglesias, quien es la tercera generación de esta empresa.

María Alejandra López, su hermana Ana María López y su padre Alejandro López, quien fue CEO.
de la compañía de 1979 al 2011.

En la entrevista, que por supuesto la hicimos de forma virtual, encontré a una mujer alegre, transparente, apasionada y sobretodo, amante de su familia y su trabajo.

“En los últimos años nos hemos dedicado a investigar un poco más acerca de la historia y para mí ha sido un proceso muy bonito porque es la historia de familia. Es conocer esos primeros pasos de mi abuelo en su natal Venezuela y en Costa Rica”.

En marzo de 1924, Luis Alejandro López, farmacéutico venezolano de apenas 26 años, se dirigía hacia Estados Unidos. Como parte de su trayecto realizó una escala en Puerto Limón, Costa Rica. Durante su estadía ocurrió el terremoto de Orotina el cual generó innumerables daños en la línea férrea, gran cantidad de deslizamientos y suspendió la actividad portuaria, lo que le impidió retomar su viaje.

El sismo destruyó el hostal donde se estaba quedando y perdió todas sus pertenencias, excepto un tubo metálico donde tenía su acta de nacimiento y su título de farmacéutico.

Se quedó en Costa Rica y consiguió trabajo en las bananeras de la costa caribeña, en un comisariato (pequeños centros de abastecimiento) como regente farmacéutico, y viendo las necesidades de los trabajadores por mosquitos, dolores, resfríos y afecciones respiratorias, desarrolló el Zepol. Cuando se fueron las bananeras le dejaron los derechos para seguir utilizando las fórmulas qué creó y desarrolló.

En este país se casó y formó su familia, y en 1939 montó la Farmacia López en San José, el primer lugar en donde empezó a fabricar el Zepol con ese nombre, que es López al revés.

María Alejandra López, CEO de Zepol.

En la Segunda Guerra Mundial, cuando hubo falta de medicamentos, la gente empezó a buscarlo y poco a poco tuvo una demanda difícil de atender desde la farmacia y el 5 de abril de 1950, fundó Laboratorios Zepol.

En 1979, su hijo y sucesor, Alejandro López van der Laat, asumió la Gerencia General y se encargó de liderar la empresa hacia la modernización y la mejora continua. A finales de los años 80 y en los 90 se introdujeronnuevos productos.

Ungüento Zepol.

El Dr. López dirigió la operación de la empresa hasta el 2011, cuando su hija, María Alejandra López Yglesias asumió la Dirección General.

Bajo su liderazgo, Zepol ha internacionalizado sus productos y servicios, y ha reforzado su cultura de innovación, convirtiéndose en uno de sus objetivos estratégicos.

Hoy en día está presente en América Central, Cuba y Estados Unidos, y trabaja arduamente en aumentar sus mercados y lanzar nuevos productos relacionados con la salud.

Si desea leer la entrevista completa, le invitamos a que vea nuestra edición digital aquí.

luisdiego@vidayexito.net

Deja una respuesta