Sáenz & Asociados cumple 40 años

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Negocios

Sáenz & Asociados cumple 40 años

Miembros de Sáenz y Asociados.

La firma de profesionales del derecho fue fundada en El Salvador en enero de 1979 y ahora cuenta con operaciones en Centroamérica.

Cuatro décadas han pasado desde que los hermanos Sáenz, Humberto y Mario Enrique, decidieron fundar la firma de abogados Sáenz & Asociados; una empresa salvadoreña que ahora cuenta con operaciones en la región centroamericana y ha llevado a buen término arbitrajes internacionales y casos emblemáticos de fusiones y adquisiciones corporativas.

“Este proyecto yo siempre lo pongo en perspectiva desde 1947 cuando mi padre, el doctor Humberto Sáenz, se graduó de abogado de la Universidad de El Salvador. Con el paso de los años, al iniciar su familia, él siempre dijo que no se hubiese imaginado que para el futuro había creado una dinastía de abogados”, recordó con nostalgia Mario Enrique, quien tras la muerte de su hermano mayor, asumió el liderazgo de la familia y de la compañía.

Y es que los Sáenz ya acumulan tres generaciones de profesionales dedicados a la abogacía. Cuatro de los seis hijos de don Humberto se convirtieron en abogados; y la mayoría de los hijos de estos también demostraron su interés en las leyes y ya se han incorporado al negocio.

Miembros de Sáenz y Asociados.

El presidente de Sáenz & Asociados explicó que la firma nació en enero de 1979 bajo el nombre de “Consultores legales y de auditoría”, brindando servicios junto a una empresa de contadores, “como estaba de moda en aquella época”. En ese momento comenzaron especializándose en atender clientes de la industria de la construcción, bancos y asociaciones de ahorro y préstamo nacionales.

Sin embargo, a mediados de 1996/1997, al asomo de una contracción económica de la construcción, la firma se vio obligada a revisar sus planes a futuro y buscó cómo no depender exclusivamente de un sector. Así, las áreas de práctica se internacionalizaron y abarcaron otros rubros como las telecomunicaciones, gas y energía, finanzas, seguros, servicios, industria farmacéutica, tecnología, distribución de productos, turismo, transporte y aeronáutica, entre otros.

Pero para 2012, la compañía optó por dar su primer paso hacia la regionalización directa y en lugar de trabajar con socios corresponsales abrió oficinas en Guatemala, Costa Rica, Nicaragua y Honduras.

El abogado reconoció que estos 40 años han hecho que la firma evolucione y la han conducido a implementar una organizada capacidad de respuesta para sus clientes. Su principal característica, dijo, es su férrea disciplina en términos de oportunidad y puntualidad.

Al mismo tiempo, agregó, el ejercicio del derecho, más allá de volverse más difícil, se ha convertido en polifacético.

“La forma de hacer negocios y el avance de la tecnología impone a las firmas de abogados la necesidad de tener especialistas en determinadas áreas. En 1947, los abogados eran todo, hasta psicólogos de los clientes; pero a esta alturas ya no podemos ser como antes, la especialización se impone”, insistió.

En ese sentido, la última generación de abogados de Sáenz y Asociados, sobre todo, entraron en un proceso de capacitación académica de alto nivel; de manera que los profesionales jóvenes transitan en el camino para obtener maestrías y doctorados en áreas especializadas.

En su trayectoria, el bufete y sus fundadores y socios han acumulado reconocimientos y triunfos en casos emblemáticos.

Sáenz & Asociados, por ejemplo, participó en la compra de las operaciones de Bell South Nicaragua a Telefónica de España; en el traspaso de la operación de McDonald’s de un operador salvadoreño a uno guatemalteco; en la venta de una empresa salvadoreña de la industria del corrugado a un grupo de inversionistas panameños; y asesoró a Cervecería Salvadoreña en el proceso de desinversión y adquisición de las marcas de cerveza Suprema y Regia.

Y por su labor en litigios y arbitrajes, la firma ha recibido menciones internacionales en publicaciones como Chambers Latin America 2018 como el primero en la región en resolución de disputas y en Latin Lawyer 2018 por la forma en que ha ganado casos para el Estado de El Salvador.

Asimismo, el año pasado, Mario Enrique fue reconocido por la Universidad Salvadoreña Alberto Masferrer como Abogado Meritísimo de la República.

Fuente: El Salvador.com

 

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta