• octubre 29, 2021

Colaboración para la innovación farmacéutica

Colaboración para la innovación farmacéutica

Para la industria farmacéutica, la crisis de salud vino no solamente a reinventarla sino a recordarnos a todos la importancia de la innovación y la colaboración.

Por Sandra Cifuentes, Area Lead LatAm

La aparición del COVID-19 ha significado retos a nivel mundial, al ser una situación inédita que ha incidido en cada uno de los aspectos de nuestras vidas. A diferencia de otras crisis, la pandemia ha afectado a las personas sin importar su ubicación geográfica, edad, creencias o sexo. Los distintos sectores han tenido que enfrentarse globalmente a cambios estructurales, sociales y tecnológicos, para los cuales muchos no estaban todavía preparados.

Sandra Cifuentes, Area Lead LatAm.

Para la industria farmacéutica, la crisis de salud vino no solamente a reinventarla sino a recordarnos a todos la importancia de la innovación y la colaboración. El sector ha demostrado una excepcional capacidad de resiliencia y se articuló una sólida cooperación entre la industria biofarmacéutica, los gobiernos, los centros de investigación y la academia, para afrontar una necesidad sanitaria nunca vista y un reto en la producción y distribución sin precedentes.

El foco en los pacientes y en la urgencia de desarrollar un tratamiento para combatir al virus del SARS-CoV-2, impulsó una colaboración inédita para desarrollar una vacuna en un tiempo récord que, de manera desarticulada, no habría sido posible. Gracias a distintas alianzas, se logró en tan solo 10 meses lo que normalmente tardaba hasta siete años: desarrollar un biológico, probarlo clínicamente, lograr las aprobaciones necesarias y llevarlo al mercado. La industria farmacéutica ha estado a la altura de las circunstancias y es importante seguir por este camino y no distraernos de nuestra misión de desarrollar tratamientos para padecimientos clave de la región.

Una gran noticia es que la crisis disparó las inversiones en investigación y desarrollo. La industria debe continuar con el momentum para beneficiarse a mediano y largo plazo de la experiencia adquirida durante la emergencia sanitaria. Ha quedado demostrada no solo la necesidad de valorar y favorecer entornos para el desarrollo de la innovación sino también la necesidad de tener países con industrias locales más autosuficientes y mejor coordinadas, para poder evolucionar hacia un mercado farmacéutico regional que nos abrirá las puertas a nuevas oportunidades. Una colaboración latinoamericana y mundial permitirá satisfacer mejor las necesidades farmacéuticas no solamente a largo plazo, anticipándose a escenarios futuros que sin lugar a duda seguirán incluyendo crisis sanitarias y nuevas pandemias, pero también a corto y mediano plazo para atender las enfermedades que ya están entre nosotros.

Aunque en 2020 se suspendió alrededor del 80% de los ensayos clínicos de medicamentos no relacionados con el COVID-19, la realidad es que los pacientes con cáncer, por ejemplo, no pueden esperar a que termine la pandemia y tenemos el compromiso de seguir empujando para ofrecer soluciones y garantizar el acceso a todos aquellos que están luchando. Como empresas en salud global, nuestras prioridades son y deben seguir siendo nuestros pacientes, clientes y colaboradores. Sin importar el momento que estemos viviendo, nuestro principal compromiso debe ser el trabajar en tratamientos innovadores, por lo que debemos ser verdaderos aliados y crear redes con los actores clave del sector salud, con el objetivo de que cada vez más personas puedan recibir la atención de calidad que necesitan.

El COVID-19 nos obligó a todos a acelerar el paso y no podemos volver al modelo del que veníamos. Estamos creando un futuro en el cual las enfermedades sean parte del pasado. Debemos mantener el nivel de entrega y la capacidad de afrontar escenarios que nunca habíamos visto porque las lecciones aprendidas en el último año y medio están cambiando la cara de la investigación futura. Con una profunda responsabilidad hacia las personas a las que servimos, quienes formamos parte de la industria farmacéutica trabajamos incansablemente para avanzar y mejorar la forma en que se descubren, desarrollan y fabrican los medicamentos y ofrecer mejores perspectivas de acceso. Si los pacientes ganan, nuestros sistemas de salud ganan y nuestros países progresan.

Etiquetas: Area Lead LatAm / COVID-19 / industria farmacéutica / Sandra Cifuente

Recomendaciones sobre este tema

Fortalecimiento de protocolos sanitarios y mayor seguridad en centros hospitalarios es el legado del COVID-19 en Costa Rica

Fortalecimiento de protocolos sanitarios y mayor seguridad en centros hospitalarios es el legado del COVID-19 en Costa Rica

Lavado de manos, zonas de desinfección, implementación de equipos de protección y el ingreso de menos personas a…
Agencia Europea de Medicamentos acepta comercialización condicional de Moderna para vacuna ómicron

Agencia Europea de Medicamentos acepta comercialización condicional de Moderna para vacuna ómicron

La presentación sigue a la aprobación de Spikevax bivalente Original/Omicron BA.1 (ARNm-1273.214), una vacuna de refuerzo bivalente dirigida…
5 beneficios de los seguros de viaje para las empresas

5 beneficios de los seguros de viaje para las empresas

Hoy, más de 40 países exigen seguro de viaje para extranjeros con cobertura para el COVID-19, incluyendo algunos…