• septiembre 6, 2022

Por un mundo libre de humo

Por un mundo libre de humo

Gregoire Verdeaux, vicepresidente senior de Asuntos Externos de Philip Morris Internationa asegura que los productos de tabaco sin combustión pueden “realizar cierto bien, de manera rápida y sin costo para quienes pagan impuestos”.

Verdeaux habló en video conferencia con Vida y Éxito, desde la ciudad de Miami, a donde acudió para participar en el 2022 Concordia Americas Summit, organizado en colaboración con la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cumbre que reúne a líderes de todas las industrias, sectores y geografías para enfrentar los desafíos y oportunidades que enfrenta el hemisferio occidental en general.

El representante de Philip Morris International se refirió a los esfuerzos que realiza la industria internacional del tabaco para lograr un mundo libre de humo.

Por favor, refiérase al avance tecnológico que ha presentado la industria tabacalera para incentivar a los fumadores de tabaco quemado a dejar de fumar, para evitar que otros no fumadores lo hagan, y para que quienes lo hacen y evitan dejarlo, lo hagan con el menor impacto negativo en su salud.

Podría decir que las tres preguntas representan la base de la transformación del negocio que Philip Morris International ha llevado a cabo durante los últimos 15 años, pues la investigación sobre cómo proveer a los fumadores de cigarrillos con alternativas menos dañinas ha sido un viaje muy largo.

Philip Morris ha invertido más de US$9 billones en investigación y desarrollo para ser capaz de proveer algunas de estas alternativas.

Creo que la mejor manera de describir este viaje es como un viaje de realineación, realineación con la sociedad, con las necesidades de los consumidores y con los gobiernos. Si me refiero a los gobiernos es porque obviamente están a cargo de controlar el tabaco, y obtienen muchos impuestos provenientes de esta industria, lo cual nunca queda fuera de la conversación con ellos, pero, por supuesto, tienen el mandato de tratar de controlar el consumo de tabaco.

Esta realineación que Philip Morris inició y que ha desarrollado durante muchos años ya, comienza con eso, con decir que estamos de acuerdo con que, en términos de cigarros, la mejor vía es evitar fumar y, si la gente ya empezó, la mejor alternativa es dejar de hacerlo.

Entonces, la pregunta es qué hemos hecho, porque en la vida real, y aquí tenemos décadas de décadas de investigación sobre este tema, la gran mayoría de fumadores, una vez que han iniciado a fumar cigarros, nunca dejan de hacerlo.  Realizan muchos, muchos intentos, pero con poco éxito, incluso con el apoyo de productos farmacéuticos, como las terapias de reemplazo de nicotina, pero su efectividad es limitada y decrece con el transcurso del tiempo. Ahí es donde ingresa el concepto de reducción del daño, un concepto moderno que se encuentra en muchas industrias hoy, como en las bebidas carbonatadas, grasas saturadas y, si tengo que mencionar, la más espectacular que son los motores de combustión en la industria automotriz. La pregunta aquí es cómo reducir el impacto y el daño de esa actividad. Para hacer una comparación, la industria automotriz, en un espacio de pocos años, se trasladó del motor de combustión a los eléctricos, de Diesel a Tesla, y ese es exactamente el tipo de camino que estamos tomando nosotros, al proveer a los fumadores que evitan dejar de hacerlo, con alternativas menos dañinas.

¿Qué acciones concretas se llevan a cabo en este sentido?

Hemos puesto la fuerza de todo nuestro motor comercial detrás de esto, lo que significa que tratamos realmente de poner estas alternativas en el mercado de la forma correcta, es decir, que están claramente creados para adultos fumadores que de otra manera continuarían haciéndolo, porque queremos evitar que estos productos terminen en las manos y bocas de los jóvenes. Todo el propósito es empoderarlos con una mejor opción y evitar ponerlos frente a ese muro con el mensaje de “Deje de fumar o muérase” escrito en él, para demostrarles que hay una salida.

Concretamente, en muchos países alrededor del mundo, trabajamos con los gobiernos para tratar de diseñar esa vía para los fumadores. Es un trabajo difícil, porque a veces tiene gente que ha fumado cigarrillos por décadas que están acostumbrados a cierto producto, a cierto ritual y es complejo dirigirlos hacia algo diferente.

También es difícil, porque enfrentamos, de manera desafortunada pero muy relevante para Latinoamérica, la competencia injusta de cigarrillos ilícitos. Al respecto, Latinoamérica está afectada al tener, en la Zona Libre de Comercio de Colón, en Panamá, un campeón mundial en tráfico de cigarrillos. Solo para darle un ejemplo, de diez cigarrillos en el mundo uno es ilícito, pero en Latinoamérica son tres de cada diez. Entonces, hace nuestra tarea aún más difícil, porque obviamente si tiene cigarrillos ilegales baratos disponibles en cada esquina, esto dificulta la tarea de alejar a los fumadores de los cigarrillos, pero trabajamos con los gobiernos para tratar de diseñar rutas para fumadores.

Ya mencionó cuánto ha invertido en Investigación y Desarrollo para lograr este objetivo. Por favor, hable sobre la importancia que tiene el proceso de investigación y desarrollo para alcanzar su objetivo.

En nuestro caso, una gran parte de la inversión ha sido en estudios científicos, porque es imposible afirmar que estos productos son menos dañinos, al menos que esté basado en evidencia científica, por lo que hemos hecho comisionado investigación, revisada y disponible para que la comunidad científica la analice y también hemos visto ciencia independiente, desligada de nosotros, analizando este tema y, luego, la evidencia es sometida a los reguladores. Algo que ha sido un paso importante en el viaje ha sido la decisión de autorización de la FDA sobre uno de nuestros principales productos de tabaco calentado, IQOS, porque la FDA nos ha autorizado a poner este producto en el mercado bajo la afirmación de que es un producto que reduce masivamente la exposición a los elementos tóxicos que existen en el fumado de cigarrillos. Eso es un paso muy importante en el camino porque significa algo muy simple: esto es un producto diferente a un cigarrillo. Además, si usted es fumador de cigarrillos, debería considerar este producto, precisamente por la exposición reducida. Todavía trabajamos con la FDA consiguiendo evidencia de varios mercados internacionales, principalmente de Japón y países europeos, para que puedan refinar su evaluación del producto. Por cierto, más allá de la FDA, que es un regulador muy creíble y con mucha influencia, también tenemos la misma discusión y los mismos resultados en otros lugares del mundo, en Europa, en particular. Por lo tanto, nuestro pensamiento central detrás de nuestras inversiones es el de apoyar mediante la ciencia.

¿Hacia dónde se dirige la industria en el futuro?

Bueno, la industria del tabaco, basada en los cigarrillos es fundamentalmente un negocio en decadencia. Creemos que lo que estamos inventando es el futuro de la industria del tabaco. En PMI, estamos viendo más allá de esto, estamos viendo más allá de la nicotina y estamos comprometidos con nuevas empresas y nuestra visión es que, al final del 2025, nos dará más de US$1 billón en ingresos. Es una visión de varias dimensiones, pero fundamentalmente estamos hablando de bienestar y cuidado de la salud. Y aquí estamos hablando de productos que ayudarán a la gente a dormir, con energía, con calma y estamos construyendo sobre el conocimiento que tenemos acerca de la inhalación. Las terapias de inhalación son una vía muy prometedora para mejorar el bienestar de la gente y así de rápido y largo es el camino de PMI. Usted lo sabe muy bien, algunas veces la inversión privada se puede mover de manera más rápida, grande y fuerte que las políticas públicas y el papel de mi equipo es asegurarnos de que los gobiernos se pongan al día con lo que está pasando con la inversión privada y las demandas de los consumidores.

¿Algo más que le gustaría resaltar para concluir la entrevista?

Solamente que me gustaría ir a Costa Rica mañana.

Es un país muy bonito, a mí me gusta mucho. Espero que tenga la oportunidad de visitarlo.

Absolutamente.

Esta región de Centroamérica es muy bella y rica, desde la perspectiva humana y social. Desafortunadamente, todo lo que hemos discutido aquí se está quedando un poco atrás. Aquí es donde hay una paradoja, porque usted tiene países productores de tabaco, en algunos casos durante mucho tiempo, así que hay una amplia aceptación del tabaco en la cultura y la prevalencia del fumado es un problema secundario que estos países tienen y, cuando combina los dos, termina con algo que, desde la perspectiva gubernamental, carece de prioridad en la agenda y yo, habiendo sido oficial gubernamental, lo entiendo perfectamente. Pero, lo que les digo y lo que tratamos de llevar al campo de la opinión pública, es que se puede realizar cierto bien, de manera rápida y sin costo para quienes pagan impuestos, generando más impuestos. Cierto bien es mejor que ninguno y se puede realizar de manera rápida. Latinoamérica puede necesitar buenas noticias, incluso algunas muy específicas como esta, en la cual puede alejar a la gente de los cigarros rápidamente.

