Los niveles de anticuerpos en plasma convaleciente y el riesgo de muerte por COVID-19

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Coronavirus

Los niveles de anticuerpos en plasma convaleciente y el riesgo de muerte por COVID-19

La interpretación de los datos se limita tanto a la estructura abierta del estudio.

Se evaluó que las dosis de plasma presentaban una carga de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 baja, media y alta

Investigadores y colaboradores de Mayo Clinic descubrieron una asociación entre la administración de plasma convaleciente con alta carga de anticuerpos y menores tasas de mortalidad en pacientes internados con COVID-19 sin respirador. Los hallazgos, “Los niveles de anticuerpos en plasma convaleciente y el riesgo de muerte por COVID-19”, aparecieron el 13 de enero de 2021 en el New England Journal of Medicine.

Se trata de un análisis previamente planificado de los datos del tratamiento y de los resultados de 3082 pacientes basados en la mortalidad 30 días después de recibir una dosis de plasma. Se evaluó que las dosis de plasma presentaban una carga de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 baja, media y alta. Los datos se recolectaron durante tres meses de pacientes inscriptos hasta el 4 de julio de 2020 en el Programa nacional de acceso extendido al plasma convaleciente.

Durante el tratamiento, no se conocía la carga de anticuerpos de los tratamientos, que se determinó más tarde. El grupo de pacientes que recibió plasma con una carga baja de anticuerpos presentó la tasa de mortalidad más alta del 29,6 %. La mortalidad para quienes recibieron plasma convaleciente con una carga media de anticuerpos fue del 27,4%. Y aquellos que recibieron una carga alta de anticuerpos mostraron la menor tasa de mortalidad, del 22,3%. En el estudio también se observaron resultados más positivos para aquellos pacientes que recibieron el plasma dentro de los tres primeros días de internación. No hubo ningún efecto sobre la mortalidad de los pacientes con respirador.

La interpretación de los datos se limita tanto a la estructura abierta del estudio.

Los pacientes seleccionados para recibir plasma convaleciente tenían 18 años o más, estaban internados por el síndrome respiratorio agudo grave coronavirus 2 (SARS-CoV-2, por sus siglas en inglés) y tenían COVID-19 grave o mortal, o era posible que la enfermedad fuera en ese camino. La cohorte de pacientes provino de 680 instalaciones de atención médica para agudos de todo el país. El 61 por ciento de ella eran hombres y el 39 por ciento, mujeres; el 47 por ciento eran blancos, el 37 por ciento eran hispanos y el 26 por ciento eran negros, y el 69 por ciento, menores de 70 años. De un total de 3082 pacientes, 2014 no recibían ventilación pulmonar antes de la transfusión de plasma convaleciente.

Los investigadores observan que los resultados fueron limitados por cantidades reducidas de datos sobre los anticuerpos, formularios de recolección con datos resumidos, detalles imprecisos sobre la relación entre el uso de otros medicamentos y la transfusión de plasma y la ausencia de datos por la naturaleza de un registro nacional. Además, afirman que la interpretación de los datos se limita tanto a la estructura abierta del estudio, es decir, que existen instrucciones o controles limitados de administración, como a la no elaboración de un ensayo clínico aleatorizado.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta