¿Por qué las vacunas contra el Covid-19 se desarrollaron tan rápido?

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Coronavirus

¿Por qué las vacunas contra el Covid-19 se desarrollaron tan rápido?

Las primeras vacunas se aplicarán a personal de la salud y adultos mayores.

Eduardo Ortega-Barría, especialista panameño en la materia , destacó los avances tecnológicos, así como la gran inversión que ayudaron a acelerar la producción de estas vacunas.

Las vacunas contra la COVID-19 se han desarrollado en tiempo récord, una situación que ha sido posible gracias a diferentes factores, informa Panamá América.

Mientras tradicionalmente las vacunas tomaban casi 10 años para completarse, el momento actual ha dado un impulso mayor para agilizar su proceso.

En este caso, la tecnología del ARN mensajero ha permitido obtener resultados eficaces de forma rápida.

Eduardo Ortega-Barría, especialista panameño en la materia , destacó los avances tecnológicos, así como la gran inversión que ayudaron a acelerar la producción de estas vacunas.

“¿Por qué las vacunas de ARN se desarrollaron ‘tan rápido’? 30 años de estudiar ADN y ARN, 17 años de investigación previa con SARS-CoV y MERS; nuevas plataformas tecnológicas. Más de 200 vacunas en estudio,  más 10 mil millones de dólares en inversión, mejores modelos animales y mejor manufactura”, destacó el médico.

La tecnología fue uno de los factores que ayudó a desarrollar la vacuna contra el coronavirus.

Mientras que para lograr una aprobación rápida la clave, según Barría, es el proceso denominado ‘revisión continua’, el cual se inició en octubre.

“Los expertos revisaron datos de estudios preclínicos, ensayos clínicos, controles de fabricación y calidad, muestras del producto y pruebas de la vacuna final”, expuso el médico.

Este desarrollo rápido también ha llevado a un sector de la población a mostrarse escéptico ante los posibles efectos de las vacunas. En este sentido, los impulsores de teorías conspirativas han ganado terreno y propagado información falsa al respecto.

Una de ellas señala la supuesta modificación al material genético. En esta línea, Barría aclaró que esta situación no ocurrirá.

“No, las vacunas de ARN mensajero no van a alterar su ADN. El ARN se destruye a las pocas horas de ser administrado, no entra al núcleo, no se puede convertir en ADN. Sus células producen cientos, si no miles de ARNm todos los días para producir insulina, hormonas, enzimas, etc”, puntualizó Barría.

Fuente: Panamá América

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta