• enero 14, 2022

Jaime Jordan, detrás de la historia y el arte de las miniaturas

Jaime Jordan, detrás de la historia y el arte de las miniaturas

Convirtió una habilidad que aprendió de pequeño en un negocio con implicaciones históricas.

Por Milagros Sánchez Pinell

“Tú tienes que hacer lo que hacías en tu infancia, así estarás contento”, le dijo su esposa Sara a don Jaime Jordan cuando se retiró de trabajar del Banco Agrario de Perú, en el año de 1990.

Fue así que decidió retomar su afición de niño en elaborar soldaditos de metal para mantener la mente ocupada. Una habilidad que adquirió cuando tenía 7 años, junto a sus hermanos mayores, pero que además le ayudó a ser el mejor alumno de su colegio en las clases de Historia y Geografía.

Sin embargo, el destino le tenía preparado todavía algo más grande. Y aquel tablero sobre la batalla de Waterloo, que le regaló para navidad a su sobrino Joe Jordan, llamó la atención de Roberto J Argüello, chairman de la revista Vida y Éxito, quien con su fino olfato para apreciar talentos que deben promoverse, decidió invitarlo a Miami y conocer más de él y de su trabajo.

De ese encuentro ya han pasado más de veinte años, y a través de Miniaturas Colecciones Militares han elaborado miles de figuras en miniaturas, que recrean las historias de grandes batallas en el mundo en tableros de ajedrez, con el apoyo de las manos laboriosas de artesanos peruanos.

Detalle de las miniaturas de Jaime Jordan sobre la Guerra Civil de Estados Unidos.

“Fue un encuentro de destinos que verdaderamente nunca imaginé. Ha sido una bendición de Dios conocer gente como Roberto, su hijo Roberto Jr. y sus clientes, con los que hemos trabajado tantísimos años. Nos conocimos en circunstancias especiales, él estaba en un proceso de recuperación de una enfermedad muy complicada y yo me estaba jubilando en mi puesto de trabajo en el banco”, rememoró.

Para don Jaime es muy importante mantener viva la historia de las grandes hazañas apegada a la fidelidad de los hechos. Un trabajo que se lo ha tomado muy en serio, dedicándole largas horas de investigación y documentación de acontecimientos históricos.

“Si se olvida la historia se pierden valores. Desgraciadamente en el mundo a veces se adultera la historia por intereses privados o por intereses de grupos, por eso hay que contarla con la verdad. Hoy en día, en Perú los niños y los jóvenes desconocen los nombres de los héroes porque se han cambiado los currículos, la educación está dirigida en otro sentido y se ha dejado a un lado lo profundo del ser de la patria y eso lo puedes ver en distintos países”, dijo.

Y es gracias a su entusiasmo por rescatar la historia y talento que en el año 2009 ganó el Premio Adulto Mayor Emprendedor que realiza Prima AFP y la Asociación Adulto Feliz en Perú.

Detalle de las miniaturas de Jaime Jordan sobre la Guerra Civil de Estados Unidos.

Un negocio prolífero

Hasta hoy, don Jaime contabiliza más de 50 modelos de sets de ajedrez, compuestos por una caja tablero de madera caoba con 32 piezas fundidas en estaño. Cada una es pintada a mano y las piezas tienen una base de madera pintada de color negro o color natural.

Los sets se venden en las tiendas más famosas de Estados Unidos como Scully and Scully en Nueva York, donde puede encontrar la Guerra Civil de Estados Unidos, las Cruzadas, Enrique VIII y Napoleón versus Wellington.

También ofrecen sets de ajedrez de la Batalla de Junín y la batalla de San Jacinto en Nicaragua.

Además el negocio produce réplicas de personajes históricos como: Cid Campeador, José Martí, Simón Bolívar, Francisco Morazán, los padres de la patria de República Dominicana: Juan Pablo Duarte, Francisco del Rosario Sánchez, Ramón Matías Mella y Gregorio Luperón. De Nicaragua están el poeta Rubén Darío, Ramón Montoya Acevedo y Rafaela Herrera y el héroe nacional de Costa Rica, Juan Santamaría, entre otros 100 personajes más.

Jaime Jordan.

“Son 23 años de un trabajo arduo y prolífico en donde creo que el éxito de esta labor ha sido la conversación, el diálogo permanente, las experiencias de Roberto y la mía para poner en el tapete la realidad”, manifestó.

Quién hubiera imaginado, que aquellos soldaditos de metal que don Jaime vendía todos los domingos a 10 “centavitos” de sol en el mercado se convertirían en un producto de calidad única.

Don Jaime, nacido en Chincha Alta, del departamento de Ica en Perú, además de ser un entusiasta historiador y emprendedor, es graduado de ingeniero agrónomo en la Escuela Nacional de Agricultura La Molina, actualmente Universidad Agraria.

Por más de tres décadas trabajó en el Banco Agrario, ocupación que le permitió conocer cada rincón de su país, donde desempeñó diferentes cargos, desde inspector de campo hasta gerente central de promoción y desarrollo.

Detalle de las miniaturas de Jaime Jordan.

“Gracias a Dios he trabajado en todo el Perú, en la selva trabajé durante 11 años, en la sierra otros 11 años y en todo el resto en la costa, desde el norte hasta el sur”, detalló.

Tras su retiro, retomó su pasión de niño con el apoyo de su esposa y sus hijas, Viviana, Roxana y Carla. “Ellas se comprometieron conmigo y comenzamos a armar este ensamblaje, hasta que conocí a Roberto y a partir de ahí iniciamos unos años largos de trabajo”.

En estos más de veinte años de Miniaturas Colecciones Militares también les ha permitido ser sustento de muchos hogares peruanos, ofreciendo plazas de trabajo a talentosos artesanos.

Don Jaime de 89 años, recién cumplidos, enviudó hace diez años y recuerda con nostalgia el apoyo cariñoso de doña Sara.

“Mi esposa tuvo un papel fundamental, ella me incentivó. Hay que escuchar a las esposas.  En el matrimonio el 50 por ciento de la responsabilidad es del esposo y el otro de la esposa, ni medio más, ni medio menos. Se debe de hacer lo que nace en el corazón”, expresó.

Detalle de miniaturas de las Cruzadas.

Desde el fallecimiento de doña Sara, don Jaime hace labor de misionero en una parroquia en la ciudad de Callao.

El negocio actualmente está en manos de sus hijas, cada una a cargo de diferentes actividades lo que le da “mucha alegría y consistencia”, aunque siempre cuentan con sus consejos oportunos.

También sus nietos Natalia, Micaela, Rodrigo (hijos de Roxana) Belén (hija de Viviana), Macarena, Mateo y María Fe (hijos de Carla) son un soporte especial en su vida, algunos de ellos involucrados en el negocio Miniaturas Colecciones Militares.

“Mis hijas han tomado con verdadero cariño este negocio. Incluso ya mis nietos se involucran en él y eso es bueno porque garantiza que este proyecto tenga permanencia en el tiempo”, concluyó.

Etiquetas: artesano / miniaturas / Perú

Recomendaciones sobre este tema

Fintech guatemalteca Amigo PAQ levantó US$5 millones para el desembolso de microcréditos de capital de trabajo

Fintech guatemalteca Amigo PAQ levantó US$5 millones para el desembolso de microcréditos de capital de trabajo

Amigo PAQ permite a sus usuarios acceder a un financiamiento desarrollado a la medida.
PROCOMER detecta potencial para los servicios costarricenses de arquitectura, ingeniería y construcción en Perú

PROCOMER detecta potencial para los servicios costarricenses de arquitectura, ingeniería y construcción en Perú

Para construcción sostenible existe un nicho de mercado, considerando las diferentes políticas, leyes y normas del gobierno peruano…
Planta de Coca-Cola en Costa Rica abre nuevo mercado de exportaciones de la empresa  a Perú

Planta de Coca-Cola en Costa Rica abre nuevo mercado de exportaciones de la empresa a Perú

En la planta de concentrados de la empresa, ubicada en Liberia, Guanacaste, se produce la base de la…