 Usted dijo que la región está rezagada. IQOS fue aceptado y se está vendiendo en Costa Rica y Guatemala. ¿Qué tan rezagada está la región en ese sentido?

Usted tiene toda la razón.  Pocos mercados están cerrados. Solo algunos lo están. Un gran mercado como Brasil está cerrado a este tipo de alternativas, lo que significa que en el corto plazo la gente puede seguir fumando cigarrillos porque, como lo mencionamos, la gente difícilmente lo dejará. Pero es realmente un problema hacer una prioridad esta transición de alejarse del cigarrillo, algo que se refleja en la regulación, en los impuestos y en la forma en que se ataca el problema de los cigarrillos ilícitos. Todo esto junto es lo que está fallando hasta ahora, pero tenemos grandes esperanzas de que los gobiernos latinoamericanos vean la oportunidad de esa oportunidad de cambiar las cosas de una vez por todas porque esto es algo sencillo, ya está sucediendo en una serie de países alrededor del mundo y el primer paso es abrirse a la posibilidad de tener mejores alternativas para los fumadores adultos que evitan dejarlos. Una vez que haya tomado ese primer paso, el mercado se encargará del resto. Los mercados y la demanda de los consumidores, cuando una necesidad ha sido insatisfecha, son una cosa maravillosa y sucede de manera muy rápida.

Gregoire Verdeaux, vicepresidente senior de Asuntos Externos de Philip Morris International. Crédito PMI.

Gregoire Verdeaux, vicepresidente senior de Asuntos Externos de Philip Morris International

Verdeaux es vicepresidente senior de Asuntos Externos desde septiembre del 2020. Se incorporó a Philip Morris International desde Hering Schuppener, donde era socio. Antes de este puesto, fue director de Política Internacional en Vodafone del 2014 al 2019. En este puesto, creó un nuevo equipo centrado en dotar a la empresa con estrategias regulatorias integradas y supervisó la coordinación de políticas, lobby, antimonopolio, cumplimiento y otras actividades, dando soporte a los mercados de Europa, África y Asia. Fue director de política europea en Electricité De France (EDF) entre el 2011 y el 2014. Fue jefe de gabinete adjunto del presidente de Francia entre el 2008 y el 2011. Del 2005 al 2008, ocupó varios puestos en las Naciones Unidas. Fue asesor jurídico y para Europa del Ministro de Asuntos Exteriores francés del 2004 al 2005. Antes de este cargo, desde el 2001, fue asesor de gabinete en la Comisión Europea. Fue administrador del Senado francés entre 1998 y el 2000, y asesor del ministro francés de Asuntos Europeos de 1995 a 1997. Verdeaux es licenciado por la Universidad de Auvergne, la Universidad de Oklahoma y Sciences Po.

Philip Morris International (PMI)

Fundación: 1847.

Fabricante y comercializador de productos de tabaco y de tabaco calentado.

Participación de los productos sin humo en sus ventas (primer trimestre 2022): 30%.

Colaboradores: 73.500 en todo el mundo.

Mercados en los que tiene presencia: 180 países.

Fuente: https://www.pmi.com/markets/ecuador/es/sobre-nosotros/pmi

Últimas entradas de Arturo Castro (ver todo)

Etiquetas: cigarros / Gregoire Verdeaux / mundo libre de humo / philip morris international

Recomendaciones sobre este tema

En cuatro años de IQOS en Guatemala, se han dejado de encender más de 100 millones de cigarrillos tradicionales

En cuatro años de IQOS en Guatemala, se han dejado de encender más de 100 millones de cigarrillos tradicionales

Más de 15.000 personas han dejado el cigarrillo, optando por alternativas como IQOS, el calentador de tabaco de…
Philip Morris Guatemala anuncia la introducción de IQOS en los Estados Unidos

Philip Morris Guatemala anuncia la introducción de IQOS en los Estados Unidos

El lanzamiento de IQOS en los Estados Unidos es un hito histórico al poner a disposición nuevas opciones…